País

Colegio de Médicos califica de «lento y deficiente» avance de vacunación por COVID-19 en sector privado de salud

Fiscales del colegio afirman que autoridades de salud han cambiado los criterios que les piden para vacunar a los profesionales y que desconocen el proceso que se lleva con quienes laboran fuera de la CCSS.

El Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica criticó a las autoridades del país por el proceso de vacunación contra la COVID-19 que se lleva con los trabajadores de la salud del sector privado y lo calificó de «lento y deficiente».

Según el fiscal adjunto, Alejandro Madrigal Lobo, el Colegio ha realizado gestiones de hace varios meses para acelerar el proceso entre quienes trabajan fuera de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), pero el cambio de indicaciones no ha permitido tal fin.

«Ha sido muy lento y deficiente, por parte de las autoridades de salud. Al inicio nos dijeron que se va a vacunar en el lugar donde el médico trabaja, de repente nos dijeron que se va a vacunar donde vive, y ahora nos dijeron que no van a vacunar en las áreas de salud, sino que van a utilizar ocho hospitales del Gran Área Metropolitana», detalló.

Por su parte, la fiscal Cecilia Bolaños Loría aseguró que la actuación de la Caja y el Ministerio de Salud muestra inconsistencias y falta de rumbo para llevar el proceso.

«Esto ha ocasionado que los médicos del sector privado se sientan totalmente desprotegidos. La gran mayoría de privados vacunados es porque trabajan en las clínicas grandes, pero los médicos de pequeños consultorios o clínicas no sabemos cuántos han vacunado. Algunos han sido vacunados  por su edad, no por la profesión», dijo.

Para la vacunación, los médicos privados deben incluirse, mediante un formulario web, en una lista del colegio profesional, la cual se envía a las autoridades de salud. Sobre este proceso, los fiscales aseguran que desconoce cómo se está manejando la información.

«A nosotros no nos copian en las listas que envía el Ministerio y la Caja a los diferentes lugares para que llamen a los médicos, no tenemos ideas de a cuáles médicos han agendado para vacunar y a cuáles no. Es un control terrible, pese a que hemos insistido mucho. Los doctores nos llaman para verificar si están en las listas, porque preguntan en los hospitales y no aparecen, pero nosotros no tenemos idea de adónde las mandan y quienes van», comentaron.

La CCSS anunció la semana anterior que iniciaría el proceso de vacunación contra COVID-19 para 9.600 profesionales de ciencias de la salud el sector privado a partir de este 23 de marzo.

Ir al contenido