Opinión

El PLN del 2021 y el desarrollo socioeconómico con sabor a asistencialismo y represión social

Con el objetivo de construir la Costa Rica que merecemos, el candidato oficialista del Partido Liberación Nacional ha postulado varias propuestas políticas para la actual campaña electoral 2022, en la ruta de girar el PLN hacia la izquierda democrática con el fin de retomar la visión socialdemócrata que tenía el partido político en el siglo XX y reencontrarse con las raíces de servicio a la sociedad. Sin embargo, esa promesa de cambio democrático y social se ha expuesto como una falsa ilusión que carece de objetivos integrales para el desarrollo socioeconómico tan anhelado, el bienestar común y el desarrollo humano y sostenible de la sociedad costarricense.

A pesar de los compromisos de gobernanza, luego de leer atentamente el contenido del actual Plan de Gobierno del PLN se puede concluir que no es cierta la afirmación de su candidato oficial acerca de “crear el milagro costarricense” a través de un pacto multisectorial que facilite, en palabras de José María Figueres, “el músculo para la acción y visión de futuro”, pues esta lucha que debería ser social está basada en intereses y concepciones individuales. Para ilustrar, cuando se le ha interrogado al candidato presidencial sobre su incapacidad para generar confianza, este ha respondido literalmente “Las encuestas no me dicen qué hacer, para eso tengo mi conciencia” haciendo de su ámbito personal la base del trabajo político en la construcción del desarrollo y los avances que el país necesita.

Así pues, se deben cuestionar en concreto dos propuestas: en primer lugar, la disminución de la pobreza y pobreza extrema a través de proyectos asistencialistas temporales, ineficaces en el tiempo e insostenibles; y en segundo lugar, la promoción de la seguridad ciudadana mediante el fortalecimiento de los cuerpos policiales y la represión social. En ese sentido, se aboga por el otorgamiento de préstamos para vivienda, subsidios y bonos “verdes comunales”. Por otro lado, en el video “Plan de Gobierno – Seguridad” diversos líderes del partido hablan de fortalecer los cuerpos policiales, atacar y prevenir el consumo de drogas, contratar a más policías y actuar con mano dura para contener el crimen.

En conclusión, estas propuestas de campaña no resuelven las causas originales de la pobreza y la violencia sistémica. Según expertos, frente al modelo económico asistencialista y criminológico reprensivo de la ciudadanía existen otros enfoques cuya intención es comprender la estructura y el origen de la violencia delictiva y las desigualdades sociales, en los cuales toma preponderancia el modelo de factores de riesgo como una vía para la comprensión de las causas sociales, contextuales y situacionales de la violencia delictiva (Julio Solís Moreira, 2017).

Suscríbase al boletín

Ir al contenido