1917

En este año del siglo XX sucederá un hecho sumamente importante para la humanidad, solo comparable con la revolución de 1789 en Francia,

En este año del siglo XX sucederá un hecho sumamente importante para la humanidad, solo comparable con la revolución de 1789 en Francia, como fue la llevada a cabo en Rusia durante los meses de febrero a noviembre.

A diferencia de la francesa, quienes hacen la revolución serán “personas sin nada”, soldados, obreros y campesinos que conquistarán el poder a través de los soviets y el liderazgo político de Vladimir Ilich Ulianov, Lenin.

Este experimento político que durará hasta 1990, ejercerá una notable influencia en el siglo XX en otros países y pueblos del mundo a través de sus ideas como el socialismo y comunismo.

Rusia que todavía a comienzos del siglo XX tenía un sistema político autocrático donde el zar, su poder era legitimado por Dios;  apenas en 1880 había derogado la esclavitud durante el reinado del zar Alejandro II.  A pesar de esta medida progresista el sistema económico era feudal y pocos avances se habían hecho para democratizar la tenencia de la tierra y que los antiguos esclavos tuvieran acceso a ella.

Además este país de vasto territorio, bajo el régimen del zar, Nicolás II había sufrido derrotas militares humillantes como fue la de Japón en 1905 y ahora sufría situaciones similares como fue la I Guerra Mundial, donde hasta  potencias militares extranjeras ocupaban su territorio.

Lenin al regreso de su exilio en Suiza pacta una paz con Alemania y saca a su país de esa guerra que provocaba grandes estragos económicos y sociales en su población, algo que el breve gobierno de democracia parlamentaria de Alexander Kerensky no había logrado conseguir.

Este además adopta un programa económico llamado el NEP, donde se reparte tierra a los campesinos y se permite la tenencia de esta a pequeños propietarios. Sin embargo, el gobierno socialista de Lenin tiene que enfrentar los embates de una guerra civil contra el ejército blanco,  encabezado principalmente por antiguos miembros del fenecido régimen de Nicolás II.  Apenas hasta 1922 el ejército rojo logra derrotar a esta hueste, conducido por el genial Lev Bronstein o Trotsky.

A la muerte de Lenin en 1924, asume Joseph Stalin, quien acelera el proceso de colectivización y adopta los planes quinquenales, los cuales industrializarán un país subdesarrollado y en el plano militar harán posible la confrontación con el nazismo y su intervención en el país, durante la II Guerra Mundial.

Sin embargo, durante el largo período de gobierno de este que llega hasta 1952, con su muerte natural, el país sufre las famosas “purgas”, donde son asesinados sus oponentes políticos y adversarios del  régimen.  Entre ellos Trotsky, ultimado en su casa de Coyoacán, México en 1940.

Este lamentable hecho contribuirá al desprestigio del socialismo y marxismo-leninismo que su sucesor Nikita Kruschev en el 20º congreso del partido comunista de la URSS en 1956 denunciará.

Problemas con nacionalidades y otras repúblicas que conformaban la URSS más problemas serios de abastecimiento de bienes de consumo dentro de la economía a finales de los años 80 y una caída de los precios del petróleo, harán que el sistema socialista y el control único del partido comunista llegue a su fin a principios de los años 1990.  Con un golpe de estado  encabezado por el vicepresidente Gennady  Yanayev, miembros del partido y el aparato militar contra el secretario general y presidente Michail Gorbachev.

Con esto culminará la gran idea del socialismo llevada a cabo por primera vez en un país grande e importante de Europa, como alternativa al capitalismo. Y lo que el actual presidente de Rusia, Vladimir Putin, llama “la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comments