Ambicioso sistema de información biológica impulsará una pesca más responsable

Plan se ejecutará a lo largo de una década y busca que información científica nutra la mayor sostenibilidad de la pesca de palangre de especies grandes como el atún.

Tras un proceso de diálogo y trabajo que según la información oficial incluyó a más de cien actores del sector durante un año, se presentó el Plan Nacional de Acción para la pesca de Grandes Pelágicos, como esfuerzo conjunto de varias instituciones nacionales y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Se trata de una iniciativa en que participaron el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca), con el apoyo del PNUD, que se propone establecer un sistema de información biológica, socioeconómica y de productividad, junto a mejores capacidades de las flotas pesqueras y “posicionar en el mercado internacional la oferta costarricense de productos sostenibles y de alta calidad de grandes pelágicos como el atún, el dorado o el pez espada”.

Esto también incluye especies de tiburón. El Plan de momento incluye iniciativas de estudio y mejora de la conservación de especies como el tiburón toro y martillo y un programa de observadores a bordo de embarcaciones.

La información oficial destaca que la iniciativa es la primera de su tipo a nivel global en el marco del Programa Green Commodities PNUD, que busca “integrar criterios de sociales, económicos y de sostenibilidad ambiental en la producción de bienes de materia prima de alta demanda en los mercados internacionales”, en el contexto del cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Salir de la crisis

Alice Shackelford, Coordinadora del Sistema de Naciones Unidas en Costa Rica y Representante Residente del PNUD, felicitó al país “ser el primer país del mundo en establecer un Plan de Acción Nacional para pesquerías sostenibles de grandes pelágicos” a partir de la metodología de Green Commodities del PNUD.

Aseveró además que “es un paso concreto en la implementación de la agenda 2030 en término de un proceso participativo liderado para el gobierno con sector palangrero y sector exportador”, así como “un compromiso país a largo plazo para fortalecer el sector beneficiando a miles de familias que actualmente viven de esta actividad, quienes han visto afectados sus ingresos y sus niveles de vida debido a la reducción sustancial de recursos pesqueros en los últimos años”.

En ese sentido, Mauricio González, Director Ejecutivo del Sector Palangrero Nacional calificó el Plan como “una oportunidad única para salir de la larga crisis que ha enfrentado el sector con una solución de largo plazo, donde se concreta nuestro compromiso de pesca responsable y la voluntad del sector de sumarse a iniciativas de país que permitan llegar con nuestros productos a nuevos mercados internacionales sostenibles”.

Necesario criterio científico

Renato Alvarado, jerarca del MAG, destacó la importancia de que todos los sectores colaboren “ en la sostenibilidad del recurso” y el hecho de que el Plan “viene a generar información valiosa para la autoridad pesquera para la toma de decisiones con base científica, en beneficio de un sector que requiere ordenarse para continuar contribuyendo al desarrollo del país”.

Por su parte, el ministro de Ambiente y Energía Carlos Manuel Rodríguez, dijo que se trata de “un primer paso” en el mejoramiento de las pesquerías en el país, y que es “fundamental” que las decisiones pesqueras sean tomadas “con criterios científicos que permitan mantener la salud de los ecosistemas y asegurar el desarrollo sostenible de las comunidades que dependen de esta actividad económica”.

Cabe recordar que la administración Solís Rivera vía decreto de mayo del año pasado, eliminó el Consejo de Representantes de Autoridades Científicas, establecido según la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CRAC-CITES), como instancia científica que emitía autorización para la explotación de especies amenazadas, y cedió esa potestad enteramente al Incopesca.

“Debemos transformar la visión sobre nuestros mares reconciliando la conservación con el aprovechamiento de los recursos para alcanzar patrones de consumo y producción sostenibles. El trabajo conjunto entre las instituciones y el sector pesquero guiados con este plan nos dirigen hacia estas metas” aseguró Rodríguez.

Consultada por UNIVERSIDAD sobre la posibilidad de que esta iniciativa sirva para que personas del sector camaronero de arrastre abandone esa actividad, la viceministra de Agua y Mares, Haydée Rodríguez,dijo que se dan “pasos hacia una manera más sostenible de realizar la pesca en el país” pues reconoció que es necesaria la creación de oportunidades y generar trabajado en torno al mar más sostenibles, fortaleciendo lo que llamó una “economía azul”.

Añadió que el aprovechamiento del mar de forma sostenible debe alcanzar a “todos los usos, no solo de pesca” y que con ello se reactive la economía, para que “sean las comunidades las que se beneficien directamente y que nos garantice que el mar sigue siendo sano y resiliente”.

 

Nota: Las declaraciones de la viceministra Rodrígez fueron añadidas posteriormente a la publicación original.

0 comments