Tres conceptos de umbral para el docente universitario

A inicios del año 2002, Jan Meyer y Ray Land, dos profesores británicos, propusieron que la genuina maestría de una disciplina depende del dominio profundo

A inicios del año 2002, Jan Meyer y Ray Land, dos profesores británicos, propusieron que la genuina maestría de una disciplina depende del dominio profundo de un conjunto de nociones cruciales. Estas nociones, específicas de cada disciplina, serán llamadas threshold concepts (conceptos de umbral).

Por su naturaleza, los conceptos de umbral pueden ser vistos como portales, que dan acceso al aprendiz al núcleo duro de un dominio del saber. Se apunta que son irreversibles -una vez alcanzada una nueva comprensión, es muy difícil volver atrás-, transformativos -pues cambian nuestro modo de ver las cosas- y problemáticos, ya que pueden ser difíciles de asimilar.

Sin duda, conocer los conceptos de umbral de cada disciplina resulta clave para construir un currículo sólido. Como también resulta de interés la pregunta: ¿cuáles son los conceptos de umbral que distinguen a la docencia universitaria?  Estudiaremos tres de ellos, a continuación.

La docencia como un proceso basado en la indagación. Este concepto de umbral supera la idea de que enseñar es “dominar contenidos y entregar la información a los estudiantes”.  Aquí se diluye la separación entre profesores e investigadores. El docente se convierte en una clase particular de investigador: su objeto de estudio son los procesos de enseñanza-aprendizaje, su laboratorio es el aula y su búsqueda apunta a la evidencia de mejoramiento de su actividad docente.

La docencia como acto público. El segundo concepto de umbral rechaza la idea de la enseñanza universitaria como una ocupación “solitaria”, que se desarrolla “a puerta cerrada, en el aula”. Atravesar este portal nos permite concebir la docencia como un diálogo participativo con otros colegas, orientado a la revisión crítica de nuestras prácticas y productos.

Las dos caras de la excelencia docente. En más de una ocasión hemos escuchado sobre docentes que “saben mucho”, pero no saben explicarse, reaccionan de mal modo a las dificultades de sus estudiantes o, simplemente, “no se les entiende lo que dicen”.

El tercer concepto de umbral demanda distinguir entre dominar un saber y contar con la aptitud para enseñarlo. Así, la excelencia docente implica tanto el manejo de los contenidos (“lo que se enseña”), como el dominio de la comunicación didáctica (“cómo se enseña”).

Atravesar los tres portales. Cada uno de estos conceptos de umbral entraña dificultades. La “docencia como indagación” resulta incómoda para quien suma años impartiendo la misma materia exactamente del mismo modo, nunca se ha cuestionado nada de esto y tiene algo oxidadas sus capacidades de investigación.

Por su parte, la “docencia como acto público” puede ser poco confortable si nos cuesta explicar nuestros aciertos o dificultades, sea por no dominar el lenguaje pedagógico, o por considerar que “mi forma de dar la clase es asunto mío”.

Finalmente, la idea de las “dos caras de la excelencia docente” es problemática al introducir la “dualidad experto/aprendiz”; ya que nos recuerda que ser un experto en contenido no es suficiente, pues podemos ser apenas aprendices en comunicación didáctica.

Vistos en conjunto, estos tres conceptos de umbral configuran dos grandes tipos de docente universitario. Para quien no los haya atravesado, la docencia es un acto que consiste en transmitir contenidos, que se desarrolla a puerta cerrada en el aula y cuya calidad está determinada únicamente por el dominio que se tenga de dichos contenidos.

Por su parte, quien haya atravesado estos tres umbrales, concibe la docencia universitaria como un proceso de experimentación y búsqueda pedagógica, que se desarrolla en el contexto de una permanente revisión y enriquecimiento colectivo de las prácticas docentes, en el que la excelencia se alcanza cuando al refrescamiento y profundización en el dominio de los contenidos se le suma una estupenda comunicación didáctica.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments