Cenizas de Chavela Vargas se esparcirán en Costa Rica

Su atuendo en el escenario la distinguió en los últimos años de su carrera. (Foto: tomada de su sitio oficial en Internet)Parte de las

Su atuendo en el escenario la distinguió en los últimos años de su carrera. (Foto: tomada de su sitio oficial en Internet)

Parte de las cenizas de Isabel Vargas Lizano −conocida como Chavela Vargas, quien vivió del 17 de abril de 1919 al 5 de agosto 2012− también serán esparcidas en Costa Rica, con lo cual se cumplirá una de las últimas voluntades de la cantante, confirmó Pablo Barahona, abogado de la familia en el país.

De acuerdo con Barahona, en abril próximo se organizará un acto para esparcir las cenizas en Playas del Coco, lugar donde en alguna oportunidad residió Vargas, o se depositarán en un mausoleo que se pretende construir en San Joaquín de Flores, en Heredia.

“Ella vivió en Playas del Coco y quería que sus cenizas fueran depositadas ahí, pero también se ha pensado en la posibilidad de construir un mausoleo en San Joaquín de Flores, sitio en el que vivió, para que sus seguidores puedan ir a rendirle culto”, dijo Barahona.

En junio pasado en Veracruz, Olga Díaz Ordaz detalló que parte de las cenizas habían sido esparcidas en el golfo de México, en Veracruz, como así lo había solicitado la artista, que murió a los 93 años.

Con la confirmación de que parte de las cenizas serán lanzadas en Costa Rica, se descarta la posibilidad de que se hubiesen llevado a Tepoztlán, Morelos, como en su oportunidad informó la prensa internacional.

Para esta última opción Gisela Ávila Vargas, quien quedó en custodia de una parte de las cenizas −dado que las otras fueron lanzadas en México−, ya entró en negociaciones y contactos con la municipalidad de esa localidad.

Chavela quería que parte de sus cenizas fueran depositadas en Costa Rica, con lo cual se cerraría un ciclo que la llevó del país a México, nación en la que se naturalizó y fue adoptada por artistas de su época, lo que hizo que se sintiera arropada y desde esa situación en varias entrevistas renegó una y otra vez de su condición de costarricense.

No obstante, Barahona dejó claro que el depositar las cenizas en suelo nacional es con el fin de cumplir una voluntad clara de la cantante de piezas como Macorina y La Llorona.

Cuando murió Vargas, el 5 de agosto de 2012, se suscitó una especie de polémica, porque mientras varios de sus amigos reclamaban que Chavela pretendía que sus cenizas fueran esparcidas en México, Ávila llegó con su abogado y reclamó lo que establecía la fallecida en su testamento.

“Nos interesa que en abril próximo se haga un acto en Costa Rica que esté a la altura de Chavela, que en su oportunidad se rodeó de grandes artistas. Ya me reuní, por ejemplo, con Armando Manzanero, para que él esté presente en ese homenaje y aspiramos a que nos acompañe Miguel Bosé”, dijo.

La pretensión de que sea una actividad que trascienda las fronteras costarricenses, se basa −insistió Barahona− en que de los artistas nacionales, Chavela Vargas es “la más universal, aunque no estoy diciendo que es la mejor, porque eso es otra cosa y yo en ese campo no me meto”.

Las razones para que tanto en México como en Costa Rica sus cenizas tengan como destino el océano, es que ella “era amante del mar” y sus misterios, resaltó Barahona.

UNA FUNDACIÓN

Barahona precisó que ya está formalmente constituida la “Fundación Chavela Vargas por el Rescate Cultural” y que tendrá como objetivo trabajar en Costa Rica, México y España, los tres países en que más influencia ejerció la cantante, que en vida grabó una amplia discografía que superó los 80 discos.

“La idea es que por medio de la fundación se promuevan talentos y mediante becas se les pueda ayudar a que den el salto artístico y que no tengan que pasar por el tortuoso camino que siguió Chavela”, comentó.

Vargas, quien fue alcohólica y se había declarado lesbiana, en un momento de su vida perdió el rumbo por su adicción, y se alejó de los escenarios artísticos, y estuvo a punto de no retornar a sus mejores días, en los que hizo de las rancheras una especie de nuevo género, al tornarlas de pícaras o humorísticas en amargas, con sus finales únicos, puntualizó el cineasta español Pedro Almodóvar, en un texto de despedida tras la muerte de su amiga.

