A la Oficina de Recursos Humanos de la UCR

Si Weber se hubiera retirado por jubilación de la Universidad de Costa Rica, habría reelaborado su concepto de burocracia, el cual es llevado al

Si Weber se hubiera retirado por jubilación de la Universidad de Costa Rica, habría reelaborado su concepto de burocracia, el cual es llevado al máximo por las oficinas y personas encargadas de realizar los trámites de liquidación de derechos.  Tendría que haber introducido el término “ventanilla”, que es el recurso por donde, en mi caso, he debido pasar sin respuestas oportunas. Ni el correo electrónico, ni Internet le habrían bastado a Weber para completar su idea de la incompetencia del gobierno desde un escritorio.

Si quien se hubiera pensionado fuera García Márquez, tema tendría para completar sus Cuentos peregrinos y darle un nuevo respiro al realismo mágico. Trámites lentos para certificaciones, papeles que se pierden,  fechas que no se cumplen, gestiones que deben repetirse o una suma pagada de más, dos meses después, en otro escritorio y en otra revisión,  se multiplica por siete.

Si  hubiera sido Kafka, tendría que sumar un capítulo más a El castillo. El gobernado se toparía siempre con un laberinto en donde a cada paso, se le exige un nuevo trámite, una nueva cita, una fecha que nunca llega, un nuevo desengaño…

Pero ahí están los vigilantes de la burocracia de que todo curse como lo indican los sistemas diseñados por ellos mismos. La persona queda desdibujada ante sus imposiciones, ante sus reglas inamovibles. Recursos Humanos, la oficina, carece de información cierta cuando uno acude a preguntar por posibles fechas de pago, o para que le expliquen cuál es la razón de un atraso. La Ley de simplificación de trámites parece no haber hecho ningún efecto ante esta impersonal burocracia de nuestra universidad.

En la academia he tenido la oportunidad de desarrollarme en el campo de la administración de los servicios de salud, y he trabajado el tema de los recursos humanos. Por ello veo una gran brecha entre el mensaje que uno comparte en el aula o ha recibido de sus mentores, y  la respuesta que en mi caso particular he obtenido como trabajador de la docencia. En varios artículos, ponencias o lecciones, he sostenido que por lo general detrás de un trámite hay una necesidad personal o una expectativa por cumplir; he sostenido que la burocracia ha de estar al servicio del ciudadano y no que el ciudadano esté al arbitrio de aquella; he abogado porque se respeten al máximo los derechos de las personas y las medidas que protegen esos derechos; he considerado que la comunicación es esencial entre quien administra y el administrado. En fin, he considerado que el campo de los recursos humanos rebasa el trámite de la planilla salarial que es donde parece que se han estancado este tipo de estamentos.

Todo lo anteriormente escrito sea para un propósito: denunciar la inoperancia de la oficina de recursos humanos de nuestra Universidad de Costa Rica.

Han pasado casi cuatro meses para que se me tramite una liquidación de derechos por cese de funciones. Y aquí estoy, creyendo que todo trabajador, sin importar su cargo y su influencia,  se merece respeto y consideración.

 

Otros Artículos

ff

La asamblea de trabajadores del Programa de Atención Integral en Salud (PAIS) de la Universidad de Costa Rica, ratificaron esta mañana el acuerdo que

La gran escritora mexicana Elena Poniatowska fue reconocida este año con el Premio Cervantes, el más importante en castellano y es la cuarta mujer

A partir de la 1:00 p.m.  de este viernes 22 de Noviembre se darán a conocer los resultados de la prueba de aptitud académica

Marjorie Azofeifa, auxiliar de enfermería del Programa de Atención Integral de Salud (PAIS), inició una huelga de hambre la tarde del pasado martes, a

Por estos días, al atender la política nacional, queda una impresión de esterilidad, de esfuerzo nostálgico, una suerte de reflejo de esa forma tan

Luego de más de tres horas de haber obligado a estudiantes y profesores a salir de las aulas y de cerrar con

Si Weber se hubiera retirado por jubilación de la Universidad de Costa Rica, habría reelaborado su concepto de burocracia, el cual es llevado al