País

Baja de contagios y vacunación abren espacio para reducir listas de espera en la Caja

Según datos de la CCSS, las cirugías más afectadas en cuanto a aumento en los días de espera, entre enero y diciembre del año 2020, fueron Vascular Periférica, Ginecología, Oftalmología y Otorrinolaringología. 

La baja de contagios COVID-19 en los últimos dos meses y la puesta en marcha de la vacunación hacen que en este momento la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) trabaje -nuevamente- en la reducción de los tiempos de espera para cirugías, consulta externa y procedimientos.

De acuerdo con la coordinadora de la Unidad Técnica de Listas de Espera de la CCSS, Marny Ramos, la baja en los casos reportados COVID-19, así como la vacunación del personal de la primera línea de atención, permiten una mayor movilidad de los pacientes en algunos servicios.

“Esto se comporta como en olas, en cualquier momento puede suscitarse una ola, y puede que no sea a nivel nacional sino en una red en particular. Los que tengan mayor transmisibilidad del virus puede que tengan en cierto momento que ir más despacio o no hacer cierta cantidad de cirugías, y por eso es heterogénea la forma. Si hay una directriz muy clara de que todos tienen que ir en avance pero siempre teniendo los cuidados de cómo se está comportando epidemiológicamente la enfermedad en cada zona”, destacó Ramos.

“(…) La vacuna viene a representar un impacto porque ya tenemos al personal de primera línea protegido porque aquí juegan dos cosas importantes, la seguridad de los pacientes y el personal de salud. Los hospitales siempre pueden ser foco de infección. Todos los servicios de salud pese a que se tiene toda la consulta respiratoria diferenciada siempre existe mayor riesgo en hospitales de contagios”, agregó.

Tras la aparición de los primeros casos de SARS-CoV-2 el año pasado,  la atención de la Caja dio un giro de 180 grados, pasando el COVID-19 a ser la prioridad de la institución, mientras que la atención de otras patologías pasó a un segundo lugar, afectando esto los tiempos de espera de cirugías, procedimientos y consulta externa. 

De esta forma la CCSS se centró en la atención de consulta externa a través de llamadas telefónicas y telemedicina; además se suspendió la realización de cirugías electivas, manteniendo solo las cirugías prioritarias, las emergencias, las hemodiálisis, la atención del cáncer, y la colocación de marcapasos, entre otros.

Mientras que en diciembre del 2019 los pacientes de la CCSS debían esperar por una cirugía —en promedio— 341 días, para diciembre del 2020 la ya tormentosa espera creció a 495 días; es decir, 154 días más, debido al impacto de la pandemia sobre el sistema hospitalario.

Según datos de la UTLE, las cirugías más afectadas en cuanto a aumento en los días de espera, entre enero y diciembre del año 2020, fueron Vascular Periférica, Ginecología, Oftalmología y Otorrinolaringología. 

Otra leve alza pasó en la consulta externa al pasar de 151 días en diciembre del 2019 a 157 días en promedio en diciembre del 2020.

Solo los procedimientos representaron una baja al pasar de 142 días en diciembre del 2019 a 116 días en promedio para diciembre del año anterior. 

Ramos destacó también que durante la pandemia han reforzado el equipo e infraestructura hospitalaria en los hospitales públicos, además de que se han sumado nuevos especialistas. 

“En el 2020 por tema del COVID-19 y el riesgo de contagio era de esperarse algún efecto en el tema de los plazos pero nosotros sabemos que es temporal y ocasionado por la emergencia. Con toda esta nueva capacidad instalada se va a dar un nuevo impulso en el 2021 y esperamos que la vacuna nos dé otra ayuda”, mencionó.

La coordinadora indicó también que en la CCSS no pierden la esperanza de mejorar los tiempos de espera y reactivar los 236 programas programas institucionales enfocados en la reducción de los tiempos de espera 

“Hasta marzo del 2020, logramos tener los plazos bastante menores de lo que ya se venía manejando, inclusive los plazos más bajos de los últimos 5 años. Nosotros no perdemos la esperanza de volver a tener esos plazos o incluso mejorarlos. Estamos en una etapa donde estamos valorando la recuperación y el incremento de la producción como la teníamos. Eso depende de que por lo menos avancemos dos meses en vacunación para asegurarnos que la población vulnerable esté protegida”, acotó. 

¿Cómo avanzan los hospitales?

A inicios de esta semana, los hospitales San Juan de Dios y el San Vicente de Paúl, anunciaron sus planes de trabajo para reactivar las cirugías y consultas externas suspendidas en el año 2020. 

El hospital San Juan de Dios se propone realizar 40 cirugías diarias en jornada ordinaria, para completar 800 al mes.

“Durante la pandemia realizamos en promedio 550 cirugías mensuales, solo en las salas centrales y en jornada ordinaria, con este plan realizaremos 250 más”, detalló la directora del centro médico, Ileana Balmaceda. 

En el caso del hospital San Vicente de Paúl, esta semana inició también el plan de reactivación de las 11 salas de cirugía, así como la atención de pacientes prioritarios de Consulta Externa. Este proceso será controlado mediante fases debidamente planificadas.

El centro médico externó en un comunicado de prensa que desde que inició la pandemia no ha dejado de atender pacientes prioritarios como han sido los oncológicos y los de emergencias médicas.

“Para llevar a cabo las fases de apertura es importante la colaboración de la población, la responsabilidad del usuario que será sometido a algún procedimiento y la del familiar que lo acompañe al hospital. Mantener las burbujas familiares y no exponerse a ser contagiados por el virus del covid-19 marcará la diferencia en el éxito del proceso”, externó la directora del centro médico, Priscilla Balmaceda.

Ir al contenido