Carlos Ricardo Benavides: un liberacionista de vieja escuela asume la Presidencia del Congreso

Benavides, exministro de la Presidencia de Laura Chinchilla, toma las riendas de Cuesta de Moras con el compromiso de trabajar en conjunto. Su propuesta: hacer “carpintería” y “construir acuerdos” sin centrarse en sus predilecciones.

Carlos Ricardo Benavides, un liberacionista de vieja escuela, ocupará la Presidencia de la Asamblea Legislativa a partir de este 1 de mayo. Para ello, superó pugnas internas en la fracción de su propio Liberación Nacional (PLN) y concretó el apoyo de otros 39 diputados, incluidos los diez de la bancada oficialista del Partido Acción Ciudadana (PAC) y los seis del Partido Restauración Nacional (PRN)

Benavides, de 49 años, es uno de los legisladores con mayor experiencia en el Congreso y es uno de los seis que ya habían pisado Cuesta de Moras en el pasado (2002-2006). Además, cuenta con una larga trayectoria política, incluidas sus funciones como ministro de Turismo (2006-2011) y de la Presidencia (2011-2014), durante los dos últimos gobiernos verdiblancos.

Ahora, casi dos décadas después de haber iniciado su carrera política, el abogado tomará las riendas de la Asamblea con una promesa de trabajo conjunto, pues “quien aspira a ser presidente del Congreso no podría ser tan presuntuoso de declararse el determinador de los proyectos que se van a discutir o que se van a aprobar”.

Esas palabras las decía apenas este martes, cuando ya se le preguntaba sobre cómo visualizaba una eventual presidencia suya desde Cuesta de Moras. “Él o la presidenta no deciden ni cuándo se ven los asuntos ni si se votan a favor o en contra, por lo que se trata de una coordinación de esfuerzos y una regulación del debate”.

“Yo sí pretendo incidir en la formulación de acuerdos y quisiera poder ayudar a las fracciones para que los encontremos, no solo en las comisiones sino también fuera de ellas, porque a veces en las comisiones se hace difícil hacer ‘carpintería’, por decirlo así, y sí se avecinan proyectos donde quizás valga la pena sentarnos en pequeños pero muy representativos grupos para construir y para tratar de adelantar iniciativas”, subrayó.

En esa misma línea, también decía que esperaría poder comandar un Congreso con ganas de trabajar, con “la ilusión y la esperanza de que se permita construir acuerdos, especialmente en los temas más álgidos” como empleabilidad, jornadas laborales, educación dual, teletrabajo, contratación administrativa, concesión de obra pública, temas ambientales como el uso de plásticos y temas sociales, de educación y salud, que en conjunto forman “una agenda muy amplia”.

“Yo quisiera ir navegando a partir de la suma de voluntades. Yo no quisiera entrar planteando mis predilecciones, que las tengo como diputado individual, pero al convertirme en el nuevo coordinador prefiero más bien construir la agenda a partir de la voluntad de todos, aunque obviamente están algunos aspectos que me parece que deben ser impulsados”, concluyó.

Además de su extensa carrera política, el puntarenense de nacimiento y actual vecino de Tibás asumirá la jefatura del Congreso después de liderar a su bancada, la más grande del Congreso, entre 2018 y 2019. Esa coordinación ya la había ejercido también en entre 2005 y 2006.

Benavides será el presidente número 133 de la historia de la Asamblea Legislativa, espacio por el que han pasado exmandatarios de la República y personajes poco o nada memorables. Además, llega con el reto de coordinar grandes reformas (como las recientemente propuestas en materia de empleo público), un reto que en el que esta Asamblea ya trabajó, con un plan fiscal y una modificación estructural al reglamento legislativo.

Con 39 espaldarazos

La elección de Carlos Ricardo Benavides llegó justo minutos después de que se confirmara el acuerdo entre las fracciones del PLN, del PRN y del PAC para comandar el Congreso.

Estas fracciones habrían dado un total de 33 votos de los 39 totales que finalmente recibió el congresista, aunque es imposible asegurarlo porque la votación final siempre es secreta. Además se conocía los diputados de partidos minoritarios le apoyaban mayoritariamente al verdiblanco, excepto el frenteamplista José María Villalta que votó por sí mismo.

Además de Benavides y Villalta, Erwen Masís, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) sumó 16 votos. Todos de su partido y del bloque independiente afín a Fabricio Alvarado, autodenominado Nueva República.

Destacó especialmente que el oficialismo mantuviera su apoyo al liberacionista en todo momento, siendo incluso la primera fracción que anunció oficial y extraoficialmente su apoyo a una posible dirección del jefe del PLN.

Además de su extensa carrera política, el puntarenense de nacimiento y actual vecino de Tibás asumirá la jefatura del Congreso después de liderar a su bancada, la más grande de Cuesta de Moras. Esa coordinación, vale destacar, ya la había ejercido entre 2005 y 2006.

Basta recordar que en algún momento se habló de Thompson como un posible candidato a la Presidencia legislativa en la propia fracción del PAC, y que tanto Thompson como Benavides se analizan como actores “presidenciables” por vertientes internas del PLN que ya piensan en las elecciones de 2022.

Finalmente, Benavides se dejó el cargo y solo presentarlo fue “un honor”, según dijo el exalcalde alajuelense.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/carlos-ricardo-benavides-un-liberacionista-de-vieja-escuela-asume-la-presidencia-del-congreso/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments