A falta de coalición, partidos apuntan al logro de acuerdos políticos

Al fracasar la idea de la coalición de partidos opositores, estos hablan de lograr acuerdos políticos para las próximas elecciones. (Foto: archivo)El baldazo de

Al fracasar la idea de la coalición de partidos opositores, estos hablan de lograr acuerdos políticos para las próximas elecciones. (Foto: archivo)

El baldazo de agua fría que significó para sus seguidores el anuncio que hicieron el pasado sábado 27 de julio los partidos Acción Ciudadana (PAC), Frente Amplio (FA) y Alianza Patriótica (AP), de que el tiempo ya no les alcanzaba para concretar un acuerdo de coalición, los dirigentes lo matizaron asegurando que “no todo está perdido”.

Las negociaciones permitieron acercar posiciones y ampliar espacios de diálogo y colaboración, para lograr acuerdos políticos de cara a las próximas elecciones, aseguraron.

“Esperamos que esos vínculos se profundicen y fortalezcan a partir de ahora, en la búsqueda de acuerdos políticos del más amplio espectro, tanto en lo que toca al próximo proceso electoral, como a los que le sucederán, en particular las elecciones locales del año 2016”, indicaron en un comunicado conjunto los presidentes de los partidos, Olivier Pérez (PAC), Mariano Figueres (AP) y Patricia Mora (FA).

 

No faltó voluntad ni disposición de todas las partes involucradas para negociar una coalición, pero “la estrechez del marco temporal y legal que el bipartidismo diseñó con el propósito de inhibir el desarrollo democrático, dificultó de manera significativa dicha aspiración”, afirmó la  declaración.

 

Sin embargo, según declaró la Presidenta del FA, el viernes los partidos ya habían logrado un acuerdo de coalición, pero tras consultar la representación del PAC a la comisión política de ese partido, esta decidió la madrugada del sábado que el acuerdo no era viable. Así las cosas, los partidos emitieron el sábado la mencionada declaración, que es una especie de pacto de no agresión.

“El tiempo de la coalición se acabó, es la realidad legal”, declaró por su parte Mariano Figueres, quien evitó señalar culpables del fracaso, y atribuyó a una sumatoria de circunstancias lo que al final impidió alcanzar el acuerdo de coalición. “Si hubiéramos tenido un poco más de tiempo quizás la historia hubiera sido distinta”, comentó Figueres.

“Si bien no podemos declarar que haya sido un triunfo, tampoco es un fracaso, y tenemos más bien que redoblar esfuerzos para seguir adelante en la misma dirección, de ir  juntos en el futuro”, remarcó el dirigente de AP, partido que desde el año pasado había renunciado a postular candidaturas propias, con el fin de apoyar la iniciativa de la Coalición Viva que impulsaban un grupo de partidos, organizaciones y activistas sociales.

“La campaña parece ahora más difícil yendo los partidos por separado, pero también en estos hemos corroborado la entereza y la fuerza de personas que están como candidatos en esos partidos, que son gente sumamente valiosa, lo que presagia que todavía no todo está escrito para el 2014”, destacó Figueres.

TIEMPO Y TRABAS

Al explicar las razones por las que no se concretó el acuerdo de coalición, en el PAC −tanto Olivier Pérez como el candidato Luis Guillermo Solís− insistieron en que “la falta de tiempo y las trabas del sistema bipartidista” pudieron más que la voluntad política de los partidos para concretar el acuerdo.

Pérez puntualizó que a la falta de tiempo se sumó la desconfianza que se generó en torno a que algunas de las agrupaciones no fueran a estar listas con sus procesos internos, o que no existiera consenso entre los candidatos a diputaciones o a la presidencia, y si eso no se concretaba los partidos se quedarían sin poder participar en las próximas elecciones.

“Tampoco había claridad en las reglas para elegir a los candidatos y ayer, cuando ya estábamos de acuerdo en la mayor parte de los puntos, nos dimos cuenta de que el tiempo no nos iba a dar”, relató el presidente del PAC el sábado.

Entre los puntos complicados que no lograron resolver, Pérez mencionó la propuesta de Patria Nueva, de que el candidato se escogiera en una convención nacional abierta. Además del tiempo está el costo, pues ellos decían que con ¢19 millones se podía hacer la convención. “Seamos serios”, al PAC le costó ¢109 millones la convención que acaba de hacer para escoger a su candidato, comentó.

Se habló también de contratar encuestas para definir el nombramiento de los candidatos, pero los estudios durarían dos meses y tampoco había ya tiempo, añadió Pérez.

No obstante, más allá de eso, José Miguel Corrales, candidato presidencial del partido Patria Nueva, dejó entrever la razón de fondo que malogró la coalición, pues dijo estar “casi seguro de que la lista de diputaciones fue lo que hizo imposible que se llegara a un acuerdo”.

