Opinión

La integración centroamericana: Geografía del futuro

En el presente artículo abundan propuestas de solución para la integración de la América del Centro (middle america), como una comunidad económica y, porque no, pensando utópicamente, política. Cansa ver tanta  discusión de diagnósticos ante un vacío de visión y planificación regional y subregional en nuestra América Central y el Caribe. Acá presento una mirada desde nuestra Costa Rica centroamericana, tratando además de hacer mi aporte desde el concepto de Planificación Estratégica Situacional (PES). Tenemos demasiados entes institucionales y expertos en problemática y poco o nada de expertos en “solucionática”, olvidando nuestro derecho y deber de planificar.

Hoy se ha hecho común escuchar a los gobiernos de EE.UU. y México referirse al “Triángulo Norte Centroamericano”, como referencia a los países centroamericanos de El Salvador, Honduras y Guatemala, generadores de oleadas migratorias a EE.UU. Enfocándonos más en nuestro “Triángulo Sur centroamericano”, veremos que el potencial fronterizo de cooperación entre Costa Rica y Nicaragua está fortalecido por una interdependencia histórica muy intensa”. Aunque el nuevo gobierno de Nicaragua decidió sacar de la cuenca binacional del río San Juan su proyecto canalero de inversión China, para no tener que negociar nada con Costa Rica, se considera que no habrán cambios significativos en las relaciones fronterizas y seguirán siendo amistosas. Entre Costa Rica y Panamá las relaciones intergubernamentales son muy buenas, y mejoraron con la reciente eliminación del ejército panameño y la consecuente desmilitarización de su frontera.

En general, la importancia de la Historia en el binomio “Geografía e Historia”, ha condicionado a muchos geógrafos a ver más hacia el pasado y menos al futuro, por eso resulta interesante  y oportuno plantear la necesidad de fortalecer otras especialidades  de la geografía, como el Ordenamiento Territorial y otros métodos y técnicas de la planificación moderna para dirigir nuestra mirada hacia el futuro. Una propuesta sumamente interesante es la Planificación  Estratégica Situacional (PES), con sus valiosos aportes epistemológicos  y técnicas de deliberación y participación ciudadana.

Desarrollada por el economista chileno Carlos Matus Romo (1931-1998), la PES parte de “situaciones” (real, futura, lograda y deseada), la situación deseada, también llamada “imagen objetivo”, es aquella que podemos lograr a partir de planificar nuestros imaginarios y utopías con excelencia.

En el resto del mundo se configuran poderosos bloques económicos de Estados coaligados. Uno de gran interés para nuestra Centroamérica y Caribe es la Unión Europea (UE), que en 2005 pasó a conformar un conjunto de 25 países, con una población cercana a los 455 millones de personas. Otro poderoso bloque económico es el conocido como TLCAN o Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Entró en vigor  en 1994 y agrupa a México, Estados Unidos y Canadá.

No debemos renunciar a nuestro derecho de soñar y acercarnos a las imágenes objetivo, alcanzables mediante planes programas y proyectos macrorregionales para nuestro, aún no bien definido territorialmente, “Triángulo Sur centroamericano”. Ni olvidar que “esa nueva integración pasa por sanar heridas y fortalecer las relaciones de vecindad y cooperación en las zonas fronterizas del Istmo” (Girot y Granados. 2005).

Si hablamos de utopías e imágenes objetivo, ¿Por qué no podemos pensar en un túnel Transtalamanca en Costa Rica?, como alternativa a los corredores viales del Plan Puebla-Panamá. La experiencia del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la tecnología actual en tunelería, permitirían construir un túnel, sin afectar territorios indígenas ni el Parque Internacional La Amistad (Costa Rica-Panamá). Junto a una poderosa línea naviera regional complementaría un nuevo puente integrador entre la Unión Europea (UE), el Atlántico industrializado de norte américa y el pacífico equinoccial sudamericano de la República del Ecuador, favoreciendo además la conexión, sin mayores trámites aduanales, de El Salvador con salida al mar Caribe.

En resumen, está pendiente la construcción de una poderosa comunidad, económica y política, de Estados pequeños, en el centro de América (puente ístmico-insular). Hay que tomar conciencia de que el concepto geográfico de “Tierra o Territorio” es diferente al de “suelo” e incluye, además del Gran Caribe, un enorme territorio marítimo-insular en el Pacífico Intertropical, orientado al Océano Pacífico, sede de recientes regiones industrializadas en Asia.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido