Buenas películas políticas latinas

Cine y política hacen buen juego. El binomio permite estudiar realidades históricas.

Cine y política hacen buen juego. El binomio permite estudiar realidades históricas. En tal sentido no está de más un listado de sugerencias al lector acerca de producciones de notoria calidad. En aras de publicitar nuestro cine, a veces olvidado por muchos, enfocamos películas latinoamericanas.

Los colores de la montaña (Colombia, Director: Carlos Arbeláez, 2010): Trata el conflicto armado colombiano. Los personajes son niños cuya meta es crecer, pero el cáncer de la guerra carcome los escenarios e imposibilita el trabajo de la maestra, papel muy bien desempeñado por María Adelaida Puerta.

La boca del lobo (Perú, Francisco Lombardi, 1988). Trata sobre la guerra civil peruana. Enfoca las desgracias que padecen aquellos a quienes la geografía del derecho no considera. Importante para analizar derechos humanos en América Latina.

Paloma de papel (Perú, Fabrizio Aguilar, 2003). Si La boca del lobo aborda los crímenes del poder estatal, esta otra producción analiza el terrorismo de Sendero Luminoso; denuncia la sociabilidad y la ideología totalitaria de este tipo de grupos.

La noche de los lápices (Argentina, Héctor Olivera, 1986). Trata sobre las víctimas de la dictadura argentina. Historia real. Buen soundtrack (Rasguña las piedras, de Sui Generis).

Guerra de Canudos (Brasil, Sergio Rezende, 1997). Expone cómo la violenta versión tropical del liberalismo se aplicó en el Brasil decimonónico; permite extrapolaciones válidas para otros países.

El estudiante (Argentina, Santiago Mitre, 2011). El filme relata la manipulación a la cual son sometidos muchas veces los movimientos estudiantiles. Relevante para estudios políticos y relativos al mundo académico. Se ubica en la época contemporánea.

Princesas rojas (Costa Rica, Laura Astorga, 2013). Quizás la mejor película costarricense. Una familia involucrada en la Guerra Fría intenta vivir durante los convulsos años ochenta. Muy buenas la escenografía y la contextualización histórica. Actuaciones aceptables.

Machuca (Chile, Andrés Wood, 2004). Narra la tormentosa historia chilena de inicios de los años setenta. Procura una versión narrativa fresca e incardinada en la cotidianidad.

Polvo (Guatemala, Julio Hernández, 2012). Relata sobre las hondas consecuencias socioemocionales que consigo trae un conflicto armado. La caja de pandora bélica impone el pesado fardo de dolorosas y lentísimas pudriciones ulteriores.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/opinion/buenas-peliculas-politicas-latinas/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments