Elecciones 2022 Análisis del Observatorio de Política Nacional

Campaña se vuelve más agresiva mientras los partidos siguen sin alcanzar el voto joven

Los especialistas destacaron que el hecho de que del video de análisis de candidaturas de Paula Monge tuviera mayor alcance que muchos productos audiovisuales de partidos, evidencia el poco alcance que han tenido las agrupaciones que pretenden captar el “voto joven”.

A menos de un mes de las elecciones nacionales, por fin la campaña política comenzó a calentar debido al giro que dieron las campañas para ser más agresivas y frontales en las críticas contra sus contrincantes.

Esto concluyó el Observatorio de Política Nacional (OPNA) de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica,  tras analizar las tendencias que se presentaron en redes sociales (Facebook y Twitter) durante la semana del 15 al 21 de enero.

Los especialistas también destacaron que la amplia circulación de un video de una joven ciudadana (Paula Monge), que tuvo mayor alcance que
muchos otros productos audiovisuales de partidos y sus candidaturas, evidencia el poco alcance que han tenido las agrupaciones que pretenden captar el “voto joven”.

Como primer hallazgo, destacó el especialista Jorge Gamboa del OPNA, está el cambio en el tono de la campaña, que se hace evidente especialmente a partir del video en que Fabricio Alvarado, candidato de Nueva República, dice estar “preocupado” por el crecimiento de José María Villalta. En el mencionado spot Alvarado vincula al frenteamplista con el comunismo y con regímenes autoritarios de la región latinoamericana, echando mano de videos de bombardeos, protestas y actos de represión.

Así, se generaron en las redes sociales en torno al tono del audiovisual y sobre si esta estrategia funciona o es contraproducente.

«Yo me atrevería a vaticinar que es como el parteaguas, digamos, que a partir de eso esa escalada de hostilidades por así decirlo, empezamos a ver esta semana actitudes mucho más agresivas de las candidaturas y eso se ha visto reflejado en los debates», explicó Gamboa.

El especialista indicó que como en los últimos debates los medios solamente invitan a las candidaturas mejor posicionados en las encuestas, «los enfrentamientos son recurrentes y cada campaña va tomando nota para ver cómo puede ser mejor a su rival».

El OPNA destacó las conversaciones que se derivaron de los debates de NCR Noticias, CFIA y Columbia en los que se evidenció que la estrategia está girando hacia una confrontación recurrente, lo que marca el inicio de una “recta final”, aunque recorren tendencias que ya se habían visto: críticas al estilo de debate Lineth Saborío, a la participación (en general) de Rodrigo Chaves y la polarización que generan figuras como Eli Feinzaig y José María Villalta.

Otro hallazgo importante del análisis fue la amplia circulación que tuvo el video realizado por Paula Monge, una joven votante, quien publicó en sus redes un análisis (por el fondo, contemplando propuestas y características personales y profesionales) de los cinco candidatos con mayor intención de voto y que tuvo más de 700 mil reproducciones, superando a casi cualquier producto comunicacional dirigido a jóvenes que hayan hecho los partidos.

Aunque dijo no saber con certeza los datos para identificar si esta es el producto ciudadano que más ha movido las redes en materia política, Gamboa comentó que si «queda claro que muchas de las campañas electorales en redes sociales no han tenido un alcance así de forma orgánica, menos sin pagar publicidad y pareciera que ella tiene una plataforma mucho más grande que la que han logrado conseguir los partidos políticos».

Según el especialista muchas de las discusiones en redes evidenciaron que los planteamientos de los partidos se han quedado en seguir tendencias juveniles, pues pretenden llegarle a las personas jóvenes con bailes y videos de tiktok, no hablando.  «Me parece a mí que el video de Paula Monge es una expresión de un descontento que hay en las personas jóvenes por la falta de interés que uno percibe de las campañas que lo ven como un niño para que de su voto por lo «chiva» o lo «pura vida» que es un candidato y no como una persona a la que hay que convencer con cifras, datos o propuestas»

El análisis destacó también que a partir de varias declaraciones en que Rodrigo Chaves negó de nuevo las medidas que -efectivamente- le aplicó el Banco Mundial por haber acosado sexualmente a dos de sus subalternas, el hashtag #RodrigoChavesRenuncie volvió a ser tendencia, como en semanas anteriores. «Las referencias constantes a la situación durante los debates presidenciales y entrevistas han ido sumando y se ha vuelto una tendencia recurrente durante la campaña pedir su renuncia de la carrera presidencial», reza el análisis.

Gamboa indicó adicionalmente que no recuerda una ocasión en que el candidato haya sido tendencia así, pero favorablemente. «Ha sido mucha más la fama negativa que tiene en redes sociales que la positiva», dijo, al menos en las redes.

En otros temas, el análisis destacó también la conversación que generó la publicación de un libro de Eduardo Cruickshank, en el que narró haberse encontrado personas manifestantes de Rescate Nacional en que le pidieron prepararse para asumir la presidencia luego de un «golpe de Estado», lo que generó preocupaciones de que el candidato no denunció el asunto, que muchas personas consideraron de gravedad.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido