Presidente y Consejo Económico anuncian cinco medidas de emergencia

Buscan proteger los empleos y evitar cierres de empresas por efectos del COVID-19

Las medidas involucran a la CCSS, Ministerio de Hacienda, Banco Central, Conassif, INS y el MEIC.

Apelando a que el país vive un momento en el cual es necesaria la unidad nacional, el presidente de la República, Carlos Alvarado, anunció este sábado que impulsará cinco medidas que tienen como propósito dar más liquidez a las empresas de modo que no se vean obligadas a despedir a personas trabajadoras o a cerrar –es decir, para proteger los empleos existentes-, como consecuencia de la contracción del consumo que está generando la pandemia del COVID-19 en el país y en el mundo.

Las cinco medidas, que se tomarían por un período de tres meses, extensibles a cuatro, son:

  1. Solicitar a la Junta Directiva de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) flexibilizar el pago o rebajar las cuotas a pagar por los seguros sociales.

 

  1. Solicitar al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) flexibilizar su normativa prudencial con el fin de hacer más fácil a los bancos la readecuación de deudas de las empresas y de las personas, con el fin de que ambas mantengan su liquidez y su capacidad de consumo. Al mismo tiempo, se solicita a la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR) considerar una nueva rebaja de la Tasa de Política Monetaria (TPM) con el fin de presionar aún más a la baja las tasas de interés y de hacer el crédito más accesible.

 

  1. Presentar un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa para aprobar una moratoria del pago del Impuesto sobre la Renta corporativa, el Impuesto al Valor Agregado y los aranceles de aduanas.

 

  1. Solicitar a la Junta Directiva del Instituto Costarricense de Seguros (INS), la creación de dos tipos de seguros para cubrir a los turistas en caso de que una orden sanitaria del Ministerio de Salud les obligue a quedarse en cuarentena fuera del tiempo que previeron para su estadía; y otro para diluir el cobro por siniestralidad del Seguro de Riesgos del Trabajo a las empresas que tuvieran una concentración de trabajadores afectados por el COVID-19.

 

  1. El próximo martes, en la reunión del Consejo de Gobierno, la Presidencia y el Ministerio de Economía (MEIC) emitirán un decreto por el cual les será legalmente posible regular los precios de cinco productos de salud e higiene necesarios para combatir la emergencia del Covida-19. Se trata de los precios de los jabones líquidos y en barra; de las toallas desinfectantes, del alcohol líquido y en gel y del spray desinfectante.

 

“De lo que se trata es de aliviar las cargas del sector productivo nacional para proteger el empleo y a las empresas”, resaltó el presidente Alvarado.

El Presidente también anunció que será el Consejo Económico, coordinado por Pilar Garrido, ministra de Planificación, el que tendrá a su cargo las negociaciones con la Asamblea Legislativa sobre los proyectos de ley requeridos.

Sin embargo, indicó que él también sostendrá reuniones con las distintas fracciones legislativas.

Recordó que el período de sesiones extraordinarias permite al Poder Ejecutivo desconvocar y convocar los proyectos que ha de discutir el congreso con el fin de priorizar aquellos destinados a buscar las metas de las medidas económicas de emergencia por el COVID-19.

Además, informó que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) facilitará un préstamo no reembolsable de $1 millón a cada uno de los cinco países centroamericanos, como parte de las medidas conjuntas que está coordinando el mecanismo regional activado para hacer frente a la emergencia.

En el caso de nuestro país, la Comisión Nacional de Emergencias será la encargada de definir técnicamente las prioridades a las cuales dirigir ese financiamiento.

El ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, por su parte, informó que el costo para el Estado de la moratoria tributaria de tres a cuatro meses sería de entre 10 mil millones a 12 mil millones de colones los cuales tendrían que ser compensados con el respectivo endeudamiento, pero que la moratoria era necesaria “para que el Estado no compita por el efectivo de las empresas para pagar salarios” en un contexto económico de disminución del consumo, debido a las medidas preventivas que se están propiciando.

A su vez, Rodrigo Bolaños, presidente del BCCR, consideró que es necesario reducir nuevamente la Tasa de Política Monetaria -la tasa de referencia para las tasas de interés que cobran y pagan los bancos- “para seguir aliviando la presión de los bolsillos de las personas y de las empresas”.

Si bien no quiso adelantar su criterio sobre el monto de la reducción por ser una decisión que tomaría la Junta Directiva del BCCR, afirmó que, en su opinión, “sí hay espacio para bajar la Tasa de Política Monetaria”.

Como hizo el ministro de Salud, Daniel Salas, en una conferencia de prensa previa, el presidente Alvarado urgió a la población a no acudir a aglomeraciones con el fin de evitar formar parte de las cadenas de transmisión del COVID-19.

Esto, después de haber recibido la información de que se estaban produciendo aglomeraciones de transportes en dirección a las playas.

0 comments