Diputados se traen abajo reducción de la deuda política

24 legisladores votaron en contra de la iniciativa que pretendía trasladar ₡10.600 millones del TSE a la CNE para atender los efectos de Nate.

  • Presupuesto nacional (sin el recorte) se aprobó en primer debate.

Los diputados de la Asamblea Legislativa se trajeron abajo la iniciativa que pretendía reducir la deuda política en un 50% y destinar ₡10.600 millones a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) para la atención de la tormenta tropical Nate.

24 de 41 diputados dieron su voto negativo al dictamen de mayoría de la Comisión de Asuntos Hacendarios y su plan de gastos de ₡9,3 billones para el presupuesto nacional, mismo que incluía la moción hecha a mediados de octubre pasado.

En total, votaron en contra los diputados del Partido Liberación Nacional (PLN) y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), así como el presidente del Congreso, Gonzalo Ramírez, y los independientes Ligia Fallas y Víctor Morales Zapata.

En la contraparte, estuvieron la bancada del Frente Amplio (FA), la diputada independiente Carmen Quesada, el diputado Mario Redondo (del PADC), y la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), con excepción del diputado oficialista Javier Cambronero.

Por su parte, destacó la ausencia del diputado Otto Guevara, quien presentó la iniciativa en la Comisión de Hacendarios, pero finalmente no fue parte de su votación final este lunes.

Ante esta decisión, la diputada del PAC, Marcela Guerrero, manifestó ante el Plenario que los partidos requieren ahora más que nunca de “una credibilidad que no da campañas electorales multimillonarias”, a lo que añadió una solicitud de replantear los posicionamientos que finalmente no fue escuchada.

“No se nos pueden ir los miles de millones en una campaña como si este país no estuviera afrontando no sólo un estado de necesidad, que es no poder presupuestar al 100% todos sus recursos, sino adicionalmente eventos climáticos como el que hemos vivido este año”, apuntó la diputada.

“Si los partidos políticos quieren irse en año electoral a gastar a manos llenas, flaco favor le hacemos a este país (…) No podemos irnos a una campaña electoral como si nada hubiera pasado en este país”, puntualizó.

Al respecto, el diputado Luis Alberto Vásquez del PUSC cuestionó la solicitud de Guerrero y señaló que reducir la deuda política sería incumplir una norma constitucional, punto que reiteró en distintas ocasiones y que fue acuerpado por la bancada liberacionista.

“Hay que dar lectura a algo que está en la norma constitucional y no es solamente pedir que no la cumplamos”, señaló Vásquez, a lo que añadió las palabras de una solicitud del Tribunal Supremo de Elecciones para evitar la reducción que había sido propuesta. “No es algo de que si queremos o no queremos”, subrayó.

Presupuesto aprobado

Una vez rechazada la propuesta de mayoría, los diputados procedieron a votar el dictamen de minoría, mismo que se aceptó en una votación que finalizó 43-9.

En esta ocasión, el PAC (a excepción de Marcela Guerrero) votó favorablemente la segunda propuesta.

Con esto, el presupuesto se aprobó en primer debate, en el que sólo se opusieron la bancada del FA y los diputados Gonzalo Ramírez (PRC), Carmen Quesada y Mario Redondo.

Ante esta aprobación, el diputado Rolando González del PLN celebró la decisión de sus compañeros legisladores, haciendo referencia también a las indicaciones expresas del TSE y tachando la nueva propuesta como un acto «legalidad».

«Sólo cabía votar el dictamen de minoría que preparamos los diputados del PLN y la diputada Rosibel Ramos del PUSC, ahora sabemos que el presupuesto es insuficiente, pero al menos se resguarda en los términos que la ley contempla», acotó.

A esta respuesta, contradijo inmediatamente el diputado Francisco Camacho del FA, quien catalogó la decisión como una contradicción histórica de partidos que han hecho recortes inconstitucionales, posiblemente menos necesarios, en otros momentos.

«Queda clarísimo cómo se mueven los intereses en esta Asamblea Legislativa, dependiendo de a dónde se aplica el recorte, porque cuando se hicieron los recortes del PANI, sin ninguna contemplación y habiendo una orden judicial, ₡40.000 millones se le cercenaron (…) ahí no importada, ahí sí se podía y no habían problemas», señaló el diputado Camacho.

«Entonces se viene con un doble discurso y ahora que se piensa en apenas ₡10.000 millones de la deuda política, ahí sí hay un problema», puntualizó.

Ahora, todo queda servido para una ratificación del presupuesto (sin el recort) este 23 de noviembre,  cuando se estima que se tramite el segundo debate.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments