Siglo XXI: El siglo de los pobres

Escuché esta sentencia poco antes de que el siglo, ya con doce años de edad, comenzara su recorrido; antes haré una panorámica de lo

Escuché esta sentencia poco antes de que el siglo, ya con doce años de edad, comenzara su recorrido; antes haré una panorámica de lo que he visto desde que nací en 1936. En aquel entonces la aviación recién comenzaba sus vuelos de hélice, los autobuses eran muy artesanales,  igual que el trencito a Puntarenas y Limón. Había mucho chiquillo sin zapatos; en realidad había muy pocos materiales para la confección de edificios, vestido y para la industria que comenzaba a despertar luego de casi 100 años (1850).

San José terminaba al este en La Pulpería La Luz, (100 m antes de donde luego comenzarían Los Yoses; al oeste en La Sabana; al sur en Plaza González Víquez y Barrio La Cruz; y al norte en Barrio Amón y Cinco Esquinas.

Se usaba la “pila de lavar” para la ropa, se repartía hielo en bloques grandes -llamados marquetas- en un carretón tirado por un caballo; igualmente se distribuía la leche y se transportaban mercaderías y se cambiaba uno de casa. Recuerdo la Ave.8 empedrada allá por la Funeraria Polini y la entrada al hoy Hospital Nacional Geriátrico y Gerontológico.

La población del país era de 450.000 habitantes poco más o menos. No había TV, las noticias internacionales se escuchaban por lo que se llamaba “onda corta” a través del radio entre mil ruidos e interferencias. Se usaba mucho el anafre para cocinar  (a base de carbón); los colchones eran de paja; las bolas de futbol tenían una abertura de unos 10 cm. con “ojetes” a ambos lados, a través de los cuales se tejía una coyunda de cuero como se amarra un zapato; de allí salía la tripilla del “neumático”, se inflaba, se doblaba, se le ponía una liga y se introducía a la fuerza, luego se tejía la coyunda y lista. Los antibióticos salieron en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial 1940-1945. No había plástico, todo era de lata muy bien trabajada, de madera, piedra, baquelita, peltre, loza, barro y otros materiales. De los campesinos, solamente recuerdo que vivían muy de la tierra, muy limitadamente en todo sentido y la gente de la periferia de las ciudades logrando las boronas que caían de los manteles de lo que más tenían.

De pronto, terminó la guerra y en 1952 nació “el niño millón”. El mundo comenzó a llenarse de artefactos, carros de lujo, una industrialización acelerada que comenzó a formar la gran vorágine por los “chunches” (“cosas” en Costa Rica); toda esa segunda parte del siglo XX fue un altar en proceso para el Capitalismo, pero desafortunadamente su apellido es Corrupción; la codicia por el dinero lleva al ser humano a la degradación más espantosa y egoísta y por supuesto al olvido de la pobreza.

Hoy, año 2012, los televisores pantalla plana, los I phones y todo lo digital, cosas de superlujo, hoteles y toda clase de aparatos, atuendos,  enseres, etc.etc.etc. Y el pobre mira desorbitado por otra pantalla algo que le “SACA LOS OJOS”,  comidas, vestido, casas y toda clase de confort exagerado.  ¿Y qué hace esa pobreza que No desaparece a pesar de muchísimas promesas de  “los políticos” corruptos o ineptos? Los mata, los asalta, le roban un celular al hijo de una empleada nicaragüense, para ellos es rico, ellos no tienen el suyo, lo asaltan a usted en su casa, en su carro, la droga es un consuelo para el abandonado, tanto para usarla como para venderla y tener algún dinero, aunque le sirve al sistema para combatir el famoso estrés. Así llega este siglo a ser EL SIGLO DE LOS POBRES. Todos los conceptos del cristianismo, sin meter a la Iglesia, todos los pensamientos de grandes hombres a través de la historia, de filosofías y golpes de pecho, no han logrado equilibrar la sociedad humana, ausencia total de Compasión y Tolerancia;  tenemos que llegar al caos para reconstruirnos a nosotros mismos a través del dolor y la necesidad, reconstruir el sistema político que va camino al despeñadero, mientras tanto caeremos asesinados, asaltados, golpeados, drogados o raptados por los olvidados del poderoso Capitalismo que no ve el engaño de su alucinación materialista y no un mundo de Amor y Paz, sin guerras y temor. Siendo este el cuadro: ESTE ES EL SIGLO DE LOS POBRES. Mucho se habla hoy  del éxito de las exportaciones, pero la pobreza sigue igual, igual, igual.

Otros Artículos

El pasado 2 de octubre, Santa Cruz de Guanacaste congregó en su parque central a grupos ecologistas, campesinos y representantes académicos, los cuales emprendieron

Las guías sexuales para estudiantes de enseñanza secundaria, es una iniciativa valiosa, ya que los jóvenes están en la formación de su personalidad, en

Tras dos semanas de trabajo, la comisión integrada por representantes de la Universidad de Costa Rica (UCR) e investigadores que trabajan en el ámbito

En el último tiempo he enfrentado una discalculia, o sea una dificultad para comprender y realizar cálculos matemáticos. Se me agrava la situación porque

Hace cinco años el país aprobó a través de un referendo el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (TLC),

Como peruano, de origen indígena, teniendo como primera lengua materna el Quechua, idioma de los Incas, una de las culturas más antiguas e importantes

Escuché esta sentencia poco antes de que el siglo, ya con doce años de edad, comenzara su recorrido; antes haré una panorámica de lo

Los aspirantes a la presidencia del directorio de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR), de los partidos “¡Ya Basta!”