Sobre la situación de violencia en Nicaragua

Las universidades nicaragüenses viven horas de zozobra debido a la situación de violencia que afecta a su país y_de_la_que ha sido víctima su propia juventud.

Las universidades nicaragüenses viven horas de zozobra debido a la situación de violencia que afecta a su país y de la que ha sido víctima su propia juventud.

De manera especial, la muerte de estudiantes aflige a la comunidad universitaria de América Latina y el Caribe, hecho que evoca nuestra solidaridad y nos impele a demandar que rijan los principios de una cultura de paz.

Recientemente, la Universidad Centroamericana fue objeto de un ataque con mortero que tuvo como blanco la guardia de sus instalaciones. Esta agresión se suma a otras más que no podemos observar con indiferencia, pues atentan contra la esencia de la institución universitaria.

La escalada de violencia nos preocupa y consterna. El conocimiento y la historia nos enseñan que la violencia no puede ni debe ser superada con violencia. Es por ello que, a la vez que condenamos con toda energía las muertes provocadas, apoyamos las voces que claman por el diálogo, con señalamiento claro de responsabilidades, como la necesaria salida a las aspiraciones de una democracia plena basada en el Derecho y la justicia.

La historia reciente de Nicaragua da testimonio de la valentía de su juventud y la relevancia de las universidades como actores responsables, conscientes del futuro de su país.

La senda del diálogo nacional, como camino a la paz, pasa por el abandono de la violencia y la restauración de la normalidad democrática que implica la devolución de las instalaciones universitarias, el cese de la represión y la convocatoria a la interlocución política.

La Unión de Universidades de América Latina y el Caribe, entre ellas, por supuesto, la Universidad de Costa Rica, se solidariza con las y los universitarios nicaragüenses, aspira a una solución pacífica de las diferencias, promueve la defensa de la autonomía universitaria y el derecho al disentimiento en los marcos de la legalidad democrática. Llamamos al Gobierno y a todas las fuerzas a cesar la violencia en todas sus expresiones y a respetar el diálogo nacional por la paz y la democracia.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments