Sísifo

La formación de los Estados latinoamericanos tuvo el esplendor del crepúsculo y  la aurora: vasallaje colonial y reivindicación indígena. ¿Qué valor tiene la memoria

La formación de los Estados latinoamericanos tuvo el esplendor del crepúsculo y  la aurora: vasallaje colonial y reivindicación indígena. ¿Qué valor tiene la memoria histórica en esta época donde el cínico comulga, con la bendición del arzobispo, y se abanica sin el más mínimo rubor en las bancas de la Iglesia de Managua?

Nicaragua, al igual que otros pueblos, tuvo y tiene su clase dominante.  León (liberales) y Granada (conservadores), símbolos de riqueza comercial y oligarquía. Y para definir el poder los caudillos armaron a los peones y los lanzaron al vórtice de la guerra. Y ya se sabe cómo los primeros acudieron a los  esclavistas de Estados Unidos que, por designios de la providencia, querían convertir a Centroamérica en un Estado más…

Y después del desprestigio liberal quedaron gobernando, entre familiares y vecinos, casi por tres décadas, los granadinos; pero, los conservadores pronto serían desplazados por los signos emblemáticos de: “Dios, Patria y Progreso”. Y ahora le seguiría el turno al general Santos Zelaya, un dictador “progresista” que echó a los ingleses de la Costa Atlántica, implementó la infraestructura vial y el ferrocarril, es decir, el señor dictador era consecuente con su credo liberal.

Después llegaron una y otra vez, las incursiones de los marines yanquis que controlaban el ejército, las aduanas, el ferrocarril, las minas, los bosques, los préstamos, los presidentes,… Y ahí surgió “El pequeño ejército loco”, como lo llamaba Gregorio Selser, a los acombatientes de Sandino. Y también se sabe que éste derrotó a los gringos y la mano pacífica de la traición somocista lo asesinó con instrucciones del Departamento Estado.

Desde los años treinta, Somoza gobernó Nicaragua al estilo del Oeste; pero, las balas del poeta, en el cincuenta y seis, hicieron justicia. Y continuó la noche de los Somozas (Luis y  Anastasio) y los serviles se multiplicaron, los favores, la corrupción y el poder, se unieron a los desaparecidos, los torturados y exiliados, todos con la complacencia de los inquilinos de la Casa Blanca.

Y llegó la Revolución con sus guerrilleros nacionales e internacionales, con sus poetas combatientes, y ahora sí, ¡la cosa va para adelante !… Y la Contrarevolución,  los  minados de los puertos  -la CIA haciendo el trabajito-, el bloqueo económico, los serviles de turno externos e internos, los errores revolucionarios,… Y la historia sabe quiénes son los bufos y los testaferros, los que lucraron con la sangre del pueblo nicaragüense.

Y de nuevo  apareció el dictador con “El espejo y la máscara” (Borges). Prometió acabar con la pobreza, construyó pistas en Managua, iluminó las calles e hizo su propio helipuerto; pero en los barrios marginales, los candiles y las candelas son ejercicios surrealistas . Y el hombre, como dice Darío, fue “lobo del hombre”. Arnoldo Alemán es vulgar y descarado, manipulador y farsante, que lo diga Monseñor Obando y Bravo, un luminoso personaje que se caracteriza por cumplir fielmente con el precepto de gozar la mieses del poder .

Y no bastó el 70% de desempleo, ni la inmigración masiva, ni la privatización de las instituciones; había que traslapar cuentas en dólares, crear sociedades anónimas y, sin ninguna frase retòrica: robar y succionar la sangre, los huesos  del pueblo nicaragüense.¿Dónde están los hijos de Sandino, de Fonseca, Rigoberto López Pérez, y los miles de combatientes caídos… ? Ojalá que la dignidad de los hijos de Diriangen no sea como el esfuerzo inútil de la testaruda piedra de Sísifo

Otros Artículos

Siembra de valoresEstrella Cartín Editorial Promesa 146 páginasDe venta en: Librería Exposición de Libros Costarricense, UCR.Nuestra literatura va creciendo.  Cada día se llenan los

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado presentará el 5 de noviembre su sexta novela: Sombras nada más, en la que cuenta la historia de

El candidato del opositor Partido de los Trabajadores (PT), Luis Ignacio Lula da Silva, tiene un pie en el Palacio del Planalto, sede del

El Ministro de Vivienda afirma que un proyecto por ¢103.880.000 ($280 mil) con el organismo internacional se suspendió y en su lugar se obtuvo

El despido del exdirector del Semanario, Carlos Morales, proseguirá en estrados judiciales nacionales y en instancias  internacionales. Mainor Solís, secretario general del SINDEU. El

Milagro en la cintura de América Julio Suñol Leal Editorial Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA)2002 144 p. El deseo de saber cosas como que

A pesar de que duró cinco meses en entregarle al Consejo Universitario un informe sobre las relaciones entre la UCR y la FUNDEVI, la

"Sombras nada más" es la más reciente novela del escritor nicaragüense Sergio Ramírez. Por primera vez ubica el relato en un momento cercano a