País

Cámara de Economía Social y ANEP rechazan que UCCAEP y ABC administren Fondo de Avales

Grupos responden a noticia de UNIVERSIDAD sobre administración tripartita del Fondo de Avales que se aprobó por la Comisión de Hacendarios

La Cámara Nacional de la Economía Social Solidaria (CANAESS) y la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) se oponen a la última versión del proyecto de ley del Fondo de Avales (expediente 22.144), según comunicados de prensa que envió cada agrupación.

El martes 8 de junio, UNIVERSIDAD informó que la Comisión de Hacendarios aprobó la administración tripartita del Fondo de Avales. El Consejo Rector tendría tres representantes del Ministerio de Hacienda, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) y la Oficina del Consumidor Financiero, un proyecto de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), la entidad privada que agrupa a los tres bancos públicos y los 11 bancos privados del país. Esta redacción fue avalada por el Ministerio de Hacienda. El Gobierno ha presionado por la aprobación de la iniciativa legislativa.

Ahora, CANAESS afirma que “esta nueva versión no cumple con la propuesta original de la iniciativa”.

Declaraciones de la directora ejecutiva de CANAESS, la economista Montserrat Ruiz, aseguran que “la versión aprobada hace unos días contiene serias inconsistencias que atentan contra el espíritu de la propuesta original”.

Los avales son una figura de respaldo para los créditos de “personas físicas o jurídicas que realizan actividades comerciales o empresariales, de capital mayoritariamente costarricense y que atraviesen dificultades temporales de liquidez, como consecuencia de la pandemia del COVID-19”, según el proyecto de ley. El aval es una garantía del crédito, que se paga a favor de la entidad que les presta el dinero, en el caso de impago.

«El fondo de avales, presuntamente desde su propia concepción, está pensado para pequeños empresarios, pequeños comerciantes y los pequeños productores agropecuarios; las mujeres emprendedoras (mil veces golpeadas en la historia); los jóvenes emprendedores a quienes se les asesina la esperanza en sus narices; en fin, el fondo de avales es un instrumento pensado para las mayorías desventajadas y rezagadas por la política económica de los últimos años y profundizada por la pandemia», reclama el comunicado de la ANEP.

Por su parte, la directora de CANAESS detalla que el proyecto pretende activar al Consejo Rector de Hacienda, UCCAEP y la ABC por 10 años, pese a que los fondos de los avales solo serán usados por tres años.

“Existe un desequilibrio entre los actores que suponen van a componer este Consejo. No se debe duplicar más estructuras, el Sistema Banca para el Desarrollo tiene un fondo de avales y esta misma entidad debería de encargarse de ejecutar la nueva legislación, como corresponde y con los requisitos y variables requeridas para este empréstito específico que está determinado para la reactivación económica de nuevos proyectos productivos de empresas y personas físicas que fueron seriamente afectadas por la Covid-19. Además, la propuesta de creación de este nuevo Consejo y su unidad ejecutora estarían activos hasta por 10 años, sin necesidad, ya que estos fondos deben ser colocados en un plazo máximo de 3 años”, dicen declaraciones de Montserrat Ruiz en su comunicado de prensa.

En el caso de ANEP, la crítica a la nueva propuesta de los avales también proviene de la conformación del Consejo Rector. La misiva está firmada por el secretario general Albino Vargas y el secretario general adjunto, Wálter Quesada Fernández.

Vargas y Quesada acusan de “inescrupulosos” y “oportunistas” a la UCCAEP y a la ABC por “aprovechar la exagerada influencia política que tienen y asegurarse el control del fondo de avales que actualmente tramita la Asamblea Legislativa”.

“¿Es acaso que la Uccaep y/o la banca privada, expresan y representan a don Cristino en San Vicente de Nicoya; a don Ramón, en Guácimo; a doña Valeria en Bijagua; a la familia Pérez en Santa Cruz, de Guanacaste; a los miles y miles de empobrecidos y olvidados en Limón, en las zonas costeras; a aquellos que abandonaron el sistema educativo, para procurar comida en la casa de sus familias. ¡Por supuesto que no! Tales entidades expresan y representan a los pocos Gerardo Corrales, a los pocos Enriques Egloff, a quienes las garantías, si es que ocuparan créditos, les incomodan”, dice el comunicado de prensa.

“Esta Asamblea Legislativa no puede seguir burlándose de los ciudadanos y de las ciudadanas. La paciencia tiene límites, y nuestro pueblo trabajador está acercándose a ellos”, dice también la comunicación.

CANAESS: Dinero de Fondo de Avales son “fondos públicos”

El comunicado de CANAESS también dice que “los fondos, a través de los cuales se financia el Fondo de Avales son susceptibles de ser calificados como fondos públicos”, por lo que fustiga la mayoría de privados dentro del Consejo Rector del Fondo de Avales.

De acuerdo con el proyecto de ley, el Fondo de Avales será financiado con un préstamo de $300 millones (alrededor de ¢186.300 millones) del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

La Asamblea Legislativa aprobó en segundo debate dicho préstamo, durante la tarde del jueves 10 de junio.

CANAESS dice que “no puede cederse ni un ápice, al ámbito privado particular, en perjuicio del carácter general de su naturaleza; las potestades para percibir, administrar, custodiar, conservar, manejar, gastar e invertir tales fondos y las normas jurídicas, administrativas y financieras, relativas al proceso presupuestario, la contratación administrativa, el control interno y externo y la responsabilidad de los funcionarios públicos, corresponden, en todo su extenso, únicamente a aparato estatal”.

“Si bien el texto sustitutivo fue aprobado en forma unánime por los 11 diputados que integran la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa, y también fue aprobado en primer debate,  ya otros legisladores, como Welmer Ramos han mostrado su disconformidad con el mismo al considerar que tiene ‘grandes errores’”, concluye el comunicado de CANAESS.

Ir al contenido