Fue precisamente Almodóvar −quien al incluir la canción “Piensa en mí” en su filme “Tacones lejanos”− la proyectó al escenario internacional, en el que tendría una segunda vida y una especie de consagración al presentarse en el teatro Olympia de París, lo que hizo que se le abrieran las puertas en el Teatro de Bellas Artes, lo que nunca antes había conseguido.

Según algunos biógrafos, Vargas comenzó su carrera en antros de la ciudad de México y la leyenda dice que fue en el Alacrán, con la que también llegaría a ser famosa, Tongolele, con quien haría su debut oficial en aquellas latitudes.

Al cantar acompañada nada más de una guitarra y romper de esa forma con el tradicional conjunto de la canción ranchera mexicana, Chavela le dio a muchas de las piezas de José Alfredo Jiménez −el inmortal compositor que en su oportunidad fue compañero de farras− y a la ranchera en general, un nuevo tono, una nueva condición, destacó Almódovar en su despida de la chamana.

Los indios de San Luis Potosí le otorgaron el título de chamana, como también muchos la llegaron a conocer, y en varios de sus conciertos ella utilizaba un jorongo rojo y negro que dicen que antes de morir pidió que se lo llevaran.

¿RECONCILIACIÓN?

Aunque muchas veces renegó de su Costa Rica en entrevistas con medios de prensa internacional −lo que creó en muchos de los ticos una especie de resentimiento por expresiones duras contra el ser nacional−, el pedir que parte de sus cenizas fueran depositadas en el país podría interpretarse como una especie de reconciliación.

Y otro detalle en este sentido es que pese a sus recriminaciones contra el país que la vio nacer, siempre volvía a su natal San Joaquín de Flores, donde podía vivir con la tranquilidad de una ciudadana más en un pueblo apacible y acogedor.

Incluso algunos cercanos a la cantante consideraban que quizá esas fuertes declaraciones, como las que le dio al periodista de El País, Pablo Ordaz, en 2009, eran una especie de acto de defensa, para no dejar traslucir, que en el fondo, la tierra que la había “parido” estaba ahí, presente en esa vida de leyenda, derrota, reencuentro y resurrección.

“Qué país Costa Rica. Yo pondría allí a todos los suicidas del mundo. Les pondría allí un departamento. Sería un buen negocio una tienda de ataúdes. Eso es lo que pienso de Costa Rica. Hay allí una prostituta que es la más grande del mundo, y llega allí y se le hincan en la tierra para saludarla. El arzobispo y todos. Un día me dijo: −Yo sí soy profeta en mi tierra, y tú no, Chavela. Y le dije: −Sí, tienes razón”.

Estas palabras, que en su momento fueron reproducidas por algunos diarios en Costa Rica y suscitaron encendidas polémicas, hoy parecen ceder a la última voluntad de Chavela: retornar en sus cenizas a la tierra en que nació.

Otros Artículos

El Partido Libre de Honduras rechaza el conteo del Tribunal Supremo Electoral que da como ganador al oficialista Juan Orlando Hernández, y afirma que

Los esgrimistas costarricenses  Dirley Yepes (derecha) Bradley Johnston fueron los más destacados de la Selección Costarricense de Esgrima en el torneo Giorgio Scarso en

Óscar Castillo: “El impuesto del espectáculo público para el Teatro Nacional hay una porción muy grande que se lo están robando, que no lo

ff

La susceptibilidad y resistencia del Aedes aegypti a los insecticidas que se usan para controlar la densidad poblacional del mosquito son evaluadas por especialistas

Cristian Lagos, del Santos de Guápiles, fue un acertijo indescifrable para la defensa del equipo de fútbol de la Universidad de Costa Rica. Ambos

El 2 de octubre del presente año el Tribunal Supremo de Elecciones dio el banderazo de salida en la carrera hacia la Casa Presidencial

Proyecto de ampliación de 107 km de la ruta 32: de Río Frío a Limón (Gráfico: MOPT-CONAVI).La polémica desatada en torno a la contratación