La muerte del Otro

La realidad social actual, pareciera demostrar lo que el pensador judío Emmanuel Levinas denomina una Alergía contra el Otro. Debido a una concepción materialista

La realidad social actual, pareciera demostrar lo que el pensador judío Emmanuel Levinas denomina una Alergía contra el Otro. Debido a una concepción materialista producto del ejercicio de una economía de competencia globalizada, emerge una desconfianza hacia el Otro, es en esta dinámica que los medios virtuales han cobrado tanto fulgor, pues en la virtualidad de las redes sociales, existe al menos una distancia ilusa frente al interlocutor.

La dinámica del sistema económico intenta convertir a cada persona en un simple productor-consumidor, reduciendo su humanidad, minimizando sus capacidades, limitándolo simplemente al engranaje de la sociedad del consumo; en esta realidad los medios de comunicación masiva interfieren en muchos casos como brazos articuladores de los intereses políticos del momento; incluso hasta el sistema educativo se ve inmerso en esta situación poco alentadora, a través de modificaciones curriculares, infiltrando ideas de competencia, producción, y de una ética sin responsabilidad hacia el Otro.

 

Hoy día, el ser humano se ha convertido en el verdugo de la humanidad, la destrucción del medio natural, la reducción del Otro, y la supresión de valores suprasensibles; la sociedad dividida en lugar de humanizarse la sociedad difumina: los invisibilizados (extrema pobreza), la masa (clase media productora-consumidora, motor del macabro sistema económico), la punta del iceberg (los poseedores del capital), los ciborg (seres humanos que migraron hacia la vida virtual). Cada uno de ellos, en la dinámica de este juego global ha procurado la reducción del Otro.

El Otro quiere ser atrapado en las manos invisibles que mueven el mercado y ser estrangulado, para luego ser adornado con una máscara de hierro, pero existe personas que no han olvidado su esencia y escapan del opresor, el Otro se rebela, y muestra que no puede ser atrapado, que no quiere ser cosificado, se niega a la masificación, pues anhela la libertad, y esa conquista es a cada instante.

Mohamed Bouazizi, joven de 26 años, provinciano de Sidi Bouziz, pese a tener título universitario, no conseguía trabajo; luego de decidir vender fruta sin licencia en las calles, las autoridades le confiscaron su mercancía. Él se autoinmoló en Túnez, el 17 de diciembre del 2010. Así como el joven Bouazizi, muchos responden a la alergia del Otro en la sociedad actual.

La crisis mundial no es una crisis económica, ni alimentaria, ni inmobiliaria, ni nuclear; la actual crisis es humana; es una crisis del ser. Es la reducción del ser humano a mercancía, donde la muerte del Otro es un fin, como expresa Emmanuel Levinas.

Otros Artículos

Me di cuenta que en el año 2010 un estimado ciudadano interpuso una acción de inconstitucionalidad (tramitada en expediente No. 17.779) en contra de

Gobierno insiste en la urgente necesidad de la reforma; expertos señalan estrategia equivocada para promover el proyecto.Los grupos de menores ingresos son los que

Hace unos días fui con mi familia a ver la película Rango, un héroe vaquero con figura de camaleón. Escéptico por ver una fábula

La decisión del Gobierno de Laura Chinchilla de destinar $200 millones (¢100.000 millones) de un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para que

A pocos días de cumplir los primeros cien días de su mandato, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, recibió a Barack Obama en Brasilia,

Tres semanas después de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dictó medidas cautelares ha pedido de Costa Rica en torno a la disputa

¿Usted podría creer que en Costa Rica hay trabajadores y trabajadoras que no tienen seguro social ni póliza de riesgos del trabajo? O bien:

Aunque parezcan increíbles, los cambios en algunos países del norte de África están estrechamente relacionados con América Latina, tal como lo estuvieron en el