Yanomamis de Brasil exigen expulsión de mineros ilegales para frenar la pandemia

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro ha cuestionado la extensión de la tierra indígena yanomami y defiende la explotación económica de áreas de preservación, demarcadas en 1992.

Líderes de organizaciones indígenas lanzaron una campaña para exigir a las autoridades brasileñas la expulsión de los mineros ilegales del territorio indígena yanomami, a fin de frenar la propagación del nuevo coronavirus en el norte del país.

Titulada «#ForaGarimpoForaCovid» (Fuera minería, Fuera Covid»), la campaña, apoyada por organizaciones de derechos humanos brasileñas e internacionales, busca reunir 100.000 firmas para pedir acciones a los poderes Ejecutivo y Legislativo.

«Necesitamos urgentemente evitar que más enfermedades se propaguen entre nosotros. Los mineros entran y salen de nuestras tierras en busca de oro, sin control», dice el documento disponible en línea.

Organizaciones como Survival International y el Instituto Socioambiental (ISA) estiman que hay unos 20.000 mineros ilegales en territorio yanonami, de 96.000 km2.

Los yanomamis, presentes también en Venezuela y con casi 27.000 miembros en Brasil, fueron devastados al igual que otros pueblos indígenas en los años 70 por las enfermedades propagadas por colonos establecidos en la región, a la par que sufrían sanguinarias invasiones de buscadores de oro.

Brasil, con más de 500.000 diagnósticos positivos y casi 30.000 muertes, es el segundo país del mundo con más casos y el cuarto con más víctimas fatales.

Hasta el 30 de mayo, según un balance de la no gubernamental Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), 76 pueblos indígenas estaban afectados por la enfermedad, dejando 1.747 contagiados y 167 muertos. Tres yanomamis ya fallecieron de covid-19.

«Es un problema recurrente pero ahora [con la pandemia] es urgente», dijo a la AFP Antonio Oviedo, investigador del ISA.

Oviedo participó en un estudio realizado con la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) para evaluar el impacto de la pandemia en la tierra indígena yanomami. El documento estima que si no se toman acciones, 40% de los yanomamis que viven cerca de las áreas invadidas por los mineros (casi 14.000) podría contagiarse con el virus.

«Los mineros están entrando en la tierra indígena yanomami con contaminación de covid-19. Es una situación muy grave para los yanomamis y por eso estamos haciendo una gran campaña para que los no indígenas se preocupen con nuestra situación. El coronavirus puede matar a muchos yanomamis», dijo Dario Kopenawa, líder de la Asociación Hutukara Yanomami, citado por Survival.

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro, que asumió el Ejecutivo en enero de 2019, ha cuestionado la extensión de la tierra indígena yanomami y defiende la explotación económica de áreas de preservación, demarcadas en 1992.

«El contexto político no es nada favorable, tenemos un Ministro de Medio Ambiente (Ricardo Salles) que ve la pandemia como una oportunidad para aprobar legislación que debilite la protección ambiental, pero por otro lado es responsabilidad del Estado detener esta actividad ilegal y criminal», dijo Oviedo.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments