De Decano a Directora

A pesar de las diferencias que algunos pretenden resaltar me pregunto… ¿no estamos en un país en el que se respetan las diferencias?, ¿acaso eso solo es en el papel?, ¿en nuestro país las iniciativas privadas no pueden ser destacadas?

Grave error responder con omisión de los hechos, por parte de la Dra. Lisbeth Salzar, Directora de la carrera de Medicina de la Universidad de Costa Rica, en su artículo: “De Médicos, Pacientes y Simulacros”, en el que incluso arremete contra el mismo sistema que favoreció su formación, ¿no es más conveniente construir que empeñarse en destruir?

Indica que mi formación privada ha sido “mísera”. Estoy orgulloso de haberla recibido, estoy agradecido por la formación de excelencia brindada por mi escuela privada de medicina, estoy agradecido por los brillantes docentes, jamás podré olvidar lo que con pasión me enseñaron, que junto con los valores que me fueron inculcados por mi familia, me abrieron la oportunidad de ejercer mi carrera en una línea actitudinal y de responsabilidad de la cual jamás me arrepentiré, negar eso sería negarme a mí mismo.

Le hago una propuesta, porque en lugar de degradar a mis colegas graduados de universidades privadas, no se les reconoce como verdaderos héroes en esta campaña, en la lucha actual no se reconocen si son de Limón o de Puntarenas, Guanacaste o Cartago, de Cañas o San Vito, nacionales o extranjeros, los que están en la trinchera no diferencian si son “de origen privado o público”, siguen formando equipo y combatiendo juntos.

A pesar de las diferencias que algunos pretenden resaltar me pregunto… ¿no estamos en un país en el que se respetan las diferencias?, ¿o acaso eso solo es en el papel?, ¿en nuestro país las iniciativas privadas no pueden ser destacadas?, ¿no estamos en un país en que las propuestas de innovación han sido nuestro norte y deben ser estimuladas?, ¿nuestro país es aquel en el cual los presupuestos tienen la indicación de ser despilfarrados o deben ser optimizados?, o peor aún… ¿la mesura y el ahorro debe ser solo encomendada al área privada?, la respuesta es NO, en todos recae esta responsabilidad.

La modalidad de rotación clínica con paciente estandarizado no es un invento antojadizo, lo mismo se dijo por parte de actores similares, cuando UCIMED realizó la apertura del primer Centro de Simulación de Costa Rica, dedicado a Ciencias de la Salud, pero jamás nos detuvimos, apenas volteamos la mirada para contemplarlos, y tal como escribió Miguel de Cervantes, Don Quijote y Sancho siguieron avanzando a pesar de los ladridos rabiosos.

Tenemos que ser responsables, nos debemos a nuestros estudiantes y en atención a este objetivo, que nos fue asignado por quien es para nosotros uno de los grandes héroes médicos de Costa Rica, el Dr. Andrés Vesalio Guzmán, insigne fundador de lo que es ahora la Escuela de Medicina de UCIMED, no podemos ser imprudentes e impedirles avanzar, la virtualización con máxima calidad de sus contenidos es mandatoria en esta realidad, negarlo sería un lamentable error, desvirtuar los escenarios académicos que han implementado prestigiosas universidades también.

¿Hasta cuándo van a comprender que la realidad actual, que es nuestra y del mundo entero ha venido para quedarse?, es sencillo… NO VAMOS A PERMANECER DE BRAZOS CRUZADOS, esa nunca ha sido ni será la ruta de UCIMED, cada institución hace lo que considere conveniente y traza su destino, el nuestro está bien definido y lo personifican nuestros egresados, distribuidos por el mundo entero, todos sumidos en la misma trinchera.

Como institución educativa nos debemos a nuestros estudiantes, a continuar con la formación de excelencia, no en vano esta fue la primera Escuela de Medicina privada de Costa Rica, y no en vano hemos obtenido la primera Acreditación Internacional, que respalda el prestigio de nuestra la Escuela de Medicina, lo anterior validado por la World Federation for Medical Education (WFME), esta es primera que se obtiene en Centroamérica, el Caribe y Suramérica, esta acreditación no está en el papel, está en cada aula, en cada docente, en cada administrativo, en cada estudiante, en cada egresado, pertenece a UCIMED… y con gran orgullo también pertenece a Costa Rica.

 

 

 

 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments