El siniestro encanto de la jerarquía

Hasta el momento al renunciado director-gerente del FMI, el francés Dominique Strauss-Kahn, la agresión contra una empleada de un hotel de Nueva York le

Hasta el momento al renunciado director-gerente del FMI, el francés Dominique Strauss-Kahn, la agresión contra una empleada de un hotel de Nueva York le viene costando $6 millones, el colapso de una eventual presidencia de Francia (aún no se lo considera una pena), honorarios de abogado indeterminables pero altísimos, y el repudio/mofa de sus examigos, socios y enemigos, que sin duda los tiene. Nadie escala así sin socios ni caerle bien a alguien y ser odiado/envidiado por otros individuos de la minoría que regenta el ‘orden’ actual.

Seña de un mundo que extravió el olfato para lo asqueroso es que Strauss-Kahn sea acusado penalmente solo por su ataque contra una mujer y no por su ejercicio como director-gerente del FMI, institución con responsabilidades por el hambre, violencia, desarraigo, muertes (y ataques sexuales contra niñas y niños) que afectan y seguirán afectando a millones de empobrecidos en África, Asia y América Latina.Fotos y datos de los jerarcas del FMI deberían estar en todas las paredes con un SE BUSCA POR SU CONTRIBUCIÓN CON DELITOS DE LESA HUMANIDAD. Ni siquiera el gobierno de  Estados Unidos, con su terror de Estado, o la OTAN, causan tantas y variadas víctimas como el FMI en los países del Tercer Mundo. Es probable que Strauss-Kahn llegue a un arreglo financiero (si la legislación de Nueva York lo permite) con su agredida actual,  pero su institución no tendría suficiente dinero para compensar el dolor de los millones de familias objeto de las embestidas y manoseos del FMI  y sus oligárquicos socios locales.

O sea que Dominique se librará de todo y también (aflojando billetes y limándose algún colmillo) de ésta. Nada discreto el encanto de esta jerarquía global. Sin embargo no nos ocupamos aquí del esperpento, sino de una de las conjuras que trama un equipo de abogados para sacarle del lío con casi todas sus plumas. “Y está el plan E, monsieur Dominique”, dice el jefe de los letrados. “¿E de éblouissant (maravilloso) o de échafaud (cadalso)?”, musita DSK. “No lo va a creer”, sigue el abogado, “pensamos factible trasladar el caso desde NY a un país solidario.” “Un delito es un delito…”, se fastidia DSK.

“No, monsieur Dominique”, lo interrumpe el consejero. “Se trata de un país jurídicamente especial. Un abogado puede en él visitar al Fiscal General (incluso si aún no entra en funciones), explicarle que usted es en todo inocente de los cargos que sus acusadores le atribuyen y él de inmediato cancela el proceso y usted queda libre”. “¿Es eso cierto?”, se anima DSK. “Créame que es la pura verdad”, enfatiza el abogado. Y añade, más serio: “Y si el plan E, por algún motivo, no puede cumplirse, está la variedad E-1”. “Ya me parecía que no podía ser cierto”, volvió a fastidiarse DSK. “Escúcheme DSK”, insistió el experto: “Por esas cosas de la vida tal vez usted vaya a juicio, pero a la hora de ponerle una sentencia final, si es que fallan en su contra, le rebajarán la pena de modo que no tenga que estar un minuto en la cárcel. Es gente muy comprensiva con las personas honorables”. Un asistente saltó “Y usted podrá gozar de las playas durante el tiempo que dure el juicio, monsieur Dominique”. El jefe dio un codazo al imberbe. “¿El tiempo que se alargue el juicio…?” se inquietó DSK. “Es un punto negativo de la versión E-1 del plan”, cortó el jefe, rápido. “Un proceso en ese país amigo puede tardar 12 ó 13 años”. Como DSK abrió tamaños ojos, agregó: “Pero creo que tendremos éxito con la versión E, la instantánea.” Como DSK miraba fijo, insistió “Y nada de cárcel nunca, Dominique. Nunca”. Aquí se corta el video de esta charla entre expertos del Primer Mundo. Tal vez la pila del aparato era del Tercero. Así no hay manera de enterarse del nombre del país referido por B. B., el defensor de DSK.

Como queda espacio podemos agregar que en Costa Rica el INCAE no deja de lamentar la poca fortuna que persigue a sus grandes hombres. Cuando iba a inaugurar la Sala de Inversiones “Bernie» Madoff (Navidad del 2008), Bernie fue detenido por defraudar $50 mil millones. Cinco meses después se le condenó a 150 años de cárcel. No podía asistir al bautizo. Y ahora que se abre su Hemeroteca “en la nube” con el nombre de Strauss-Kahn viene este lance. Lo peor es que el nombre alternativo es el de un destacado del PLN. En INCAE piensan más bien en no bautizar ya nada. O tal vez una sigla: Recinto E, de “maravilloso”, por raro que parezca.

 

Otros Artículos

La exclusividad en el manejo de la carga de contenedores -considerada la “crema” del negocio portuario- que el Gobierno le otorgó a la transnacional

La ciudadanía costarricense se enfrenta a una tarea ineludible: construir un nuevo proyecto democrático. Para ello, se requiere de un pacto político y social.

El gobierno designó a Adriana Prado como su embajadora en Nicaragua, en un aparente paso dirigido a procurar la normalización de las relaciones con

El Ministerio de Hacienda ha insistido en realizar una reforma tributaria que incluya un impuesto al valor agregado (IVA) a la educación privada, no

Las autoridades sanitarias incumplen con los mecanismos para brindar acceso a las mujeres que busquen someterse al aborto terapéutico, única forma de interrupción del

En las próximas décadas, el país verá dos importantes beneficios. Primero, tendrá que invertir menos en educación al haber menos estudiantes jóvenes. Segundo, aumentará

Hasta el momento al renunciado director-gerente del FMI, el francés Dominique Strauss-Kahn, la agresión contra una empleada de un hotel de Nueva York le

Los profesores Andrés Saborío y Olman Alfaro, de la Universidad de Costa Rica (UCR), participarán entre el 1 y 2 de julio próximo en