Vizcarra nombra a exmilitar como jefe de gabinete ante crisis política en Perú

El general retirado Walter Martos, quien era ministro de Defensa, reemplaza a Pedro Cateriano, a quien el Congreso negó el martes un voto de confianza y debió renunciar solo 20 días después de haber asumido.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, designó el jueves como jefe de su gabinete al general retirado Walter Martos, quien era ministro de Defensa, para superar un choque con el Congreso en medio de un rebrote de la pandemia.

Martos reemplaza a Pedro Cateriano, a quien el Congreso le negó el martes un voto de confianza y debió renunciar solo 20 días después de haber asumido.

Esa crisis obligó a Vizcarra a designar un nuevo presidente del Consejo de Ministros en un plazo de 72 horas y reformar su gabinete.

El nuevo equipo ministerial que encabezará Martos es el quinto que el mandatario peruano, quien inició a fines de julio el último año de su gobierno, designa desde que asumió el poder en marzo de 2018.

Vizcarra juramentó a los 19 ministros durante una ceremonia en el Palacio de Gobierno, transmitida por la cadena estatal de televisión.

Tanto las ministras de Salud, Pilar Mazzetti, y la de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, mantuvieron sus cargos en el nuevo equipo.

Tras jurar al nuevo gabinete, el presidente exhortó a la clase política peruana a cerrar filas ante la pandemia.

«No nos pongamos obstáculos entre nosotros, de nosotros depende la vida y salud de miles de peruanos, es momento de unidad sin distingos políticos o religiosos», dijo Vizcarra.

La opositora Keiko Fujimori aseguró que su partido Fuerza Popular (derecha populista), minoritario en el Congreso, respaldará al gobierno.

«Vivimos una situación muy dramática de emergencia nacional. Desde Fuerza Popular reafirmamos que el país está por encima de cualquier diferencia personal o partidaria. Necesitamos superar esta crisis política a la brevedad posible», tuiteó Fujimori.

Primer militar en una década

Martos, general de división de 62 años que se retiró en 2013, es el primer militar en una década que ocupa la presidencia del Consejo de Ministros. En 2011 lo hizo Oscar Valdés, un teniente coronel retirado del ejército, en el mandato de Ollanta Humala.

El flamante presidente del Consejo de Ministros deberá en lo inmediato tender puentes hacia el Congreso, controlado por una variopinta alianza de cuatro partidos populistas de centroderecha e izquierda.

El nuevo jefe de gabinete deberá comparecer ante el Congreso en un plazo de 30 días para exponer su plan de gobierno.

El Congreso exige a Vizcarra priorizar la atención sanitaria y la recuperación de la economía, que colapsó durante los casi cuatro meses de confinamiento por la pandemia, levantado el 1 de julio.

El presidente peruano carece de partido y de bancada en el Congreso, una situación que lo hace vulnerable, pero suple esa desventaja con un fuerte respaldo en los sondeos con más del 60% de aprobación.

La crisis política estalló en medio de un rebrote de la pandemia en Perú, tras el fin de la cuarentena.

El miércoles el país registró una cifra récord de 221 muertes por coronavirus y 7.734 nuevos casos, la segunda mayor cifra diaria de contagios desde los 8.805 del 31 de mayo, según el balance del Ministerio de Salud.

Con 447.624 casos y 20.228 decesos por coronavirus, el país andino de 33 millones de habitantes es tercero en América Latina en casos y decesos por coronavirus, detrás de Brasil y México.

Controversia en Educación

Vizcarra mantuvo también en su equipo al ministro de Educación, Martín Benavides, cuya cabeza reclamaba un sector del Congreso opuesto a una reforma universitaria.

El Congreso tiene previsto interpelar este viernes a Benavides, lo que podría acabar en una censura y su renuncia.

«Es un poco confrontacional insistir con Benavides en el gabinete», dijo a la radio RPP la legisladora Zenaida Solís, del centrista Partido Morado.

El presidente había declarado el martes que no negociaría la reforma universitaria con el Congreso, luego de la censura a Cateriano.

Alva, la ministra de Economía y Finanzas, también será interpelada próximamente por el Congreso por la caída económica durante la pandemia.

El PIB de Perú disminuyó un 17% en los primeros cinco meses del año y se prevé que una contracción anual de 12,5% en 2020.

por Luis Jaime Cisneros

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments