Bancos cobran créditos sin considerar Covid-19 porque Gobierno y Conassif se lavan las manos

El Gobierno y máximo regulador financiero esquivan intervenir entre bancos y sus deudores: los productores, empresas y familias que padecen la suspensión de normalidad económica.

El estado de emergencia es la nueva normalidad para todos los sectores económicos, salvo para los bancos.

El Banco Central (BCCR) decretó una baja en las tasas con las que buscan financiamiento los bancos, para bajar costos de sus servicios.

Sin embargo, el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) dijo a UNIVERSIDAD que no tiene forma de presionar para que bancos ofrezcan condonaciones ni refinanciamientos a los deudores en crisis por el coronavirus (Covid-19).

“Conassif no tiene potestades legales para indicarle a ningún banco la condonación de una deuda; esta es una decisión directa de cada banco, por cuanto afecta su patrimonio”, contestó el presidente del ente regulador, Alberto Dent.

Por otro lado, con decretos, Presidencia abrió campo en el congreso para su agenda económica de urgencia: seis proyectos de ley que mitigarían el impacto económico de la pandemia.

Entre las decenas de proyectos de ley que salieron desconvocados, también desapareció el proyecto contra usura crediticia (20.861), que forzaría políticamente la baja de las tasas de interés en bancos y comercios.

“Convocamos los (proyectos) más urgentes para atender el Covid-19. Se valora enviarlo prontamente”, respondió por correo la periodista de Casa Presidencial, tras consulta de UNIVERSIDAD.

De acuerdo con los decretos, las prioridades de Presidencia son eximir los pagos de ciertos impuestos; asegurar atención médica gratuita y garantizar suficiente liquidez al Estado. El gran ausente: una regulación para los créditos que ahogan los bolsillos de las y los costarricenses (y que lo hacen desde mucho antes de la declaratoria de pandemia).

Presidencia quedó pendiente de contestar otras dos preguntas de UNIVERSIDAD sobre esas prioridades: ¿Por qué no hay proyectos de alivio al endeudamiento para familias dentro de la agenda convocada? ¿Considera el Gobierno algún plan, sea por decreto o ley, para que las familias tengan liquidez para comprar su canasta básica?

¿Soluciones de banca? Más endeudamiento

La Asociación Bancaria Costarricense (ABC) –la asociación que reúne a los 14 bancos públicos y privados del país– anunció que ofrecerá créditos de emergencia a las empresas. No hay ofertas de refinanciamiento, moratoria o condonación por impagos.

UNIVERSIDAD consultó sobre las condiciones de esos créditos de emergencia (tasas de interés, plazos de cumplimiento y las garantías que pedirán los bancos para otorgarlos) a lo que la ABC no contestó.

El BCCR bajó la Tasa de Política Monetaria (TPM) que usan los bancos para financiarse –ahora está en 1,25% anual– y otras tres tasas de referencia que encarecen los costos de intermediación.

Conassif, por su parte, amplió una medida que ya estaba vigente, “que permite renegociar hasta dos veces en un periodo de 24 meses las condiciones pactadas de los créditos”, para que los clientes no manchen su récord crediticio.

El diputado y economista Welmer Ramos sostiene que Conassif puede regular y “eliminar todas las cláusulas abusivas, todas las que no aceptan los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) como multas por pagos adelantados e intereses sobre monto facturado y no por el saldo”.

También, Ramos dice que deben “eliminar las tasas piso” que aparecen en contratos de crédito.

“Eso impide que los deudores se beneficien de las medidas de política monetaria del Banco Central. La mayoría de créditos de vivienda y pymes, que representan el 60% del crédito del sistema financiero, tienen cláusulas piso”, asegura Ramos.

“El BCCR baja las tasas de referencia, el TPM y el encaje mínimo legal para liberar cantidad de recursos y bajar costos a los bancos. Sin embargo, los costarricenses no reciben ningún beneficio de eso, se queda en mayores utilidades para los bancos”, afirmó el diputado oficialista.

Ramos urgió que los bancos privados también se unan al espíritu “solidario” de la crisis.

Sin proyecto contra usura

El martes 17 de marzo, la ausencia del plan contra la usura se convirtió en reclamo de múltiples fracciones.

El primero en reaccionar fue el diputado liberacionista David Gourzong, proponente del proyecto, junto con Welmer Ramos del PAC.

Gourzong diagnóstica que la ABC intervino para sacar la usura del juego político. Responsabiliza a la diputada María Inés Solís de forcejear por esos mismos intereses.

“La diputada María Inés Solís, cojefa de fracción del PUSC (Partido Unidad Social Cristiana), indicó que si el Ejecutivo incluía ese proyecto iba a paralizar el parlamento. Esa es una falta de consideración al pueblo costarricense”, afirmó Gourzong en entrevista con UNIVERSIDAD.

Durante la negociación del proyecto, en enero y febrero, Solís defendió mantener altas las tasas de interés, con tal de que los bancos presten dinero a personas que no son deudores de bajo riesgo, es decir, las personas que no tienen una capacidad de pago saludable.

No obstante, en plenario, Solís sostuvo que la presión de la cual la acusa Gourzong “nunca se dio” y pidió una “disculpa pública” que el liberacionista se negó a darle.

Ni la fracción del PUSC ni otros diputados respaldaron a la diputada Solís en desmentir la afirmación de Gourzong.

Para la tarde del martes, 20 diputados firmaron una carta suscrita por el liberacionista para que Presidencia convoque al proyecto.

En redes sociales y en los videos del congreso, otros legisladores hicieron la misma petitoria. El llamado lo suscribieron la socialcristiana Shirley Díaz, Wálter Muñoz (Partido Integración Nacional), José María Villalta (Frente Amplio) y Franggi Nicolás (Partido Liberación Nacional), quien apoyó a Gourzong públicamente.

“Los diputados tenemos la obligación de defender a los costarricenses, no a las garroteras y bancos abusivas”, añadió la liberacionista en su postura pública.

Al cierre de esta nota y con las peticiones cerrándose alrededor de Presidencia, usura continúa desconvocado de la agenda legislativa.


La agenda económica del Covid-19

Estos son los proyectos que ha convocado el Gobierno.

Moratoria de impuestos

Cuatro moratorias para distintos tributos de Hacienda (IVA, renta, aduanas e impuesto selectivo de consumo).

Préstamo de $500 millones

El Gobierno firmó un préstamo con la Corporación Andina de Fomento (CAF) que debe aprobarse por diputados.

Proyecto de datáfonos

Propone que Banco Central ponga tope a las comisiones que cobran bancos y comercios por las transacciones con tarjetas y datáfonos para bajar costos en negocios.

Superávits hacia Estado

Ley toma ¢226.145 millones de los superávits de 13 instituciones públicas y migra ese dinero hacia la caja única del Estado.

Recursos para FODESAF

A partir de los recortes a pensiones de lujo se girarán a programas de beneficio social en poblaciones de mujeres, niños, adultos mayores, indígenas y personas con discapacidad.

Perdón para deudores de CCSS

Los patronos, trabajadores y asegurados podrán ponerse al día sin pagar multas o intereses acumulados.


 

0 comments