País Covid-19

CNE, equipo de la Caja y ministerio de Salud se reúnen para definir un nuevo plan de contingencia

El presidente de la CNE, Alexander Solís declaró que en este momento “no es viable decir ‘el país está en alerta roja’ porque estaríamos planteando una zona de desastre nacional de una gran cobertura geográfica”.

Alexander Solís, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó que esta tarde se realizará una reunión entre un equipo técnico de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), el ministerio de Salud y la CNE para precisar si se requiere declarar una alerta roja en el subsistema hospitalario, en el sistema nacional de salud o en el país como un todo.

En la conferencia de prensa realizada esta tarde, Solís explicó que pidieron a la Caja que nombrara un equipo técnico, para que junto con la CNE y el ministerio de salud evalúen “cuál es el impacto que tenemos y el sistema que está colapsado o por colapsar, ver si es el subsistema hospitalario, el sistema nacional de salud o el país como un todo y partiendo de ahí podemos precisar dónde se requiere la alerta roja”.

Sin embargo, Solís hizo énfasis en que “la alerta roja daría una connotación de desastre nacional” y que en este momento sería injusto decir que estamos en esa situación.

“Necesitamos generar mecanismos para saber qué necesita la Caja que podamos derivar desde el Fondo Nacional de Emergencias para retomar esa capacidad y ver qué acciones inmediatas”, señaló. Dijo que la reunión será para definir un nuevo plan de contingencia con la Caja. “No se necesita una alerta roja para eso porque para eso existe un decreto de emergencia”, afirmó.

Solís señaló que “una alerta roja es el máximo nivel de alerta que tenemos y supone una pérdida de capacidad para manejar cualquier situación de emergencia o desastre”.

“La condición de alerta roja nos permite tomar medidas muy fuertes, que van incluso en contra de derechos constitucionales, como la movilidad, el libre tránsito y otra serie de medidas”, explicó y afirmó que en este momento “no es viable decir ‘el país está en alerta roja’ porque estaríamos planteando una zona de desastre nacional de una gran cobertura geográfica”.

El funcionario dijo que “implícitamente se sugiere elevar la condición de alerta roja”, refiriéndose a la carta enviada el pasado 7 de mayo por todos los gerentes de la Caja al Poder Ejecutivo, al ministro de Salud y a la CNE.

En el oficio GG-1400-2021, los gerentes de la entidad informan que la Caja está en un escenario de saturación hospitalaria y que se tienen suficientes elementos para que la CNE “proceda en consecuencia con la declaratoria que corresponde en razón del nivel de emergencia en que nos encontramos frente la saturación de los servicios de salud”.

La Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) emitió hoy un pronunciamiento en el que suscribe dicha carta -firmada por las gerencias general, médica, administrativa, financiera, logística, de pensiones y de infraestructura, así como por el Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED) -.
Según declaró Solís, “las medidas que se están tomando ahorita son medidas balanceadas” para reducir la tasa de contagio y dar holgura a los servicios hospitalarios.

“El primer paso lo dimos con los cierres que terminaron ayer”, dijo el funcionario y agregó que “hoy estamos ampliando las medidas frente a esa condición de riesgo elevado que tenemos y es lo que hemos conversado con los sectores estos días”.

Ir al contenido