Comisión legislativa dictamina afirmativamente crédito rápido por $504 millones con el FMI

Legisladores quieren ver negociaciones prediseñadas por el Gobierno con el FMI antes de aprobar definitivamente el empréstito.

Los legisladores de la Comisión de Hacendarios dictaminaron afirmativamente y de forma unánime el proyecto de ley que autorizaría el crédito rápido con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por $504 millones (alrededor de 290 mil millones de colones); pero también solicitaron a la ministra de Planificación, Pilar Garrido, las medidas concretas que ya tiene diseñadas el Gobierno en su negociación con el FMI y la ruta integral de reactivación económica y consolidación fiscal.

El préstamo para apoyo presupuestario en la atención de la emergencia por el COVID-19 inicialmente es por $504 millones; pero por el tipo de cambio el monto ya llega a los $515 millones, los cuales serán entregados en un solo tracto.

Antes de aprobarlo, los legisladores aprobaron una moción que obliga a girar al menos un 10% de los recursos a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) para amortizar parte de la deuda que el Estado tiene con esa institución.

Ahora el proyecto seguirá su trámite ordinario en Plenario y requiere de 38 votos para ser aprobado.

Quieren conocer negociaciones prediseñadas

La ministra Garrido compareció hoy ante la Comisión de Asuntos Hacendarios para referirse al crédito. El Poder Ejecutivo insiste en que éste se apruebe para atender la emergencia y para empezar a negociar un acuerdo adicional con el FMI, conocido como Stand-By Arrangement.

La diputada liberacionista Ana Lucía Delgado dijo que le parecía vital tener la hoja de ruta económica y fiscal del Gobierno y las negociaciones prediseñadas con el FMI para el apoyo de Stand-By.

El legislador José María Villalta consultó sobre los compromisos adicionales que adquiere el país con el Fondo, además de pagar el préstamo. Pidió copia del plan de consolidación con las medidas concretas y preguntó qué es lo que tiene diseñado ya el Gobierno y cómo será el proceso y la mecánica del diálogo.

La ministra, por su parte, señaló que esta semana el Gobierno anunciará los detalles del proceso de diálogo. Insistió en que el crédito no tiene condicionamientos, sino que se otorga por la ruta de consolidación fiscal que el país ha venido desarrollando y abre acceso a otros instrumentos crediticios para hacer frente al 2021: uno con el BID por $250 millones  y un financiamiento adicional con el Banco Mundial por $300 millones.

Según Garrido, no han empezado a negociar nada, solo a conocer el instrumento. El compromiso que hay de parte del país es asumir una ruta de consolidación fiscal y alcanzar en el 2024 un superávit primario del 2,2, detalló.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments