País

Comisión de Género del Poder Judicial urge designar una magistrada en la Sala Constitucional

El grupo, integrado por veinticuatro personas representantes de distintos órganos del Poder Judicial recordaron que el cargo fue previamente ocupado hasta diciembre del 2021 por una mujer y que elegir a un hombre profundizaría aún más la brecha de género en la Sala IV.

La Comisión de Género del Poder Judicial, urgió a la Asamblea Legislativa a designar a una mujer como magistrada en la vacante disponible en la Sala Constitucional, que está en proceso de elección.

La mencionada comisión emitió un comunicado el pasado viernes 1 de abril en el que manifestó la necesidad de que el puesto sea llenado con una de las candidatas postuladas y entrevistadas por la Comisión de Nombramientos de la Asamblea Legislativa, «quienes han demostrado contar con los atestados, la experiencia y la idoneidad requeridos».

El grupo, integrado por veinticuatro personas representantes de distintos órganos del Poder Judicial (dieciocho mujeres y seis hombres) recordaron que el cargo fue previamente ocupado hasta diciembre del 2021 por una mujer. La magistrada Nancy Hernández abandonó el puesto pues fue electa como jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

«El nombramiento de un hombre en un espacio que ya había sido asignado a las mujeres y que permitió la progresividad en el efectivo ejercicio de los Derechos Humanos de las mismas, sin duda alguna, implicaría un serio retroceso en la obligación del Estado costarricense de garantizar el avance hacia la paridad de género, en este caso en la conformación de la Corte Suprema de Justicia y de cada una de las Salas que la conforman», reza la misiva.

La comisión recordó que con las designaciones previas realizadas por la Asamblea Legislativa se logró que al menos dos mujeres conformaran cada una de las Salas de la Corte. Esas elecciones constituyeron según las trabajadoras judiciales «un paso más en la búsqueda de la paridad en la conformación de Corte Plena que aún está lejos de ser alcanzado, pues se requiere contar con al menos once mujeres para lograrlo» y  a la fecha únicamente siete mujeres se encuentran nombradas.

«De ser designado un hombre en la vacante, la distribución porcentual aumentaría la ya histórica brecha de género, quedando en una relación de 86% hombres y 14% mujeres, situación que a todas luces será un retroceso en cuanto a la visión de las mujeres en la resolución de los asuntos que son competencia de la Sala Constitucional», dijeron.

La agrupación destaco la necesidad de la visión de las mujeres desde la Sala Constitucional es innegable, especialmente porque consideran vital la incorporación de la perspectiva de género como metodología de análisis de los casos.

«Los prejuicios, estereotipos y discriminaciones son razones que aún persisten en la falta de paridad en todos los espacios tanto públicos como privados y sus manifestaciones son múltiples y diversas. La discriminación que han sufrido las mujeres en todos los campos del quehacer humano se evidencia, con toda claridad, en la desigual designación en los más altos cargos tanto en la esfera pública como privada, y la Corte Suprema de Justicia no ha sido la excepción», afirmaron.

Finalmente, recordaron a la Asamblea Legislativa a terminar el período en que más mujeres la han integrado como diputadas, «que, en lugar de retroceder, den un paso más hacia la paridad de género en la Corte Suprema de Justicia, en cumplimiento de las Convenciones Internacionales de Derechos Humanos».

 

 

Suscríbase al boletín

Ir al contenido