Bac San José anuncia despido de 373 personas por la ley de usura

Banco anunció que desvinculará 187.526 tarjetas de crédito que pertenecen a 79.789 clientes.

El banco Bac San José despedirá 373 colaboradores, cerrará «al menos» 11 puntos de servicio y «deberá desvincular a 79.789 clientes». De acuerdo con un comunicado, el banco toma la decisión porque entró en vigencia la ley de usura crediticia, desde el miércoles 1 de julio.

“Nos vemos obligados a tomar estas decisiones con responsabilidad y respeto por la ley. Desafortunadamente hay una gran cantidad de personas que se verán afectadas y a las que no podremos seguir sirviendo con nuestro modelo anterior” dice la declaración de Federico Odio, gerente de BAC Credomatic Costa Rica.

El comunicado asegura que «como resultado de la entrada en vigencia de nuevos topes a las tasas de interés para las operaciones financieras, comerciales y de microcréditos, nos vemos obligados a suprimir 187.526 tarjetas de crédito a 79.789 clientes, cuyas operaciones se vuelven deficitarias para la empresa».

BAC afirma que «los clientes serán contactados de manera directa y, en principio, se determinó una etapa de transición de 60 días para concretar el cierre de sus tarjetas».

«A partir del 3 de setiembre de 2020 los saldos que estén pendientes entrarán en un proceso de cobro decreciente, para cuya cancelación dispondrán de hasta 5 años de plazo. Todos los canales de servicio de BAC Credomatic estarán disponibles para acompañar a los clientes en este proceso», dice también la comunicación de BAC.

UNIVERSIDAD consultó a la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) si BAC debería cumplir con normativa para realizar esta desvinculación con los clientes.

«Están enviándole la noticia a los 80 mil clientes. Ahora esas personas deberán hacer sus pagos hasta cancelar las operaciones. No hay ninguna normativa al respecto», explicó el superintendente Bernardo Alfaro.

«Si la gente no cancelara los saldos y entrara en mora, así aparecerían en el Centro de Información Crediticia (CIC), y se expondrían a una ejecución judicial», añadió Alfaro.

El comunicado también dice que se debe «adaptar la organización a la nueva situación del mercado».

«Hay segmentos que no se pueden seguir sirviendo con los productos y canales tradicionales», también asegura el comunicado.

«Nos hemos enfocado en construir relaciones duraderas con nuestros clientes; sin embargo, las nuevas condiciones exigen una acción mitigadora rápida”, dice Odio.

El BAC analiza «otras opciones para los clientes que perderán el uso de crédito a través de la tarjeta». ́

“Estas son decisiones muy difíciles para nosotros, pero necesarias y responsables” dice Odio.

Los trabajadores afectados «recibirán apoyo mediante una bolsa de empleo, acompañamiento y asesoría y condiciones especiales para quienes actualmente tienen créditos con el Banco, entre otros beneficios».

“Tenemos una historia sólida, íntegra y de responsabilidad, por lo que lamentamos vernos obligados a tomar acciones que afectan a nuestros clientes y a nuestros colaboradores. A pesar de ellas, mantendremos nuestro compromiso por seguir impulsando el desarrollo de nuestros clientes y el manejo responsable de sus finanzas personales y empresariales”, dice el comunicado a nombre de Odio.

Lea sobre los cambios en tarjetas: Plan de usura forzará baja de intereses en 64% de los emisores de tarjetas de crédito

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments