Google y la matemática

El matemático Sergey Brin y el informático Lawrence Page, crearon Google en 1998. Como herramienta, Google es un poderoso motor de búsqueda en Internet,

El matemático Sergey Brin y el informático Lawrence Page, crearon Google en 1998. Como herramienta, Google es un poderoso motor de búsqueda en Internet, pues coloca al alcance de cualquier persona, gigantescos cúmulos de información. La herramienta entremezcla el conocimiento del álgebra lineal y la probabilidad, dos áreas muy importantes de la matemática.

La aplicación práctica de la matemática en la resolución de un problema social, tal y como resultaría ser la búsqueda de conocimiento en un tormentoso océano de datos, demuestra la importancia que socialmente tiene la matemática, pues a través de ella es posible encontrar patrones de comportamiento en los fenómenos naturales y socioeconómicos que envuelven la vida humana. Conocer con anticipación la próxima ocurrencia de un terremoto y localizar su epicentro con un pequeño margen de error, permitiría salvar incontables vidas y bienes materiales, lo cual evidencia las ventajas que aporta la predicción científica fundamentada en las matemáticas avanzadas.

No se logra la mejora de la matemática en cuanto la política educativa surja de corrientes pedagógicas de moda, no comprobadas en la práctica. La enseñanza de la física ha recorrido los caminos que hoy recorre la enseñanza de la matemática. La resolución de problemas, generó apatía y cansancio en aquellas personas sin aptitudes relacionadas con el razonamiento lógico, que difícilmente mostraban interés en la abstracción. La frustración de un estudiante que no lograba resolver un problema considerado de nivel básico, se convertía en el futuro en un freno al aprendizaje cuando el estudiante enfrentaba problemas complejos.

La educación matemática requiere una reforma en el sistema de evaluación que libere al docente de toda la carga administrativa que lo limita a la extenuante e inútil confección de toneladas de informes y exámenes escritos, que no mejoran un ápice los principales problemas educativos, tales como la deserción, el bajo rendimiento académico y la repulsión por las matemáticas. La motivación para aprender, es producto de necesidades sociales satisfechas, tales como la felicitación de los padres o el aplauso de los compañeros de clase en la ceremonia de graduación. Ningún estudiante con números rojos en su cartilla de calificaciones, tiene la motivación para revertir su fracaso.

La industria de creación de software de inteligencia artificial y realidad virtual, demanda una educación informática fundamentada en las matemáticas discretas y combinatorias. Para esto, deben crearse textos educativos digitales que sean adecuados a este tipo de matemáticas. Los textos deben ser gratuitos y accesibles en su lectura, pues se requiere la alfabetización matemática de la población total.

La única manera de manejar adecuadamente la tecnología, es sumergirse en ella por medio de un proceso autoeducativo de ensayo y error. La evidencia la dan miles de ejemplos de niños pequeños que son capaces de manejar un teléfono inteligente, descargando aplicaciones de juegos infantiles, sin que todavía sean capaces de leer y escribir. Las matemáticas se aprenden de igual forma, en escenarios en los cuales se observa la aplicación práctica de algún procedimiento que resuelve un problema social generalizado, y difícilmente mediante la resolución de problemas abstractos en un aula aislada de la realidad social. Un problema que menciona árboles y manzanas, aunque contextualizado, no es significativo en tanto no resuelva ninguna dificultad económica de la comunidad que rodea la institución escolar.

El ser humano aprende por imitación, copia soluciones aplicadas por otras personas. Una vez aprendido el modelo, lo reproduce y luego lo modifica, personalizando sus propias soluciones. Sin ejemplos a partir de los cuales se pueda proceder, resulta verdaderamente difícil que los estudiantes descubran por sí mismos la solución a un problema, pues basta la ausencia de algún conocimiento previo importante o el desinterés por la asignatura, para que el problema planteado en clase resulte imposible de entender, y por ende, de resolver.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/opinion/google-y-la-matematica/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments

Otros Artículos

Sabía que Vincent van Gogh era sinónimo de asombro, de elevada sensibilidad a lo cotidianamente desacostumbrado, a lo inusual por extraordinario.

El matemático Sergey Brin y el informático Lawrence Page, crearon Google en 1998. Como herramienta, Google es un poderoso motor de búsqueda en Internet,

El crecimiento de las ciudades continúa sin parar, bosques y áreas verdes van gradualmente cediendo espacio a caminos, viviendas e industrias