En este tipo de negociaciones el nombramiento de la candidatura presidencial es uno de los puntos más reñidos, pero no es tan difícil como la escogencia de la lista de los diputados. Es ahí donde las cosas se ponen difíciles, porque cada uno de los partidos pretende que las diputaciones sean para su grupo o quedar en posiciones de privilegio, reveló Corrales.

“Nosotros, conocedores de esos temas, y a sabiendas de que más de un 60% del electorado costarricense está hastiado de la política electoral, dijimos que para poder despertar una esperanza tenemos que hablar con hechos, y hablar con hechos es dejar que sea el pueblo el que en votación abierta, universal y secreta escoja los candidatos a la presidencia y a las diputaciones”, señaló Corrales.

Añadió que él mandó una carta a las dirigencias de los partidos con la propuesta, pero esta no fue respondida.

BANDEJA PARA LIBERACIÓN

Claudio Monge, diputado del PAC y precandidato presidencial −que al final no participó en la convención de ese partido−, es de los que piensan que con el entierro de la coalición “se termina de poner en bandeja la posibilidad de que Liberación Nacional tenga un tercer mandato”.

Para el pueblo que tenía tanta expectativa, el anuncio es un “golpe al hígado” y va a castigar. Y el castigado no va a ser Liberación, que “tiene un  ejército de robots” que van  a votar por ellos y eso no va cambiar. Esas personas que están en la franja del 60% al 70%, que no quieren nada con los partidos, se va a mantener ahí y va a castigar no votando, consideró Monge.

Al final la coalición la terminarán haciendo nuevamente don Popo y su grupo, criticó Monge, en alusión a los sectores de poder económico y mediático que determinan las candidaturas de los partidos tradicionales.

Luis Guillermo Solís, quien resultó escogido como precandidato en la convención del PAC del pasado 21 de julio, estima que los esfuerzos conjuntos no han acabado, y ahora el trabajo seguirá con miras a concretar alianzas con partidos, poblaciones, organizaciones, movimientos y líderes nacionales, que unifiquen acuerdos para el cambio que el país necesita.

En este sentido, Corrales expresó que ahora que el tiempo de la coalición pasó, lo que vienen son los acuerdos políticos. “Creo que los acuerdos políticos se van a dar”, aseveró.

De lo que se trataría es de llegar a acuerdos como el que se dio en la campaña anterior entre los  candidatos Ottón Solís (PAC), Rolando Araya (AP) y Walter Muñoz (Integración Nacional), en donde estos dos se apartaron y llamaron a votar por Solís, recordó Corrales.

 


 

Oposición activa

El último fin de semana estuvo marcado por una fuerte actividad en la oposición, pues no solo el PAC, FA y AP realizaron asambleas nacionales para ver el tema de la coalición.

El Partido Unidad Social Cristiana proclamó a Rodolfo Hernández como candidato presidencial y ratificó a sus candidatos a diputados, en la asamblea nacional que realizó en un lujoso salón del hotel Herradura, en Ciudad Cariari, Heredia.

“Esto es por reorientar el futuro de Costa Rica (…) estamos listos para gobernar y hacer el mejor gobierno de la historia”, anunció Hernández ante miles de partidarios, gran cantidad de los cuales se movilizaron en autobuses desde diferentes partes del país.

Mientras tanto, el Partido Accesibilidad sin Exclusión realizó su asamblea nacional, en la que el exdiputado Óscar López se proclamó candidato presidencial y a diputado por el primer lugar de San José, así como el resto de la lista de diputaciones.

El gobernante Partido Liberación Nacional también tuvo el pasado lunes 30 su asamblea nacional, la cual ratificó a Johnny Araya como candidato presidencial. Ese era el único trámite pendiente para cumplir con los requisitos que establece el estatuto del partido para la oficialización del candidato a la presidencia de la República.


Otros Artículos

Los futbolistas de la UCR, bajo la dirección técnica de José Giácone, tienen un arranque de campeonato complicado frente a Cartaginés y Saprissa. (Foto:

Carlos Roverssi, Ministro de Comunicación y Enlace. El hecho de que justo en el año anterior a las elecciones nacionales el Gobierno gaste

Hace ya casi cuatro años, tomó posesión del poder la primera presidenta de Costa Rica. Lo hacía en un ambiente donde la principal preocupación

Con base en lo que escribí en el artículo anterior, y en apego a las actas de las sesiones del plenario de la Asamblea

Estado de la Región analiza nuevos índices del istmoUn total de 40 de cada 100 habitantes de la región centroamericana no solo son pobres,

Tanto el sector teatral independiente como el estatal, sufre por no disponer de recursos suficientes para desarrollar sus proyectos. (Foto: archivo)El teatro costarricense ha

Actividades como plantaciones piñeras que no pasaron por Setena en el pasado, podrán seguir operando sin evaluación ambiental, según un reciente decreto

El viernes 19 de julio varias decenas de pobladores de la frontera sur emprendieron una caminata de cuatro días llamada la Marcha de la