Una dama y un caballero: Gabriela Sabatini e Iván Lendl

Los admiradores y amantes del deporte del tenis recordamos a veces con simpatía y asombro a la legendaria tenista argentina Gabriela Sabatini. Back de

Los admiradores y amantes del deporte del tenis recordamos a veces con simpatía y asombro a la legendaria tenista argentina Gabriela Sabatini. Back de una sola mano (remate izquierdo), segura, confiada, firme, guerrera, Sabatini fue una distinguida tenista.

Para sacar desde atrás el back de una sola mano se requiere de mucha precisión, esfuerzo, técnica, confianza, levedad, naturalidad, fuerza física. En Sabatini se quebraba en mil pedazos la idea según la cual la mujer es el sexo débil. El back de una sola mano como lo hacía Sabatini requería de mucha fuerza.Y la feminidad de Sabatini permanencia intacta. Más  aun, quizá pueda empezar a definirse la feminidad como la unión de condimentos o “estancias psíquicas” como la seguridad, la confianza, la naturalidad, la firmeza, la fuerza física, etcétera.

El visionario Platón, hace 2500 años, decía que la mujer puede llegar a ser guerrera y filósofa. Gabriela Sabatini encarna a perfección este pensamiento de Platón.

También recordamos con agrado y asombro al que fuera destacado tenista: Iván Lendl. La virtud o “estancia psíquica” más notable en Lendl era la firmeza. Además, como lo requiere el bellísimo back de una sola mano, muchísima fuerza.

Tenemos a Iván Lendl y a Gabriela Sabatini como ideales. Personas en quienes confiamos plenamente. Personas dignas de admiración y respeto. Algo hacemos por superarnos, pero los citados tenistas nos llevan muchísimos kilómetros por delante.

Hemos conocido personas (no todas son así) que parece que son muy grandes: autoritarias, orgullosas, narcisas, algunas con altos títulos académicos, y nos han desilusionado. Antes ante una persona así nos inclinábamos: lo admirábamos y respetábamos, pero ahora estamos alerta. No es que nos hemos vuelto desconfiados, pero quizá ya vemos con más precisión la realidad. Digamos que nos hemos despabilado. Como dicen los refranes populares: “Caras vemos, corazones no sabemos” y “El hábito no hace al monje”.

Otros Artículos

La excomunión de Jacques Lacan, es decir, su ruptura con la Asociación Psicoanalítica Internacional en el año 1964, marca el comienzo de un

El documental “Yolanda O.”, presentado la semana pasada en el cine Magaly, busca rescatar la memoria de la escritora costarricense Yolanda Oreamuno, que hace

Hay frases, giros lingüísticos e ideas falsas que de tanto repetirse se tornan “verdades”. La prensa escrita, radial y televisiva está colmada de ellas.

La Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (CAMTIC) y la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) reiteraron hoy su llamado al gobierno para que

El arribo de cruceros a Costa Rica ha venido disminuyendo, principalmente en Limón, por el descuido del puerto y la mala atención al turista,

El adelanto de la convención de junio a abril del 2013 para elegir candidato es el predecible resultado de la asamblea nacional del gobernante

Generalidades. Una vez que el sujeto está descontando la pena en la penitenciaría, puede favorecerse de los beneficios penitenciarios, creados por motivos de política

La economía costarricense mantendrá un buen ritmo de crecimiento en el tercer trimestre del año, según el pronóstico que realiza el Instituto de Investigaciones