Esfuerzos de conservación iniciaron desde los 70

Cobertura forestal del país se duplicó en 30 años

Guanacaste, Zona Norte y Pacífico Central han sido las principales zonas de recuperación.

En la década de los 80, cerca del 25% del territorio nacional estaba cubierto por bosque, mientras que al año 2013 el porcentaje de cobertura aumentó a 52,38%; es decir que las áreas boscosas se duplicaron en las últimas dos décadas.

Han sido varios los esfuerzos que han contribuido con ese crecimiento, entre ellos la prohibición de cambio de uso de suelo que estableció la Ley Forestal 7575 de 1996 y la implementación, desde 1997, del Programa de Pago por Servicios Ambientales (PPSA).

Según Leonardo Merino, investigador del Estado de la Nación sobre temas ambientales, “la Ley Forestal es un hito incluso en términos internacionales por la prohibición de cambio de uso de suelo.

La nueva Ley forestal marcó un cambio significativo luego de varias décadas donde la deforestación y el cambio de uso de suelo para ganadería y agricultura habían reducido notablemente el porcentaje de cobertura boscosa.

En el año 2000 las áreas de cobertura boscosa rondaban el 40% del territorio y desde ese entonces no ha dejado de crecer.

Las principales zonas de recuperación han sido Guanacaste, algunos sectores de la Zona Norte y el Pacífico Central.

De acuerdo con Merino, una de las razones por las que en Guanacaste se logró recuperar una importante cantidad de bosque es que, debido a causas del mercado, los precios internacionales de la carne bajaron y la actividad ganadera dejó de tener la misma intensidad que en los años 70 y 80.

Las regiones con bosques mejor conservados corresponden a bosque primario que se encuentra a lo largo del Parque Internacional La Amistad (PILA), ubicado en la cordillera de Talamanca, y en zonas que rodean el Valle Central hacia el norte.

Luego está el bosque secundario, localizado principalmente en Guanacaste y la región Brunca (zona Sur) y en menor proporción en zonas cercanas a la Gran Área Metropolitana (GAM) hacia el Pacífico Central.

Por el contrario, entre los bosques de mayor vulnerabilidad están los localizados alrededor de la cuenca del río Tempisque, en los alrededores de la GAM y en distintos sectores de la zona Norte.

Según el investigador Merino, cerca de la GAM hay presión de crecimiento de las ciudades, presión por contaminación de los cuerpos de agua que han sido declarados en estado crítico como ecosistemas y además presión por los cambios de uso de suelo.

Para contrarrestar esta situación, se han establecido normas como el anillo de contención, pero, como reconoció el investigador, ese límite ha sido saltado significativamente. También admitió que existe poca información acerca del estado de conservación de estas áreas.

“Una cosa que no tenemos aquí, que no existe, y es una de las llamadas de atención que se ha hecho al Sinac (Sistema Nacional de Áreas de Conservación) durante mucho tiempo son indicadores de calidad, de la calidad de los ecosistemas, y del estado de la conservación”, aseguró.

El investigador agregó,  además, que “la discusión es cómo queremos que crezcan las ciudades y cuál es el papel que le vamos a dar a la conservación y al crecimiento urbano de una manera planificada que es lo que no hemos hecho”, pues hasta hoy no se ha elaborado una planificación urbana seria sobre ordenamiento territorial.

Retos

Para Merino, los principales retos que enfrenta el país actualmente en cuanto a conservación de la cobertura forestal es la sostenibilidad de la misma cobertura y de instrumentos que han sido creados con ese objetivo como el PPSA.

Además, “necesitamos generar información y tener formas de monitorear. Tenemos que tener un buen manejo territorial de lo que se hace fuera de los bosques que también puede afectarlos internamente”, aseveró.

Finalmente mencionó la necesidad de que el Estado pueda ejercer un control de campo efectivo, porque aunque exista legislación, hay poca capacidad de control y regulación.

Recuperación

A pesar del avance que se ha dado en las últimas décadas, aún quedan zonas con bosques en recuperación. Además, en la región Huetar Norte, Guanacaste, zona Sur, y zonas de manglar y cercanas a la GAM todavía son frecuentes problemas como la deforestación y la expansión de la frontera agrícola.

Incendios forestales, tala ilegal y deforestación son los temas más denunciados. En el año 2013, hubo 4.375 denuncias ambientales, la mayoría con respecto a áreas protegidas, seguido de materia forestal y recurso hídrico. Las denuncias son presentadas tanto ante el Ministerio Público, como la Fiscalía Agrario Ambiental, el Sistema de Denuncias Ambientales, la Defensoría de los Habitantes y el Tribunal Ambiental Administrativo.

Otro factor importante es que cerca del 45% de las zonas recuperadas están protegidas, pero no tienen una modalidad de zona de conservación; es decir, no están clasificadas en parques nacionales o alguna otra categoría.

ÁREA BOSCOSA POR CANTÓN

En este mapa, cuanto más oscuro el verde, más porcentaje de área boscosa posee el cantón.

Los cantones con mayor porcentaje son Talamanca (80,7%), Paraíso (76,3%), Limón (72,1%), Turrialba (71,9%) y Santa Cruz (65,9%).

Los cantones con menor porcentaje son San Pablo (2,3%), Palmares (5%), San José (6,7%), Naranjo (7,3%) y Flores (9,3%).

Dentro de la GAM, el cantón con mayor porcentaje es Paraíso, seguido de El Guarco (59,8%) y Mora (52,6%).

De los 81 cantones del país, solo 27 poseen más de la mitad de su territorio (50%) cubierto por bosque.

En este mapa, cuanto más oscuro el verde, más porcentaje de área boscosa posee el cantón.
En este mapa, cuanto más oscuro el verde, más porcentaje de área boscosa posee el cantón.

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/cobertura-forestal-del-pais-se-duplico-en-30-anos/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments