¿Qué hacer con las baulas?

Asimismo, por un lado tenemos a los que, pese a que no se ha hecho efectiva la compra de siquiera un metro cuadrado de

Por un lado tenemos a los que promueven la compra de muy costosas áreas, tanto dentro como fuera de lo que fuere declarado (con requisitos) Parque Nacional, con el argumento de que la dramática caída en el tamaño de la población de tortugas baula (de varios miles de visitantes anuales a unas cuantas decenas) se puede detener ampliando la parte continental del parque marino.  Por otro lado, estamos los que creemos que habiéndose fracasado en la estrategia de conservación sustentada casi exclusivamente en la protección de las playas de anidación, habría que buscar la verdadera causa de su inminente extinción en lo que provocan los pescadores inescrupulosos que arrasan con ellas en altamar.

Asimismo, por un lado tenemos a los que, pese a que no se ha hecho efectiva la compra de siquiera un metro cuadrado de terreno aledaño a la playa que conforma el parque nacional, insisten en su vieja y casi agotada idea de recaudar «millones de dólares» para iniciar, después de muchos años, la compra de tierras cercanas a las playas protegidas, mientras que otros buscamos más bien una acción coordinada de protección ambiental, donde participarían pobladores, propietarios, gobierno local, gobierno central, académicos nacionales, etc., unidos para salvaguardar los hábitats de anidación.

Si los expertos aceptan que aún protegiendo el 100% de las playas, sería inevitable la extinción de las tortugas baula en unos cuatro o cinco años, no comprendemos la razón para insistir en una estrategia errada de conservación, al tiempo que no se hace nada efectivo por obtener los acuerdos internacionales que permitan declarar moratorias en el uso de palangres y gigantescas redes de pesca en las rutas de migración de las baulas.

Así, creemos que si del simposio sobre tortugas que hoy llama la atención de los costarricenses, no sale un compromiso internacional que permita hacer presión sobre los gobiernos que, como el de Chile y Perú, toleran la matanza de tortugas baula, en manos de sus pescadores tanto en sus aguas como en la altamar, el simposio se recordará como un evento inútil.  Esperamos que no sea así, y que los participantes asuman una posición firme, comprometida, en pro de una acción (¡quizá la última!) que busque garantizar la conservación de esos maravillosos reptiles marinos. Abogamos pues, para que los esfuerzos, no importa lo insignificantes que sean, dirigidos erróneamente a la compra de más tierras, no  vayan a obstaculizar las acciones internacionales que la razón y el sentido común ordenan.

Otros Artículos

El nadador costarricense Kart Niehaus de nuevo se clasificó al CCCAN y ahora buscará la marca olímpica.Kurt Niehaus está a solo cinco semanas de

VERSIÓN RARA La transcripción cinematográfica más fiel de ese cuento se debe curiosamente al director ruso Andrei Tarkovsky. El film es accesible en

A partir de las células de la sangre se pueden producir neuronas, por medio de la reproducción de células madre adultas que realiza David

Benedetti, Vallejo, Roque Dalton, Cortázar, Debravo, Galeano, García Márquez y Alfonsina Storni son algunos de los autores cuyos textos forman parte del repertorio del

¿Se seguirá repitiendo lo mismo que se ha dicho a lo largo de meses y meses?¿Tendremos los costarricenses la oportunidad de decir lo que

En la página 361 de Piedra azul: atisbos de mi vida, de don Guido Sáenz, una licencia literaria se desliza sin ser invitada, para

El filósofo y ensayista Franz Hinnkelamert, director del Departamento Ecuménico de Investigación (DEI), recibió el Premio Nacional de Ensayo Aquileo Echeverría, por su obra,

Con la entrevista a la Dra. Yamileth González García, UNIVERSIDAD inicia  una ronda con quienes aspiran a ocupar la Rectoría de la Universidad de