País

Auditoría de CCSS eleva a Ministerio Público investigación por contratación de vuelos charter desde China

En abril de este año, UNIVERSIDAD dio cuenta de una serie de irregularidades en el proceso de adjudicación para el transporte de equipos médicos donados por el país asiático.

La Auditoría Interna de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) emitió una denuncia penal al Ministerio Público para que se investiguen presuntas anomalías en el proceso de contratación de tres vuelos chárter provenientes de China.

Los aviones transportaban una donación, realizada por el país asiático, por ¢469.143.019 ($830.180), con una carga con de 570 metros cúbicos con 100 mil batas descartables, 10 mil respiradores N-95, 100 mil mascarillas quirúrgicas de uso médico, 110 mil lentes de seguridad, 100 mil guantes, 100 mil botas descartables y 40 mil mascarillas quirúrgicas.

En abril pasado, una investigación de UNIVERSIDAD dio cuenta de una serie de irregularidades en la contratación del servicio, que finalmente fue dada a DHL.

Embajada de China recomendó a DHL; empresa presentó oferta fuera de plazo

La embajada de la República Popular de China en Costa Rica sugirió contratar a DHLGlobal Forwarding para transportar la donación de equipos de protección médico, quince días antes de que se le adjudicara la oferta.

El 13 de abril, el Área de Adquisiciones de Bienes y Servicios de la CCSS estableció los lineamientos que las empresas concursantes debían cumplir para poder participar en el proceso de elección del vuelo desde China. Con la firma del jefe del departamento, Maynor Barrantes Castro, y la analista Cinthya Campos, la institución indicó que el plazo límite para presentar las ofertas vencía el 13 de abril de 2020, a las 16:00 horas.

Pese a esta instrucción, la CCSS recibió la primera oferta de DHL mediante un correo electrónico el 13 de abril, a las 17:00 horas; es decir, una hora después de la finalización del plazo. En esta cotización, la empresa ofrecía un vuelo directo de Shangai a Costa Rica por $918.932.74, a bordo de un avión B747-400 CARGUERO, con capacidad para 120.000 KG / 735 m3.

Sin embargo, al día siguiente, DHL retiró dicha oferta y, mediante un correo electrónico dirigido a la unidad de adquisición de la CCSS, explicó que “desafortunadamente el avión que cotizamos ayer lo vendieron durante la noche. Así de rápido se están vendiendo los aviones porque todo el mundo quiere mover carga de China en estos momentos”.

La  nueva cotización llegó a poder de la CCSS el martes 14 de abril, a las 9:02 a.m., por correo electrónico. En esta ocasión, DHL ofrecía tres vuelos, con ruta Shangai – México – San José, por un monto de $1.292.806,42; cada avión tenía capacidad para transportar 196 metros cúbicos.

De esta forma, la oferta final, y a la postre seleccionada, se presentó 17 horas después del plazo estipulado y la cotización no estuvo vigente por los 15 días hábiles que exigía la CCSS.

Además, en un correo del mismo 14 de abril, enviado a las 12:59 pm, la empresa DHL le señaló a la Caja que la propuesta estaba sujeta a cambios sin previo aviso y que “la tarifa indicada en la cotización adjunta se mantiene, siempre y cuando recibamos la aceptación de parte de CCSS el día de hoy antes de las 3:00 pm”.

Dicha empresa supo de su designación horas antes de que se hiciera la comunicación formal a las partes, porque el acto de adjudicación quedó en firme a las 11:45 a.m. de ese 15 de abril, mientras que la empresa alemana fue informada el 14 de abril, a las 6:36 p.m. (16 horas antes de la firma de la adjudicación).

La contratación finalmente fue por ¢730.577.598 ($1.292.806), pese a que el domingo 5 de abril el presidente Ejecutivo de la Caja, Román Macaya, había dicho en conferencia de prensa que inicialmente sería por $350.000, dato que fue rectificado días después por el gerente de logística de la institución, Luis Fernando Porras, por un monto de $1,1 millones.

CCSS defendió adjudicación

Consultado en abril por UNIVERSIDAD sobre estos datos, el gerente de Logística de la CCSS, Luis Porras, defendió vía correo electrónico la adjudicación a la empresa DHL y justificó el proceder ante cada uno de los cuestionamientos.

“La toma de decisión del chárter obedece directamente a la necesidad inmediata de tener los insumos de protección en el país, una vez estuviesen disponibles en origen”, contestó el gerente de logística en dicha ocasión.

Posteriormente, en mayo de este año, la Auditoría Interna de la CCSS determina que contratación de charters a China estuvo «apegada a la ley».

«Las acciones realizadas por la administración activa para el trámite de la contratación directa, con el fin de adquirir los servicios de transporte aéreo de suministros médicos donados por la Embajada de la República Popular China, estuvieron apegados a lo establecido en la ley y reglamento de contratación administrativa, la autorización  de la Contraloría General de la República y las disposiciones internas de la CCSS», indicaba la resolución.

Desde el miércoles de esta semana, UNIVERSIDAD consultó a la Caja, a través de su área de comunicación, las razones que llevaron  a la institución a presentar la denuncia, así como a rechazar las conclusiones de la auditoría realizada en mayo.

Dicho departamento indicó el miércoles que ese mismo día se enviaría un comunicado de prensa al respecto, el cual no se remitió. Posteriormente, ante una nueva consulta, la oficina indicó que sería el jueves que se haría llegar la comunicación; sin embargo, a las 4 pm de este viernes dicho documento no ha sido entregado.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido