País

Bares y Restaurantes reprochan impacto de restricción vehicular sobre sus negocios y piden valorar nuevas medidas

Negocios alegan que ha visto una reducción del 40% en las ventas y una baja del 20% en sus planillas como consecuencia de la restricción vehicular sanitaria

La Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines (Cacore) y la Asociación de Bares de Costa Rica (Asobares) enviaron una carta pública al Ministerio de Economía en la que reclaman que la actual restricción vehicular sanitaria únicamente afecta a este sector económico, lo que ha provocado un aumento en el desempleo y una baja en las ventas.

En la misiva enviada a la ministra de Economía, Victoria Hernández, ambas organizaciones exponen que la restricción vehicular sanitaria ha recaído de forma asimétrica y desbalanceada sobre este sector económico.

«Ya vamos a cumplir dos años de medidas por la Pandemia pero la última decisión de bajarnos en dos horas el funcionamiento de los bares y restaurantes nos afecta de forma casi exclusiva a nosotros y a nuestro personal. Se calcula que esta medida ha producido una disminución promedio del 40% en las ventas y despidos en un 20% de nuestras planillas», externaron en un comunicado de prensa.

El pasado 10 de enero las autoridades de Gobierno anunciaron que la restricción vehicular sanitaria volvería a aplicarse a partir de las 10 p.m. debido al impacto de la variante Ómicron en el país.

De acuerdo con Cacore y Asobares, se calcula que durante la pandemia, el sector de bares y restaurantes tuvo 3.000 cierres de negocios de forma definitiva.

«El peso del “martillo” anunciado por el gobierno continúa contra nosotros sin contar (a diferencia de otros países) con algún tipo de plan de alivio o contingencia para mitigar el impacto financiero de las medidas. Los pagos de patentes, de CCSS, alquileres, altas tarifas de luz y agua y demás impuestos siguen todos iguales», agregaron.

Además indicaron que ven necesario que se establezcan otro tipo de medidas enfocadas hacia otros sectores de la economía, tales como la reducción de aforos a comercios grandes, centros comerciales, cadenas de supermercados y a las grandes tiendas transnacionales de conveniencia, «cuyo funcionamiento ha pasado casi sin alteración durante estos casi dos años».

El reclamo de las organizaciones de bares y restaurantes se da en momentos donde los altas cifras de contagio azotan al país. Esta semana se han reportado las cifras de casos diarias más altas registradas en lo que va de la pandemia. Solo este jueves se sumaron 6.016 nuevos contagios (cifra récord).

Asimismo, las hospitalizaciones continúan en aumento. Según datos del Ministerio de Salud, para este jueves se reportaron 469 personas hospitalizadas, 379 en Salón y 88 en UCI, lo que demuestra un aumento del 7% respecto al día anterior cuando 437 se encontraban internados en hospitales nacionales y privados.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido