País

Comisión de Hacendarios aprueba presupuesto extraordinario para pagar vacunas contra COVID-19

El monto total que el Gobierno está destinando a compras de vacunas e insumos es de $77.427.904 o aproximadamente ¢47.231 millones.

Después de varias consultas, los diputados de la Comisión de Hacendarios de la Asamblea Legislativa aprobaron esta noche de forma unánime un primer presupuesto extraordinario por ¢40.500 millones, para pagar las dosis de vacunas contra el COVID-19 a las farmacéuticas Pfizer, AstraZeneca y el mecanismo COVAX de la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de los insumos necesarios para el proceso de vacunación.

El año pasado la Asamblea Legislativa aprobó un presupuesto extraordinario de ¢7.200 millones para los adelantos de las primeras compras de vacunas contra el COVID-19.

Según detallaron esta mañana representantes de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología, 2.037.600 dosis de las vacunas que se recibirán mediante el mecanismo COVAX permitirán vacunar a 1.018.800 personas (20% de la población) y costarán $21.496.680. Las 1.092.000 dosis de AstraZeneca permitirán vacunar a 546.000 personas (11% de la población) y costaron $5.460.000. Y las 3.000.075 dosis de Pfizer se están usando para vacunar a 1.500.038 personas (29% de la población) y costaron $36.000.000.

El presupuesto aprobado hoy en comisión incluye 1.281.600 dosis para vacunar a 640.800 personas más que no están dentro de los grupos prioritarios. Estas tienen un costo de $13.520.880 (alrededor de ¢8.247 millones) y permitirán vacunar a un 12% adicional de la población.

El monto total que el país está destinando a compras de vacunas e insumos es de $77.427.904 o aproximadamente ¢47.231 millones.

Los recursos contenidos en este presupuesto se financiarían mediante la emisión de títulos valores de deuda interna.

Antes de dictaminar el presupuesto, los diputados aprobaron una moción para que la auditoría interna de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) evalué cada tres meses el mecanismo usado en la compra de las vacunas; y otra para que, en caso de que se acceda a mejores fuentes de financiamientos con organismos internacionales, se rebaje el mismo monto en la deuda interna mediante la presentación de un presupuesto extraordinario.

 

Ir al contenido