País

Cámaras apoyan negociación con FMI, pero rechazan nuevos impuestos

Grupos empresariales consideran que es necesario recurrir al organismo internacional, pero que más tributos generaría informalidad y contracción de la economía.

Distintas cámaras empresariales calificaron de «necesarias» las negociaciones que el Poder Ejecutivo iniciará con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a partir del próximo 11 de enero.

Sin embargo, los grupos consideran como negativa la intención de aumentar impuestos, tales como el del valor agregado (IVA), o establecer nuevos, como la posibilidad de gravar las transacciones bancarias.

Agrupaciones como la Cámara de Industrias, Cámara de Comercio y Cámara de Bancos dieron su posición ante los anuncios del martes, mientras que otras como la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Privado (Uccaep), Cámara de Infocomunicación de Costa Rica (Infocom) y la Asociación de Empresas de Zonas Francas de Costa Rica (Azofras) se posicionarán sobre el tema una vez se discuta entre su consejo directivo.

Contrario a estas opiniones, los sindicatos del país rechazaron toda negociación con el organismo internacional.

Annabelle Ortega, Cámara de Bancos

La negociación de las autoridades económicas del país con el FMI resulta necesaria y de vital importancia para el país, pues tienen el objetivo de garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas en el mediano y largo plazo y apoyar un crecimiento inclusivo y sostenible a futuro.

Para lograrlo es de esperar que se propongan medidas de corto plazo orientadas a estabilizar la adversa coyuntura de las finanzas públicas y otras de mediano plazo de carácter temporal y estructural; orientadas todas, tanto a la reducción del gasto del Gobierno como a generar nuevos ingresos, para lograr el balance que requiere la economía del país.

En ese sentido, creemos que es un momento histórico en el cual no podemos posponer más las decisiones que no se han tomado en gobiernos pasados, sino que es el momento de tomar medidas serias y responsables, pensando no en soluciones y parches de corto plazo, sino pensando en el país que queremos heredarle a nuestros hijos y a las futuras generaciones.

Alonso Elizondo, Cámara de Comercio de Costa Rica

Luego de un año 2020 muy duro para el sector comercial y con un cierre de año que mejora algunas condiciones para algunos sectores, pensar al inicio del 2021 en más impuestos, más trabas y controles va a significar una afectación a la formalidad empresarial y un incentivo a la informalidad.

Los datos de empleo nos arrojan una recuperación del empleo informal, pero el formal presenta disminuciones importantes. La única solución que tienen hoy los costarricenses es recurrir a la informalidad para sostenerse.

Pensar en mayores trabas y más impuestos es empujar a más costarricenses a la informalidad, que afectará la recaudación de impuestos y la seguridad social del país. El llamado de la Cámara de Comercio es a pensar en las personas y no cargar a la ciudadanía ni a las empresas.

Enrique Egloff, Cámara de Industrias

Con respecto a las propuestas que se señalan en los medios como las que el Gobierno está considerando, desde la CICR, nos manifestamos claramente a favor de la Ley Marco de Empleo Público con las reformas necesarias para que efectivamente tenga un impacto de reducción y mayor eficiencia en el gasto del Gobierno Central y de todo el sector público no financiero.

Igualmente, como resultado del proceso de Diálogo Multisectorial apoyamos la propuesta de ir hacia la Renta Global acordada en dicho Diálogo y el impuesto a los premios de lotería.

En cuanto a las medidas de aumento o nuevos impuestos, desde la CICR nos hemos manifestado claramente contrarios a aumentos de impuestos, además varias de las propuestas que se mencionan no están claramente definidas o estructuradas para hacer una mejor valoración de las mismas, y lo más importante será contar con cuál es el balance final de la propuesta en términos de esfuerzo por el lado del gasto.

Además, nos parece que el Estado se ha olvidado de la importancia de reactivar la economía y de los efectos favorables que tendrá para sus ingresos, si la industria, en especial aquellas en el régimen definitivo son más competitivas, de manera que puedan  generar más empleo, vender más y generar dinamismo en los mercados.

Ir al contenido