Disparates transgénicos de un tecnoentusiasta del TEC (VIII)

A continuación me referiré a otros tantos disparates y falacias mencionados en el programa radial Desayunos de Radio Universidad

A continuación me referiré a otros tantos disparates y falacias mencionados en el  programa radial Desayunos de Radio Universidad del 12/6/15, donde sin  contraparte alguna y siendo un tema de debate, Constantino Urcuyo y Ronulfo  Jiménez, entrevistaron al Sr. Geovanni Garro, un tecnoentusiasta de los cultivos  transgénicos (goo.gl/kT7M3y).

“LOS RIESGOS ESTÁN EN TODOS LADOS”: dice Jiménez para intentar  tranquilizarnos. Efectivamente, así es, solo que en este caso no tiene sentido  incluir riesgos adicionales a los existentes, especialmente si ponen en peligro  nuestra salud.

Es como apuntarse, sin ninguna necesidad, a jugar en una ruleta  con “premios” no deseados por nadie (ver: goo.gl/WPJ4SB, goo.gl/FBMuzc).

RIESGOS PARA LA SALUD: los pseudoalimentos transgénicos constituyen  indudablemente riesgos e incertidumbres para la salud, porque los residuos de sus  agrotóxicos están ahora en nuestros platos y cuerpos (goo.gl/z4eTSV).

Así lo  reconocen la Organización Mundial de la Salud (OMS), otras organizaciones  internacionales y estudios científicos independientes sobre estos productos  (goo.gl/r8n7Gs).

Al respecto, recomiendo la lectura de los artículos Alimentos  transgénicos: incertidumbres y riesgos basados en evidencias (goo.gl/vu5tdU), y  ¿Quiénes afirman que los transgénicos son seguros? (goo.gl/FGYQ6S), así como  la consulta de otros títulos en goo.gl/qscsF1  EQUIVALENCIA (IN)SUSTANCIAL: en un tema donde está involucrada la salud,  Garro promueve el obsoleto, ampliamente rebatido, poco científico y ambiguo  término de “equivalencia sustancial”, afirmando que “estos productos han pasado  cerca de 20 análisis”, en los que supuestamente “se estudia todos los  componentes de esta nueva planta”, y que con eso se puede estar  “completamente seguro, muchísimo más seguros”, respecto a “todos los productos  que actualmente nos estamos comiendo de forma convencional, de forma  orgánica”, lo cual es –por razones obvias- totalmente falso (goo.gl/SjfBlZ).

Como lo expone Riechmann: “Si esta comparación muestra que un determinado  alimento transgénico es químicamente similar a su equivalente tradicional, se  considera sustancialmente equivalente.

Para llevar a cabo estas comparaciones  no existe una metodología estándar razonablemente legitimada; pero el problema  mayor es que sencillamente no es posible predecir los efectos bioquímicos,  toxicológicos o inmunológicos de un “alimento novedoso” a partir de su  composición química.

Un buen ejemplo son precisamente los priones, proteínas  infecciosas responsables de las encefalopatías espongiformes (enfermedad de las  vacas locas y otras): la proteína infecciosa es idéntica en su secuencia de  aminoácidos a la proteína celular normal, que se encuentra en todos los individuos  sanos, y lo único que cambia es su conformación y estructura.

De acuerdo con los  criterios que se están manejando, la carne infecciosa de vaca loca es  sustancialmente equivalente a la carne de una res sana” (goo.gl/G7ohd1).  SOYA TRANSGÉNICA Y SALUD: a la consulta de una radioyente sobre la  producción de una hormona cancerígena en la soya transgénica, Garro responde  que no sabe, y a continuación afirma que “a la fecha no se ha encontrado” y que  “la soya es uno de los principales productos a nivel mundial y quizá fue el primero  (sic) en ser sembrado de forma comercial”, lo cual no es –de manera alguna-  respuesta de recibo.

El mito de la soya (transgénica o no) como “alimento  milagroso” se cuestiona cada vez más (goo.gl/YYRx2). La soya transgénica, con  respecto a la natural, contiene –entre otros- residuos de herbicidas, especialmente  del cuestionado glifosato (goo.gl/JXIuZt), del que se conoce que produce varios  efectos tóxicos, entre ellos algunos relacionados con el sistema hormonal  (goo.gl/ncpcyD).

En los próximos artículos, me seguiré refiriendo a otros temas tratados en esta  entrevista.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/opinion/disparates-transgenicos-tecnoentusiasta-del-tec-viii/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments