País

Asamblea Legislativa inaugura placa conmemorativa de nuevo edificio junto con el Presidente 

"Tenemos que remar más, tenemos que seguir haciendo lo excepcional”, pidió presidente Alvarado en acto protocolario con representantes de los tres Poderes de la República

En un acto de hora y media, la Asamblea Legislativa celebró su nuevo edificio, que inició funcionamiento el pasado octubre.

Este miércoles, el presidente Carlos Alvarado, junto con otros funcionarios del Ejecutivo y del Judicial, develaron una placa que contiene los nombres de los seis diputados del directorio legislativo (Eduardo Cruickshank, Ana Lucía Delgado, María Vita Monge, Jorge Luis Fonseca, Carlos Avendaño, Otto Roberto Vargas); el presidente ejecutivo Antonio Ayales; así como los logotipos de las dos empresas que diseñaron y construyeron la edificación de 21 pisos (el arquitecto Javier Salinas y la constructora Edica).

La placa también dice que estos nombres “Entregamos esta obra a las generaciones futuras para que continúen forjando el progreso y bienestar social con su trabajo, la ayuda del pueblo de conformidad con sus más altos valores y la inspiración divina”. El extenso mensaje será colgado en la fachada del edificio legislativo que está aledaño a la avenida central, frente a la plaza de la Democracia, en San José.

En su discurso, el presidente Carlos Alvarado aludió a metafóricamente a los “cimientos de la democracia” del país y refirió a una anécdota del eclipse solar del año 585, antes de Cristo.

“(Ahora) sobre todo tenemos el eclipse de, teniendo una de las democracias más sólidas del mundo, una que es liderada por la voluntad manifiesta del pueblo, voluntad residente en su voto, en su expresión de lo que se quiere. Tenemos el potencial eclipse de que nos lleve a que asumamos las decisiones que nos lleven al bienestar de todas las personas”, dijo antes de pausar la mirada frente a los diputados, en las sillas del Salón de expresidentes de la Asamblea Legislativa.

Alvarado también dijo que “no obstante, los tiempos demandan aún más de nosotros, como repito en veces (sic) a mis colaboradores, nos topamos tiempos que por más que rememos, la barra cada vez está más alta porque la necesidad es mayor, entonces tenemos que remar más, tenemos que seguir haciendo lo excepcional”.

En las pasadas dos semanas, el presidente Alvarado y representantes de Gobierno han pujado por sacar adelante un controvertido proyecto de ley para reformar el empleo público del país (el expediente 21.366).

El Poder Ejecutivo confía en este plan para una siguiente etapa crucial, la consolidación de un préstamo por $1.750 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Alvarado no aludió directamente a estos planes; sí pidió a los asistentes —diputados, el magistrado del Tribunal Supremo de Elecciones, Luis Antonio Sobrado; y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Fernando Castillo— que trabajen “juntos”.

Esta es una de dos asistencias que ha hecho el presidente Alvarado al edificio legislativo durante este 2021. El pasado 10 de febrero, Alvarado fue convocado a una comisión investigadora para responder preguntas sobre la creación y labores de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD).

Presidente legislativo: Asamblea “expresa de mejor y mayor manera la amplia voluntad popular”

Por otro lado, en su discurso, el diputado presidente legislativo Eduardo Cruickshank, destacó el papel de la Asamblea Legislativa como “Primer Poder de la República”.

“Con todo respeto a los representantes de los otros poderes públicos, cuando el Poder Ejecutivo representa especialmente la voluntad de un solo partido político, que mayoritariamente triunfa sobre el resto que participan en una elección, aunque ese ejercicio de Gobierno se realice en nombre de todos los ciudadanos, y así los represente, es en la práctica el ejercicio de gobierno de un Partido Político, en tanto que, en la Asamblea Legislativa, por el ámbito de su representación política y multipartidista, expresa de mejor y mayor manera la amplia voluntad popular, resultado también de procesos electorales”, afirmó.

“Si a ello se le suma la función exclusiva de nombrar a los Magistrados, a los más Altos Jueces de la República, esa responsabilidad fortalece ese papel de Primer Poder de la República”, dijo Cruickshank.

“Este edificio exalta la dignidad, el señorío, el papel en la historia nacional que ha tenido el Poder Legislativo. Su importancia en la estructura de los Poderes Públicos, que le ofrece decoro, decencia, excelencia y humanidad a quienes lo habitan permanentemente; sus funcionarios y, de manera transitoria, a los representantes del pueblo costarricense, en esta Casa del Pueblo, rehabitada (sic) cada cuatro años, como debe conceptuarse la Asamblea Legislativa, con la seguridad y disfrute de los espacios a quienes lo visitan por sus diversas razones”, afirmó el presidente legislativo.

Ir al contenido