Vicepresidencias sin ministerios: una oportunidad institucional

Con la renuncia de Epsy Campbell a la cartera de Relaciones Exteriores ninguno de los vicepresidentes de la República funge simultáneamente en la posición de ministro(a)

Con la renuncia de Epsy Campbell a la cartera de Relaciones Exteriores ninguno de los vicepresidentes de la República funge simultáneamente en la posición de ministro(a).

Aunque la posibilidad de los vicepresidentes para encabezar ministerios se garantizó de manera temprana en la Constitución Política de 1949 (artículo 143), su aplicación es más reciente. Iniciada en 1974, ha sido una práctica cada vez más común que a los vicepresidentes costarricenses se les asigne un rol formal en la administración, no solo como ministros, también como coordinadores de sectores o ambos cargos simultáneamente. Algunos vicepresidentes han conducido ministerios centrales para la gestión presidencial, como el ministerio de la Presidencia, en particular Carlos Manuel Castillo en el mandato de Daniel Oduber (1974-1978) y Lineth Saborío en la gestión de Abel Pacheco (2002-2006). Otros han recibido las carteras de Ambiente (Elizabeth Odio), Cultura (Astrid Fischel), Economía (José Miguel Alfaro), Hacienda (Helio Fallas), Justicia (Laura Chinchilla), Planificación (Kevin Casas) y Vivienda (Rebeca Grynspan).

Casos en los que ambos vicepresidentes carecen de ministerios, sin embargo, no constituyen una innovación de la presidencia de Carlos Alvarado. Recientemente, se cuenta los compañeros de papeleta de la presidenta Laura Chinchilla (2010-2014) (si se exceptúa el breve paso de Luis Liberman por el ministerio de Hacienda) y de los presidentes Rafael Ángel Calderón (1990-1994) y Óscar Arias (1986-1990).

Sin ministerios bajo su responsabilidad, los vicepresidentes actuales han detallado sus agendas de trabajo. La vicepresidenta Epsy Cambell liderará iniciativas de desarrollo territorial, principalmente en zonas rurales de la región norte, de empoderamiento de mujeres, de desarrollo de los pueblos afrodescendientes y de educación financiera (según comunicado de Casa Presidencial del 11 de enero de 2019). Por su parte, el vicepresidente Marvin Rodríguez trabajará a favor de poblaciones vulnerables, en particular adultos mayores, y en conjunto con empresas asociativas en política social (entrevista en Radio Monumental del 13 de diciembre de 2018). El segundo vicepresidente coordina además el Consejo Presidencial de Economía Social Solidaria.

Estas vicepresidencias sin ministerios constituyen una oportunidad para el desarrollo de la institución vicepresidencial. Si bien en anteriores ocasiones las credenciales de los vicepresidentes fueron incentivos para sus nombramientos en el gabinete y brindaron conocimiento y experiencia en áreas sustantivas del Gobierno, incluso sin carteras a su cargo, estos pueden desarrollar tareas de apoyo a la presidencia, de coordinación de políticas públicas, articulación entre ministerios e instituciones autónomas y promoción de proyectos específicos.

En el desarrollo de la vicepresidencia como institución dentro del centro presidencial (es decir, la oficina presidencial en un sentido amplio), el doble rol de ministro parece más bien haber actuado en contra de su desarrollo autónomo y evolución. Esto queda patente si se compara con Estados Unidos, cuya vicepresidencia – que carece de asignación de ministerios – ha crecido en relevancia e influencia desde 1977 (aunque la marginalidad de Mike Pence ha sido disruptiva).

Ciertamente, el contexto presupuestario del país limitaría los recursos disponibles para la expansión de las oficinas vicepresidenciales. Sin embargo, en un ambiente de restricción del gasto, con mayor razón debería valorizarse la posibilidad de que las vicepresidencias colaboren en la gestión del Gobierno. Esto crearía un precedente importante. La ciencia política sostiene que cuando un proceso se institucionaliza es costoso cambiarlo. Las vicepresidencias 2018-2022 podrían, por lo tanto, cementar un camino duradero para el desarrollo de las oficinas vicepresidenciales.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/opinion/vicepresidencias-sin-ministerios-una-oportunidad-institucional/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments