Ante el covid-19

ANEP denuncia desprotección hacia trabajadores de aseo y recolección de basura

En la Unión Nacional de Gobiernos Locales piden a las municipalidades extremar las medidas de protección y acatar las indicaciones del Ministerio de Salud

La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) acusó a las autoridades municipales de negligencia en el trato hacia los empleados encargados de la recolección de desechos y aseo de vías y su protección ante el COVID-19.

Según el secretario general de ANEP, Albino Vargas, los trabajadores no cuentan con las condiciones necesarias para realizar sus funcione sin exponerse de más a la enfermedad y pide acciones contundentes para cambiar esta realidad.

«A estos empleados no se les da alcohol ni alcohol en gel, no tienen las facilidades para evitar el contagio. Ha faltado una acción más contundente de Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) y Asociación Nacional de Alcaldías e Intendencias (Anai) y se han limitado a reproducir los protocolos del Gobierno sin hacer una adecuación a las condiciones de los trabajadores», afirmó Vargas.

Para el secretario de ANEP, los gobiernos locales deben hacer compras urgentes y cambios en los tiempos de trabajo para los recolectores de basura, ante la emergencia que vive el país.

«La UNGL debería ser contundente en que hay que hacer compras urgentes de cubrebocas, alcohol en gel, dotar de agua potable… Se debería hacer una reducción de jornadas sin rebaja salarial, aplicar la alternabilidad en equipos y  combinar la jornada matutina con la nocturna, por ejemplo», sugirió.

Vargas también expresó su preocupación porque otros trabajadores municipales, como administrativos, siguen trabajando con normalidad, pese a las recomendaciones del Ministerio de Salud.

UNGL pide reforzar medidas

Por su parte, desde la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) afirmaron que han pedido a las autoridades locales extremar las precauciones y dar mayor seguridad a sus trabajadores de aseo y ornato.

«Lo que estamos haciendo es instarle a los alcaldes que sus oficinas de salud ocupacional tengan todos los implementos de higiene a estas personas: alcohol en gel, servicios sanitarios con jabón para que cumplan el protocolo de lavado de manos, que se cumplan las jornadas laborales, hacer más rutas en un día para que estén menos expuestos y todo lo posible para proteger su salud», explicó el abogado de la UNGL, Luis Eduardo Araya.

Pese a la recomendación, Araya indicó que la Unión no puede monitorear los casos individuales de cada cantón y que la responsabilidad de que se cumplan las medidas es del Ministerio de Salud.

«Son sus jefes inmediatos los que harán los lineamientos. No podemos generalizar lo que sucede porque las realidades de las municipalidades son diferentes una de otra y no se puede decir si hay cambios porque habría que hacer una investigación municipalidad por municipalidad. Los lineamientos son de carácter obligatorio, por lo que no podemos hacer caso omiso cuando hablamos de la salud de las personas», concluyó Araya.

0 comments