País

Arnoldo André: de impulsor y financista de Rodrigo Chaves a canciller pragmático

Abogado y empresario había presidido el polémico fideicomiso que ahora está bajo investigación. Ahora lanza líneas de la política exterior y algunos virajes: una posibilidad es reconocer como legítimo el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela

El abogado Arnoldo André Tinoco será el conductor de la política exterior del gobierno de Rodrigo Chaves, al confirmarse este viernes el nombramiento del experto en Derecho Internacional cuyo rostro se conoció en la política después de la primera ronda electoral, como presidente del fideicomiso que impulsó en un principio la candidatura del actual presidente electo.

André, reconocido abogado y empresario inmobiliario, fue el primer nombre que presentó el presidente electo durante la rueda de prensa para mostrar un primer grupo de ministros. Se materializaba así uno de los nombres más mencionados en las últimas semanas, después de que se divulgó la participación de André como presidente del polémico fideicomiso que se habría utilizado para pagar indebidamente parte de los gastos de campaña del Partido Progreso Social Democrático (PPSD) y que ahora es objeto de investigación en el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y en el Ministerio Público.

Controversia aparte, André resultó rostro visible durante la campaña y Chaves insinuó que le daría el cargo de canciller aprovechando el conocimiento del derecho internacional y diplomático, habiendo sido por 15 años cónsul honorario de Noruega. También fue asesor del Ministerio entre 1998 y 2002, en el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio (2003) y profesor de Derecho en la Universidad de Costa Rica (1984-1994), además de Árbitro Internacional, nombrado como árbitro por el Presidente de Costa Rica para el Tratado de Libre Comercio entre Costa Rica y Chile, en 2007. Ha fungido como director en juntas directivas de empresas y cámaras empresariales.

Ahora queda claro que André Tinoco, descendiente de familia cafetalera  y  bisnieto del exgeneral golpista Joaquín Tinoco Granados (ministro de Guerra del dictador Federico Tinoco entre 1919 y 1921), conducirá la política exterior de Rodrigo Chaves a pesar de no haber militado nunca formalmente en el PPSD.

André Tinoco habla alemán e inglés (estudió en Colegio Humboldt y obtuvo posgrado en la Universidad de Hamburgo) y está familiarizado con el mundo de las embajadas, así como con inversionistas extranjeros que han acudido a los servicios legales del reconocido bufete Lexincorp, firma a la que se unió después de fundar en 1995 el bufete propio André Tinoco & Asociados, según el sitio web que lleva el nombre del ahora canciller designado.

Consultado por periodistas este mediodía, dijo que mantendría las lineas de política exterior clásicas con socios multilaterales como Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA) y los países asiáticos. «Por supuesto Costa Rica va a seguir con su papel de liderazgo en aquellos temas en que ya está súper posicionado, como derechos humanos y cambio climático», dijo.

«Nos interesa Centroamérica, Norteamérica, Surámérica, Europa y Asia también», añadió André, antes de advertir que la estrechez financiera del Gobierno impide abrir nuevas embajadas, por lo que está estudiando para «hacer más eficiente la representación nacional».

Aseguró que desde hace dos semanas trabaja en la consolidación de la coordinación con el personal del Ministerio y con los colaboradores que podría tener, viendo también las rotaciones de embajadores pendientes.

Consultados por las relaciones con Venezuela y Nicaragua, confirmó haberse reunido ya con el embajador nicaragüense en Costa Rica, Duilio José Hernández, en la línea ya expresada por Rodrigo Chaves de tener un embajador en Managua, dado que no están rotas las relaciones con el gobierno de Daniel Ortega.

Sobre Venezuela, André dijo que existe la posibilidad de reconocer al gobierno de Nicolás Maduro como legítimo, dado que ya venció la vigencia de Juan Guaidó, a quien Costa Rica y buena parte de la comunidad internacional reconocían como gobernante venezolano.

La dinámica mundial se mueve hacia ajustarse a las realidades de la política. En el derecho internacional un gobierno es el que ejercer el poder sobre un territorio y una población. Hay que valorar cuál es la posición que más convenga a los intereses de Costa Rica», dijo a los periodistas. Cuando se le consulto si es una opción reconocer a Maduro, precisó: «es una de las posibilidades».

Costa Rica carece de relaciones diplomáticas con Caracas, sin siquiera presencia de servicios consulares, después de que los últimos gobiernos costarricenses han expresado posiciones críticas sobre la gestión de Maduro y las violaciones a los derechos humanos. Sobre este punto, André dijo que Costa Rica tampoco debería dejar de denunciar cuando corresponda: «Incansablemente nuestro compromiso es por el respeto a los Derechos Humanos y cuando sea necesario lo vamos a denunciar  en los foros donde corresponda».

Suscríbase al boletín

Ir al contenido