Carta abierta a los padres de un estudiante

Hoy iniciamos, como cada año, un curso lectivo donde sus hijos van a pasar, incluso, más tiempo con sus profesores que con ustedes.

Estimados señores:

Hoy iniciamos, como cada año, un curso lectivo donde sus hijos van a pasar, incluso, más tiempo con sus profesores que con ustedes. Siento una enorme alegría y, a la vez, una gran responsabilidad al saber que depositaron su entera confianza en nosotros los docentes, que procuramos año con año dar lo mejor de nosotros para que su hijo alcance el éxito escolar; es decir, que una vez iniciado el proceso de enseñanza-aprendizaje, lo pueda culminar. Sin embargo, hoy me atrevo a pedirles muy respetuosamente algunas cosas que, en incontables ocasiones. por el oficio y la labor que tan arduamente ustedes realizan en sus hogares y fuera de estos, se pierden de vista en el camino.

Su hijo no solo necesita un profesor que le enseñe Historia, Geografía, Ciencias, Matemática y Español. Además, requiere de algo coyuntural en su devenir: el acompañamiento, el apoyo y el soporte emocional de sus padres o encargados para que los contenidos vistos en clase formen parte de su diario vivir. No se trata de aumentar la carga académica en casa, sino de demostrarle que, día a día ustedes están ahí para motivarlo y dibujarle la escuela y el colegio como un aposento de sabiduría y conocimiento, no como el castigo semanal por portarse mal en casa.

También, recuerden que las calificaciones, aunque importantes para cumplir con el requisito de aprobar el año, no dicen absolutamente nada de la capacidad de su hijo. Estas ni miden su capacidad, ni predicen quién será en un futuro cercano. Por ello, no lo reprendan; al contrario, motívenlo a estudiar. Infringir daño físico, lejos de solucionar el problema, tan solo lo aumenta. Busquen espacios donde él pueda desarrollarse y desenvolverse. Tengan presenta algo: su hijo no va a ser lo que ustedes quieran, sino lo que él elija. Así que estén siempre atentos a sus palabras y a los dotes que surjan en el camino.

No miren como un tabú las guías de sexualidad, como son conocidas popularmente. Sé que en sus familia hay disparidades sobre si su hijo debe o no recibir “Educación para la afectividad y la sexualidad” y es respetable que ustedes así lo consideren. No obstante, la experiencia nos dice que son necesarias y vitales para complementar la educación y los valores que el menor recibe en su casa.  No vamos ni a adoctrinar a nadie, ni les vamos a incitar a que inicien su vida sexual. Por el contrario, existirán espacios para consejos y para atender las inquietudes que ellos presentan y que, en ocasiones, se inhiben de consultarles. Desde el Ministerio de Educación, manan las políticas enfocadas en mejorar la educación de nuestros jóvenes y que buscan su bienestar. Les aseguro que esta es una de ellas.

Presten atención a lo que siente su hijo, nieto, sobrino o familiar en general. Los niños, aunque almas nobles y puras, pueden ser hirientes y quizá el suyo sea víctima de bullying. Si ese el caso, no se lo tomen a la ligera, busquen la  ayuda de la institución; quizá, nosotros no lo notemos, pero ustedes, que lo han visto crecer, sí y aquí estaremos para ayudarles. También, no duden en contactarnos si piensa que su hijo es el que perpetra la agresión, pues él es nuestro estudiante y estaremos dispuestos a brindarle toda nuestra ayuda para orientarlo. No lo aísle, no le maltrate; al contrario, busquemos juntos los puentes que nos permitirán integrarlo en un mejor camino.

Por último, los docentes estamos para servirles; por ello, ustedes son bienvenidos a nuestras aulas. Su hijo, aunque le moleste verlos por el colegio o escuela, en su fuero interno sentirá que sus padres se preocupan y, por ende, lo apoyan. No espere hasta el día de la entrega de notas o el día en el que su hijo tenga que ir a ampliación para visitarnos; en estos casos, muchas veces la suerte ya está echada. Recuérdenlo siempre: la semilla que hoy siembran en sus hijos, serán los frutos que recogerán mañana.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/opinion/carta-abierta-los-padres-estudiante/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments