La historiografía como vía axiológica del derecho cultural

El derecho a saber de dónde venimos, quiénes nos gestaron y qué específicamente nos compone como individuos de un colectivo,

El derecho a saber de dónde venimos, quiénes nos gestaron y qué específicamente nos compone como individuos de un colectivo, sigue siendo visto como una necesidad con múltiples cuestionamientos a nuestro pasado.

La historia es una disciplina erudita que busca una reflexión sobre sí misma. Empero, considero que los historiadores no somos jueces, ni verdugos o dictadores del pasado. Nuestro trabajo es mediar la experiencia social a través de preguntas tan fundamentales como: ¿qué hemos sido, en dónde estamos y por dónde caminamos? Así, nuestras competencias y habilidades como profesionales remiten hacer ciertos cuestionamientos competentes al pasado desde el presente.

Las escuelas de historiografía en el mundo se cuestionaron cuáles sujetos sociales han tenido una historia rescatable como contribución identitaria al presente, siendo ese el mayor aporte de la historiografía a la sociedad, por lo que el fin de rescatar sujetos olvidados sigue vigente.

Además, es sano reflexionar sobre el papel de la historia en el presente, en un espacio donde se pueda apreciar su valor social desde la administración cultural, esto como base fundamental de una axiología con estrategias de activación, interpretación y valoración del patrimonio cultural.

El papel de África en la historia mundial

África está pasando por recientes tendencias historiográficas con un pensamiento propiamente continental sobre el pasado de sus propios sistemas socioculturales, siendo un proceso que ha tardado años en gestarse.

La Historia del Atlántico es uno de los temas más discutidos en las diversas escuelas de historiografía del mundo actualmente. Esto es debido al peso de la conexión continental a través del Océano Atlántico durante el período moderno y contemporáneo, que deja una relación indispensable para explicar ciertos fenómenos como: el imperialismo, el colonialismo, la diáspora del tráfico de esclavos y hasta la acumulación de capital originaria para el desarrollo de la Revolución Industrial en Europa.

En el caso de África subsahariana, las fuentes orales han sido tradicionalmente de uso prioritario. Sin embargo, tienen la limitación de ser insumos útiles para reconstruir una historia más episódica. No obstante, sabemos de fuentes arquitectónicas que habían funcionado como centros de estudio para el islam en toda África durante los siglos XV y XVI.

Ahora bien, en los últimos 25 años, hay una gran gama de equipos universitarios africanos que son profesionales interdisciplinarios. Empero, existe una estructura educativa de intercambios entre las mejores universidades de África y del mundo. Esto es en parte a la liberación colonial de África, en nombre de todo el levantamiento armado desde Madagascar en 1947, la independencia de Marruecos en 1955, la lucha heroica del pueblo argelino y las guerras de liberación en todas las colonias de África contra las políticas de segregación racial. Todos estos sujetos contribuyeron a un proceso por retomar el contacto con su propia historia y el control de su organización intelectual con el mundo.

India y sus tendencias

Las modalidades temporales de historia india de influencia colonial se usaron para manipular de forma estratégica a favor de los grupos de élite (clases medias, brahmanes y clases educadas en el exterior). Ellos buscaban negar la relación controversial y contradictoria entre el colonialismo y el pueblo indio, siendo la causa principal de la lucha antiimperialista al negar las formas de explotación en la extracción de los excedentes. Más allá de la dominación del estado británico, el imperialismo y el capitalismo, yacía un caldo de ideas por occidentalizar la cultura en la India.

En el caso de la tendencia nacionalista en la historiografía india se realizó desde una relación crítica entre la historiografía colonial y el movimiento nacionalista. Los intelectuales indios durante el siglo XIX tenían cierta preocupación por redescubrir su pasado. Al pasar del tiempo, el estudio del pasado se convirtió en un arma cultural para afirmar el orgullo de la nacionalidad y la autosuficiencia administrativa.

Las tendencias recientes en las décadas de los sesenta y setenta del siglo XX, con un importante resplandor en los años posteriores y aún hasta el presente, ofrecieron en los estudios de la historia de la India un esfuerzo por restructurar el pasado social más allá de lo propuesto por los pro-imperialistas.

Hoy en día, van más allá de dividir la historia en los típicos estancos de las estructuras básicas del denominado “marxismo vulgar”, más bien, existe una nueva tendencia marxista que no determina las problemáticas en historia política, económica y social, pues ve todos estos aspectos como un conjunto explicativo e interrelacionado.

En síntesis

Queda claro que el papel de la historia, el historiador y las escuelas de historiografía en el mundo remiten a un contexto siempre político, y de alguna u otra manera, siempre han habido defensores o detractores del statu quo, lo que pareciera ser evidente en estos dos estudios de caso que se presentaron.  En lo que respecta a mi opinión, respondería que el historiador está por el cambio.

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/opinion/la-historiografia-como-via-axiologica-del-derecho-cultural/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments