País

Aresep: Resistencia de Recope a enviar estudio tarifario de combustibles es “para no decir ante la opinión pública” de cuánto será ajuste

Autoridad Reguladora criticó la decisión de la Refinadora de enviar “información técnica” en lugar de una solicitud de ajuste tarifario de los combustibles, mientras el Presidente Ejecutivo de Recope sostiene que se apega a la ley.

La decisión tomada por Recope de no presentar el estudio tarifario es para no decir ante la opinión pública, como lo ha hecho siempre de manera transparente, cuál es el monto del ajuste mensual que corresponde aplicar”.

Con esas fuertes palabras la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) reaccionó en un comunicado a la decisión de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) de no enviar este viernes una solicitud de reajuste tarifario de los combustibles, sino de limitarse a enviar “información técnica” para que sea la Autoridad la que determine de cuánto debe ser ese ajuste.

Tras recordar que los ajustes extraordinarios, como el que correspondería tras la primera quincena de mayo, tienen el fin de responder a variables externas como precios internacionales y el tipo de cambio, mediante un comunicado la Aresep señaló que “Recope venía presentando de manera transparente las peticiones extraordinarias, por una razón muy sencilla: la Autoridad Reguladora no coadministra y, en lo que corresponde a la importación de los combustibles, la información requerida la tiene exclusivamente Recope”.

Con frases fuertes, Aresep señala en el comunicado que tiene la responsabilidad de “armonizar intereses entre usuarios y prestadores”, para lo cual debe enfrentar lo que definió como “asimetría de información”; es decir “el Regulador define mecanismos para disponer de información que los operadores controlan y que por lo tanto utilizan estrategias que limitan el acceso oportuno y transparente a esa información”.

«Respetuosos de la institucionalidad»

Consultado de previo a que se conociera el más reciente comunicado de la Aresep, el presidente ejecutivo de Recope, Juan Manuel Quesada, manifestó que esa institución “tiene un rol que establece la ley y la regulación nacional, emitida por la misma Aresep” puntualizó que la ley establece que estos ajustes extraordinarios “están en manos de Aresep, Recope no tiene por qué estar solicitándo ajustes tarifaros”.

“El rol de Recope según ley es entregar información” puntualizó.

Al mismo tiempo, recordó que la ley de Aresep establece la obligación de garantizar el equilibrio de los prestadores de servicios públicos y que una vía para ello es la fijación extraordinaria de precios, “esperamos que ellos también, a como nosotros lo estamos haciendo respetuosos de la institucionalidad, de la ley y la regulación, que ellos procedan conforme corresponde”.

La ley y la regulación establece el procedimiento y los tiempos, insistió.

Ante la pregunta de si esta disposición sirve para que se le quite presión mediática y en la opinión pública a Recope, respondió “zapatero a sus zapatos, mi gestión precisamente va a estar enfocada en que lo que la ley dice que tiene que hacer Recope” ya añadió que “lejos del tema mediático parte del análisis es que la ley y la regulación vigente establecen que la Aresep tiene un rol que es el de regulador y nosotros el de prestar un servicio que es fundamental”.

Quesada además hizo un llamado a que “cada ente asuma el rol que la legislación le ha asignado”.

Misma metodología

Consultado sobre el tema, el exregulador General Roberto Jiménez ponderó en primer lugar que los ajustes extraordinarios son para volver el equilibrio financiero a las empresas, en este caso “me parece que si no hay una solicitud explícita de Recope, el Intendente de Energía tendría varias vías: primero, darlo por recibido; segundo, de oficio hacer una aplicación pero sin saber cuál es la necesidad de Recope, o bien que solicite más información”.

Ante la pregunta de si la decisión de Recope puede incidir en que tome más tiempo determinar un ajuste y que ello pueda tener consecuencias en la factura petrolera, replicó que “es responsabilidad de Recope, es el que tiene que determinar qué ocupa y qué necesita”.

Al respecto, destacó el hecho de que cuando Recope solicita los ajustes, lo hace en base a la “información perfecta” que tiene sobre su realidad financiera, por lo que “cualquier ente regulador” debe sustentar sus decisiones “con base en la información que brinda el regulado, si el regulado no determina cuanto es el dinero que ocupa para volver al equilibrio financiero, hay una tarea pendiente”.

Ante la pregunta de si la decisión de Recope puede ser una estratagema mediática para que la opinión pública no le responsabilice por los aumentos en los combustibles, Jiménez coincidió con la impresión de que la decisión de Recope, replicó “usted lo ha dicho”.

Por su parte Alejandro Muñoz, quien también acaba de concluir su gestión como presidente ejecutivo de Recope, consideró que su sucesor “le esta endilgando a la Aresep lo que la ley dice que debe hacer, lo cual es correcto”.

Sin embargo recordó que existe un acuerdo entre Aresep y la junta directiva de Recope desde la administración de José León Desanti (2006-2010), en que “por falta de recursos humanos y materiales Aresep le solicita a Recope apoyo en la labor de hacer el estudio técnico de precios y que Aresep revisara de acuerdo a la metodología que aplica para ambos”.

Muñoz subrayó que se trata de una única metodología para fijar precios que está definida y que la única institución que aprueba y fija precios en Costa Rica es la Aresep, “independientemente de quién mande datos o estudio técnico”.

Explicó que Recope aplica la metodología con base en el seguimiento de los precios internacionales y de los últimos 15 días, saca un promedio con el cual determina el nuevo precio al que se van a enviar los datos técnicos a Aresep, que revisa, hace corrida de datos en la misma matriz que tiene Recope y verifica que esté conforme a la aplicación metodológica y que el dato de igual.

“Antes se hacía de esa forma, Recope hacia la carpintería, Aresep revisaba y aprobaba, en acaso de discrepancia devolvía el estudio, eso casi nunca sucedió, y Recope corregía”, detalló.

“¿Ahora qué va a pasar? -se preguntó- El proceso es el mismo pero al contrario, Recope va a pasar los estudios técnicos que contienen básicamente la misma información que ahora manda, Aresep va a verificar con la matriz y va a determinar los precios, Aresep está obligada enviárselo a Recope para que haga su verificación de la metodología y que no haya error en cálculo que afecte a Recope, entonces devuelve y Aresep fija precios, es lo mismo pero al revés. La metodología es la misma no pueden alterar nada”.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido