La certificación de personas en Costa Rica: un enfoque para el desarrollo del recurso humano en ensayos no destructivos (END)

En la actualidad, hemos visto cómo la implementación de los sistemas de calidad en muchos campos de diversa especialidad

En la actualidad, hemos visto cómo la implementación de los sistemas de calidad en muchos campos de diversa especialidad ha traído consigo un enorme beneficio en las características finales de los productos y servicios ofrecidos.

Lo logrado hasta el día de hoy en términos de calidad, en diferentes campos de la ingeniería, ha sido gracias a que con el pasar de los años se han documentado las experiencias positivas y negativas que se han tenido y por medio de un proceso de retroalimentación constante, el resultado final se decanta en lo que hoy conocemos como normas o estándares de calidad.

Y en este sentido, se debe tener en cuenta que no solo es necesario disponer de capacidad para desarrollar nuevos modelos de calidad, sino que igualmente importante es el hecho de contar con personas que apliquen directamente lo que se encuentra descrito en dichos modelos. Por tanto, se deberá asegurar que estas personas tengan y demuestren un completo dominio de los aspectos teórico-prácticos en el área que le concierne a su especialidad. En el campo de los ensayos no destructivos (END) esto no es diferente, ya que las personas que incursionan en este campo deberán someterse a procesos de capacitación, entrenamiento, adquisición de experiencia, examinación y finalizar todo el proceso con una certificación. Con esto, el individuo demuestra su competencia para aplicar un método de ensayo de manera correcta y así obtener un resultado confiable y asegurar de esta forma, sin dañar el componente estudiado, que este se podrá utilizar con plena seguridad.

A pesar de que se han hecho y continúan haciéndose grandes esfuerzos por dotar al país de profesionales y técnicos de altísimo nivel en el área de los ensayos no destructivos, aún hoy muchas personas, autoridades, empresas e instituciones públicas o privadas, desconocen de qué se trata esta especialidad y los alcances tan determinantes que tiene en nuestras vidas. De hecho, es un tema que pasa totalmente desapercibido. Sin embargo, no por esto los materiales utilizados en objetos, equipos o edificaciones que son tan comunes y conocidos para nosotros dejan de tener una calidad más que aceptable para el cumplimiento de sus funciones. Estos ensayos han sido creados con ese fin: asegurar que los procesos de montaje, fabricación y más aún durante su vida útil, sean los adecuados.

Los países industrializados han ideado la forma de regular los procesos de inspección a través de la creación de normas específicas para cada tipo de ensayo y para las diferentes áreas de producción (normas como ISO, ASTM, ANSI, DIN, EN, UNE, NAS, COPANT, JIS, etc.). De esto nacen también documentos con un rango mayor y de carácter vinculante denominados “códigos” como por ejemplo el ASME (del inglés American Society of Mechanical Engineers) el cual se utiliza principalmente para el diseño, construcción e inspección de recipientes sujetos a presión. También se encuentra el código AWS (del inglés American Welding Society) más aplicable a estructuras y obras civiles. Otro en la lista sería el código API (del inglés American Petroleum Institute) aplicable a equipos para el trasiego y almacenamiento de hidrocarburos.

Dichos códigos colocan dentro de sus primeros artículos, los requisitos de las personas que lleven a cabo las tareas de inspección. Por tanto, también se debe seguir una regulación que indique la forma en que dichas personas deben ser preparadas, desde el punto de vista teórico y práctico, para cumplir con el concepto de calidad que hemos venido tratando. De esta forma, se establecen los requisitos en cuanto a tiempo o cantidad de horas de capacitación, el tiempo necesario para adquirir experiencia en el uso y manejo de equipos, los exámenes que estas personas deben realizar para demostrar su conocimiento y finalmente agrupando toda esta información, se pueda certificar como inspector en algún método y nivel. En Costa Rica, la norma que rige todo este proceso es la INTE-ISO 9712-2014 denominada “Requisitos para la Calificación y Certificación de Personal en Ensayos no Destructivos”.

Y aquí es necesario resaltar el hecho de que un proceso de certificación propiamente dicho no se debe confundir con el hecho de obtener un certificado de aprobación o participación en un curso, sino que dicho proceso es mucho más complejo, lo cual involucra una serie de requisitos en donde uno de ellos es la capacitación, seguido de la adquisición de experiencia y completándose con una examinación.

Todo el potencial que puedan brindar los ensayos no destructivos como un aliado en el control de calidad y como herramienta para el desarrollo de nuestro país, no podría potenciarse si no se le brinda el espacio necesario para su desarrollo. Eso significa que debe existir un sistema en el cual se pueda asegurar a cualquier persona deseosa de especializarse como inspector o empresa esperanzada en implementar procesos de calidad a través del empleo de normas que la hagan competitiva a nivel mundial. De ahí que una enorme tarea pendiente en este campo es encausar todos los esfuerzos hacia la consolidación de un “Sistema Nacional de Certificación de personal en Ensayos no Destructivos”. Al igual que los países desarrollados lo han hecho, el nuestro debe seguir por esa misma línea, indiscutiblemente.

A nivel nacional se han dado importantes pasos en la certificación de productos o procesos de fabricación, pero muy pocos en la certificación de personas, más aún en el área de los ensayos no destructivos. Y en este sentido, están llamados a participar en el desarrollo de un sistema de este tipo las universidades, instituciones del gobierno, empresas proveedoras de servicios, distribuidores de equipos o consumibles y utilitarios en general. En la medida en que todas las partes involucradas puedan aportar, en esa misma medida se irán fortaleciendo los procesos de capacitación, de calificación y de certificación de personas a nivel nacional, y cuyo modelo podría servir incluso para convertir a Costa Rica en oferente de cooperación técnica en este campo.

Para lograr implementar un Sistema de Certificación de Personas en END, en primera instancia se deberá trabajar en la revisión y actualización de las normas vigentes en el país, aplicables al área de interés. Esta tarea se ha venido realizando continuamente y es por eso que hoy por hoy se cuenta con normas adaptadas al contexto nacional, esto gracias a los trabajos de los diferentes Comités Técnicos que se conforman en INTECO (Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica). El siguiente paso sería formalizar un ente “Certificador de Personas” a través de su acreditación, pero en este sentido hay un avance prometedor pues ya se cuenta con un sistema de certificación de producto de lo cual se puede aprovechar esta experiencia y reproducirla. Teniendo los dos anteriores el siguiente paso sería conformar un Comité que se encargue de crear el marco dentro del cual funcionaría el Sistema de Certificación de personas, teniendo como base la norma INTE-ISO 9712 y toda la experiencia que puedan aportar las personas que por años han tenido una participación fundamental en el desarrollo y aplicación de los ensayos no destructivos en Costa Rica.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments