País

Benemeritazgo de la Liga Feminista es aprobado por la Asamblea con mayor representación de mujeres en su historia

La organización, fundada en 1923, luchó durante décadas por posicionar la emancipación, el sufragio, la participación política y la educación de las mujeres costarricenses.

La Asamblea Legislativa aprobó el proyecto de ley que declara a la Liga Feminista como una organización benemérita de la patria. Este título es otorgado a personas o colectivos que son reconocidas por sus acciones y aportes en la sociedad costarricense. 

La Liga Feminista fue fundada en 1923, hace casi 100 años, por estudiantes, docentes y la directora del Colegio de Señoritas. Este colectivo fue la primera organización feminista del país y durante décadas luchó por la emancipación, la participación en puestos políticos, la educación y el sufragio de las mujeres.

El expediente fue introducido a corriente legislativa por la diputada Nielsen Pérez, del Partido Acción Ciudadana, y fue aprobado este martes por el plenario con mayor representación femenina en su historia. La asamblea actual es la primera que aplica el principio de paridad horizontal y vertical, esto significa que las mujeres no solo deben representar la mitad de puestos sino también deben alternarse entre las candidaturas.

La diputada recuperó registros históricos que describen la lucha de este colectivo en un ambiente hostil dominado por hombres. Desde su fundación y hasta la aprobación del voto femenino en 1949 las mujeres de la Liga Feminista hicieron campañas dentro de los espacios e instituciones políticos y abrieron la conversación en los medios de comunicación. 

Por el “incansable trabajo de las visionarias y perseverantes mujeres que posicionaron el tema en debate pública mientras sufrían ofensas e insultos” es que “ningún partido o dirigente del pasado puede atribuir el voto femenino a nadie que no sea las mujeres de la liga feminista” afirmó la diputada. 

Monserrat Sagot: “El elemento último de la lucha feminista es el control de el cuerpo y la vida de la mujer”

La socióloga especializada en género y directora del Centro de Investigación de Estudios de la Mujer (CIEM) de la Universidad de Costa Rica (UCR) se refiere al título de beneméritas de la patria otorgado al día de hoy a la Liga Feminista, a la complejidad de los feminismos y su relación con otros movimientos sociales. 

¿Qué impacto tiene el otorgamiento de este título a la liga feminista en el movimiento actual? 

Es un homenaje que se rinde a la liga feminista por su valor histórica pero no me parece honestamente que vaya a tener un impacto en el sentido de mayor consideración o aprecio por el movimiento actual; de hecho, alguna gente sigue creyendo que el anterior movimiento era el que si lograba y que el actual no recogió esos frutos y que está degenerado. 

El título es otorgado en la Asamblea con mayor representación femenina, lo que no significa que sea la más favorecedora para los derechos de las mujeres ¿La incorporación de las mujeres era el objetivo final?

Yo creo que aumentar la representación e las mujeres es un logro porque es logro de igualdad porque es una sociedad que tiene que dar una participación paritaria a todas las personas que existen. Ni por etnia, zona geográfica u otro debería discriminarse. Pero nunca será el logro final, nunca fue el logro final.

Ahora se habla de feminismos ¿Cómo la pluralidad de voces dentro del movimiento impacta sus propuestas y organización? ¿Hay acuerdos inamovibles entre los feminismos?

El movimiento feminista siempre ha sido plural, siempre hay varios feminismos, desde el siglo 19. El feminismo liberal, progresista y el cultural, por ejemplo. En términos históricos no hay acuerdos muy firmes y entre ellos han tenido conflictos y estrategias muy diferentes. Probablemente el único acuerdo entre ellos es que las mujeres no merecen ser ciudadanas de segunda clase y que no debería ser una condición que las limite a tener acceso a derechos con plenitud. 

Actualmente también se visibiliza su relación con otros movimientos… 

Los movimientos sociales como el ambiental, el de los trabajadores, el antiesclavista coexistieron siempre con el feminista. Tal vez con excepción del LGTBI que es más reciente. 

Hubieron conflictos históricos entre ellos y eso no ha cambiado pero nunca ha significado que no se pueda llevar una agenda de transformación social en las mismas diferencias. Los movimientos como un ideal de transformación. 

Una de las cosas que hay que reconocer es que fue uno de los más exitosos del siglo XX, el feminismo sufragista  y otros han logrado sus objetivos en términos de lo que se puso en agenda pública. Lo que se propusieron en el Siglo XX y Siglo XIX lo lograron casi que al 100%. 

Ese movimiento trabajó sobre el terreno de los derechos y el actual que trabaja principalmente sobre la forma en que se organiza la sociedad, actualmente topa con pared contra los grupos conservadores cuando quiere hablar de desigualdad y el elemento último de la lucha feminista que es el control del cuerpo y la vida de la mujer.

Ir al contenido