Otra voz que clama en otro desierto

No hay duda; el proceso educativo a nivel nacional y mundial ha entrado en el túnel del colapso; en ese túnel al final no

No hay duda; el proceso educativo a nivel nacional y mundial ha entrado en el túnel del colapso; en ese túnel al final no existe ninguna luz. Docentes llenos de títulos y a la vez sin preparación debida, ni capacidad para atender correctamente a los alumnos.

Prevalecen las improvisaciones, las ocurrencias, el caminar por trillos y a oscuras; por veredas, pues, que no son rectas y las proles de víboras allí están.

Las metas a alcanzar son como hojas secas que caen y se las lleva el viento. El sembrador de semillas puras, racionales para el futuro de las generaciones siguientes, no están. Los altos y bajos funcionarios de Educación lucen adormecidos o enredados con el licor de la irresponsabilidad, de la mediocridad, con la incapacidad mental y con el sueño adormecedor de hacer lo menos que se pueda. Pareciera que no es importante atender científicamente los problemas educativos que suceden en nuestras escuelas y colegios.

El docente nos es un buen modelo, digno de alguna imitación por parte de los alumnos; por lo general los alumnos, más bien, se expresan muy mal de sus docentes.

Las organizaciones del Magisterio están orgullosas de sus campos de recreación; luchan y luchan sin cesar. No descansan. Se olvidan de que todo árbol que no produzca fruto excelente ha de ser cortado y echado al fuego. Siguen caminando rápidamente por la ruta equivocada.

Lo poco que puede realizar el MEP, realmente es un poquito. Se trata de una Educación caótica, fortalecida a cabalidad para la no formación de seres buenos, ni seres amantes de su patria. Pareciera que la gran meta por alcanzar es formar pandilleros hoy, para que actúen igualmente mañana.

Los que llevan la peor parte son los niños y los jóvenes, que son los modelos inocentes ahora, de las futuras generaciones; cuya producción sana y buena al final será muy limitada posiblemente. Como decía Jorge: “Ayer fui un pandillero en el colegio; hoy soy pandillero como profesional”.

Son demasiados los problemas que el hombre ha creado y lamentablemente todos son de gran peligro. Los problemas, en fin, creados por el hombre, se hacen incontrolables y las soluciones se vislumbran en la lejanía.

Debemos estar conscientes de la cantidad de personas víctimas del hambre; de las drogas que desbaratan las mentes de los seres humanos, de la contaminación del agua y del aire; de los asesinatos, de la trata de personas y de todo lo demás. Realmente es una lista innumerable de problemas que se convierten en grandes conflictos y sin la atención cabal para su solución. Las esperanzas son muy pocas.

Los procesos de formación de educación se han reducido. Los personajes del MEP, las Juntas Directivas de las Organizaciones del Magisterio reposan y descargan sus responsabilidades en sueños o en acciones triviales sin trascendencia.

La enseñanza de calidad, su evaluación y las técnicas especializadas para atender esos conflictos las consideran sin importancia.

Pareciera ser que ni en el MEP ni en las juntas directivas de las organizaciones del Magisterio existe alguna preocupación por lo que está pasando en todo el proceso de educación.

La mejor figura de esta sociedad se encuentra estancada, muy ida. Los docentes, en forma general, caminan indiferentes entre los niños y los jóvenes sin observar, sin sentir, sin realizar actos de conciencia, sin pasión; que puedan ser de utilidad para robustecer el proceso de formación. La aptitud es de papel, el salario no.

En fin, pareciera que la formación cualitativa se ha convertido en un mundo sin color; de confusión, caótico, de agresividad, sin poder de construcción. La perturbación camina a pasos agigantados, pisoteando, destruyendo, sin alternativa de éxito, sin bienestar, sin felicidad y sin esperanza.

La Educación actual está haciendo hombres malos o perversos, manipuladores, mentirosos, verdaderos sinvergüenzas, descarados, peligrosos; verdaderos criminales, convertidos en bestias.

Claro está, el despilfarro económico que hace el MEP es lamentable, incontrolable, y además, muy desproporcionado.

Hace falta realizar a la mayor brevedad y con la mayor seriedad, una evaluación de lo que está sucediendo en este preciso momento en la educación.

Otros Artículos

La película "El último comandante", de Costa Rica, recibió el apoyo financiero de Cinergia.El Fondo de fomento al audiovisual de Centroamérica y el Caribe

 Según datos de la Contraloría General, se estima que más de 250.000 familias podrían estar dentro de la zona marítima-terrestre. (Foto: Luis Roberto Reyes)Pobladores

En los 52 años que tiene de funcionar la Escuela de Medicina de la UCR, han sido formados más de 4000 médicos, los que

“En la guerra, ante la muerte, descalzos todos desnudos todos, se igualaron los negros y los blancos; se abrazaron y no se han vuelto

La Setena tiene en sus manos desde la semana anterior, un recurso que pide la nulidad de la viabilidad ambiental para la refinería conjunta

Las protestas en Brasil desde hace dos semanas se han extendido por todo el país, como esta del pasado 20 de junio en Río

Desde hace muchos años para acá a los costarricenses se les ha insuflado en su mentalidad un "muñeco" político, que no les deja ver

En nuestra pasada edición de Semanario UNIVERSIDAD publicamos un reportaje titulado: “ICE lleva invertidos $160 millones en sistema defectuoso”, en el que dimos cuenta