CCSS suspende temporalmente trámites de nuevas solicitudes de pensiones no contributivas

La reducción en ingresos de FODESAF es una de las principales causas, pues es la fuente principal de financiamiento del Régimen No Contributivo.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) anunció que a partir del 1 de junio del año en curso suspendió temporalmente el trámite de nuevas solicitudes de pensiones correspondientes al Régimen No Contributivo -para las personas que nunca cotizaron y no cuentan con una pensión- debido a la reducción del presupuesto 2021.

El gerente de Pensiones de la Caja, Jaime Barrantes, aseguró que para el próximo año el presupuesto que se asigne a este régimen debe ser suficiente para que opere de forma satisfactoria y garantice la continuidad del pago a los beneficiados ya existentes.

Esta suspensión incluye, tanto a quienes han realizado trámites previos y aún no se les había aprobado la pensión, como a quienes hicieron nuevas solicitudes.

“Mediante el oficio MTSS-DMT-OF-‪448-2020, se informó a la CCSS que el techo presupuestario del Régimen para el año 2021 es menor al de 2020. Esto no le permite a la Institución garantizar el pago de las prestaciones que se puedan otorgar durante el presente año, algo que ya comunicamos al Ministerio de Trabajo”, manifestó Barrantes.

El asunto es que, por ley, la Caja es la administradora del Régimen No Contributivo. No obstante, su financiamiento proviene de otras instituciones, sobre todo del Fondo de Asignaciones Familiares (FODESAF); del Ministerio de Trabajo, a través de la Ley 7972 de Licores y Cigarrillos; de la Junta de Protección Social y de otros ingresos, como multas establecidas en el Código de Trabajo.

De acuerdo con Mario Devandas, representante de los trabajadores en la Junta Directiva de la CCSS, al depender de los recursos que gira FODESAF es imposible para la Caja asumir un compromiso sin contar con el financiamiento; por eso no hay más opción que suspender los nuevos trámites de solicitud.

“FODESAF no estaría trasladando los recursos necesarios, pues debido a la pandemia y otras razones no está incrementando sus ingresos para hacerle frente a nuevas pensiones. Sin tomar en cuenta, que el Fondo le debe a la Caja ¢189.000 millones por el aseguramiento de personas en estado de indigencia; esa es una deuda grande y no se puede dejar de atender a quienes asisten a los centros médicos”, añadió Devandas.

Actualmente, el Régimen No Contributivo de pensiones cubre a 129.845 personas, quienes se encuentran en situación de pobreza y pobreza extrema; entre ellos adultos mayores, menores de edad con parálisis cerebral profunda, autismo, mielomeningocele (defecto en los huesos de la columna) o cualquier otra enfermedad ocurrida en la primera infancia, con manifestaciones neurológicas equiparables en severidad.

El costo de estas pensiones para el año 2020 asciende a aproximadamente ‪¢175.000 millones de colones.

Por su parte, Ubaldo Carrillo Cubillo, director de la Dirección de Administración de Pensiones de la CCSS, indicó que la disminución presupuestaria 2021 no reconoce el crecimiento de la cobertura que se establece en el Plan Nacional de Desarrollo, por lo cual se tomaron medidas temporales, mientras que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, identifica recursos adicionales para el Programa.

“Una vez que se nos informe las fuentes de financiamiento adicionales, se retomará inmediatamente la entrega de solicitudes de este importante programa para la población adulta mayor”, advirtió Carrillo.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments