Estado, xenofobia y violencia de clase

Desde que el Estado proyecta, por ejemplo, un 2% de impuestos sobre la canasta básica, este es el principal generador de toda clase de violencia de clase.

Desde que el Estado proyecta, por ejemplo, un 2% de impuestos sobre la canasta básica, este es el principal generador de toda clase de violencia de clase. No vale ahora ver al Ministro de Seguridad o hablar de la famosísima idiosincrasia costarricense, cuando los cantos de estos neonazis del Parque La Merced son los mismos cantos de apoyo a la “Sele” que los canales de televisión, que se desgarraron las vestiduras por lo sucedido el pasado sábado 18 de agosto, incitan.

Ante el proceso de hiperacumulación de riqueza que experimenta el país, donde la burguesía dueña de tales medios (que el mismo Semanario UNIVERSIDAD critica en “Discursos populistas y noticias falsas atizaron marcha xenófoba contra nicaragüenses” –22 de agosto–) se sirve del Estado para agendar leyes y triquiñuelas que acrecientan este proceso, en el cual la burguesía se queda con la riqueza del país mientras las clases bajas cada vez más tienen que ver cómo simplemente sobrevivir; entonces no es posible aceptar “habladas” sobre el ser costarricense y lo “buenuco” que es el costarricense.

Una de las estrategias, que históricamente mejor resultado da a los grupos dominantes, es la idea maquiaveliana de divide y vencerás. El problema que se manifiesta entre sectores (como en el caso del pasado 18 de agosto) de clases sociales bajas o entre personas de diferente nacionalidad no es más que un mecanismo para alejar a estos grupos, con razón insatisfechos por su situación económica, de una realidad donde un pequeño grupo de costarricenses se llena los bolsillos a lo grande, sin importar el grueso de la población que es quien genera la riqueza.

Me acuerdo en este momento de un texto publicado, con fondos públicos, por la Universidad Estatal a Distancia (UNED). El texto al que me refiero viene dentro de una colección titulada Te voy a recordar y se llama “Un joven demonio entre las sombras”. El “cuento” en cuestión narra el viaje de dos sicarios a Tanzania, con el fin de matar a un hombre conocido como “el viejo” (primer absurdo porque el título del cuento se llama “el joven…”). El motivo para explicar la necesidad de matar a tal hombre no es más que este hombre es un sindicalista, que se opone a los intereses económicos de una transnacional.

Así, el texto desde su mismo título ya valora negativamente a quien se opone al gran capital, por eso califica a tal personaje de “demonio”. Asimismo, el texto criticado establece, como un valor social y ético positivo, el hecho de que se asesine en estos casos.

¿No es increíble que se gasten fondos públicos para atacar a quien ejerce su legítimo derecho de protesta contra las transnacionales que llegan aquí y allá a abusar no solo del ambiente, sino de poblaciones enteras? ¿No es reprochable que la UNED haga propaganda fascista?

Efectivamente, el cuento en mención es propaganda fascista disfrazada de mala literatura. Y todavía más, estos cuentos se quieren, en algún momento, pasar al sistema educativo. Imaginemos a nuestros niños y adolescentes aprendiendo que se debe matar a quien se nos oponga. ¿Estúpido y corrupto el asunto?

La sociedad costarricense es, par excellence, un monumento a lo pasivo-agresivo, como producto de la manipulación que ejercen sobre ella los genocidas intereses de los grupos dominantes. Por un lado, nos venden la imagen del “Soy tico” propugnada por un medio, mientras que, por otro lado, el mismo medio ataca al extranjero (los ataques a Jorge Luis Pinto, por ejemplo).

Insisto, la mejor manera de mantener el poder es ponernos a pelear entre nosotros, mientras ellos, los grupos dominantes, se dan la gran vida. De lo poco que se puede rescatar de Louis Althusser, hay que recordar que los medios son aparatos ideológicos del Estado. Además, el Estado no es un aparato neutral, sino la manifestación colectiva del capital (de la burguesía, por ende) y de sus más sórdidos intereses.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/opinion/estado-xenofobia-y-violencia-de-clase/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments